PLAN PARA REACTIVAR EL ALGODÓN

PLAN PARA REACTIVAR EL ALGODÓN

Con el propósito de recuperar la competitividad del cultivo del algodón a nivel nacional, la Corporación Colombiana de Investigación Agropecuaria (Corpoica), en colaboración con Colciencias y el Servicio Nacional de Aprendizaje (Sena), viene trabajando en un programa macro de reactivación, basado en la investigación y la transferencia de tecnología.

03 de julio 1998 , 12:00 a. m.

El plan involucra a tres regiones principalmente: la Costa Atlántica, el Tolima y los Llanos Orientales, región esta última donde las áreas de siembra han caído de manera considerable durante los últimos años.

A nivel local el programa está dirigido por el ingeniero agrónomo Darío Leal Monsalve, coordinador del grupo de investigación agrícola de la regional 8 de Corpoica y cuenta con el apoyo de un grupo interdisciplinario de profesionales.

El plan, que está diseñado a tres años y empezará en agosto, se desarrollará en torno a cinco áreas específicas de estudio.

La primera de ellas es el campo de mejoramiento genético. Se pretende buscar, mediante investigación, variedades de algodón de adaptación local que reemplacen las tradicionalmente utilizadas, como por ejemplo la variedad norteamericana Deltaphine 61.

En este aspecto se buscan variedades de mejor tipo de fibra, más resistente a las enfermedades, acorde a las exigencias del mercado y de mayores rendimientos.

Según Leal Monsalve, aunque en la región llanera se ha venido trabajando de manera muy tímida sobre el cultivo del algodón, en los últimos dos años hemos realizado algunas evaluaciones para introducir nuevas variedades. El año pasado sembramos un banco de germoplasma y seleccionamos materiales bajo estas condiciones. Ya hay dos líneas provenientes del Cesar que son bastante buenas , dijo.

El funcionario indicó que también se pretende resolver el problema que representa para el algodón la llamada inmadurez de la fibra. Para el efecto se analizarán las variables clima-planta y medio ambiente.

Dicho trabajo se inició el año anterior y ya se están evaluando, por ejemplo, qué materiales demuestran buen comportamiento en la parte nutricional. Así mismo se han hecho monitoreos, a través de una estación experimental, de aspectos relacionados con la luz, la densidad, la temperatura y la humedad.

Otro trabajo tiene que ver con el manejo de plagas, específicamente de insectos. En el caso del algodón, las enfermedades no son tan limitantes; además de que el Llano es favorecido porque existe un alto control biológico natural y no hay plagas específicas que tienen otras regiones del país, como el caso del picudo. En consecuencia, el número de aplicaciones químicas es muy reducido.

El cuatro aspecto está relacionado con la aplicación de sistemas de labranza de conservación que consiste en tratar de hacer un uso más racional al suelo, a través de adecuados sistemas de preparación y mediante la utilización de cinceles fijos o vibratorios para romper las capas endurecidas del suelo y trabajar allí sistemas de rotación, donde se puedan mezclar maíz-algodón y arroz-algodón.

También se incluye un mejoramiento de la fertilización, a que los materiales que se van generando requieren de ajustes en cuanto sus niveles de nutrición.

En otro lugar está la transferencia de tecnología, mediante la cual se busca mostrar los adelantos investigativos, ponerlos en práctica y divulgarlos, a través de publicaciones, giras técnicas, días de campo y demostraciones de método.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.