FERIA DE CARROS DEL ESTADO

FERIA DE CARROS DEL ESTADO

Si cada colombiano le ayudara al gobierno nacional a pagar lo que gastan sus carros, tendría que desembolsillar 4.500 pesos.

26 de enero 1998 , 12:00 a. m.

Y es que por las carreteras de Colombia circulan más de 30.000 vehículos oficiales que demandan gastos superiores a los 165.000 millones de pesos, dinero suficiente como para realizar dos pistas alternas de Eldorado.

Hasta el próximo 30 de marzo tienen plazo todas las entidades del Estado para presentar sus informes sobre el gasto en parque automotor a la Contraloría General de la República. No obstante, en sólo un año el gasto en carros, choferes y conductores creció un 167 por ciento, al pasar de 59.993 millones de pesos en 1995 a 160.819 millones en 1996.

Sólo el parque automotor total del gobierno central sin contar las empresas industriales y comerciales del Estado tuvo gastos en 1996 por 33.652 millones de pesos.

La entidad del Estado que más gasta en carros es el Ministerio de Defensa que sólo un año pasó de 16.352 millones a 90.541 millones de pesos.

A Mindefensa le sigue la Policía Nacional con 53.125 millones de pesos, en 1995 sólo había empleado 26.392 millones en su parque automotriz.

Entre los gastos de funcionamiento de todas las entidades sobresalen los salarios de los conductores y la gasolina.

La Fiscalía también es una entidad que no anda a pie, pues en 1996 gastó 5.625 millones de pesos, una cifra significativa si se tiene en cuenta que en el año anterior sólo destinó 3.899 millones de pesos.

No informan El Congreso de la República es una de las entidades que más ha reducido sus gastos en automotores, según los informes de la Contraloría General de la República, pero esto tiene una explicación: el Senado no ha hecho reportes desde hace un par de años. Las últimas cifras que se conocieron de los padres de la patria fueron de 1995.

Por su parte, las superintendencias se encuentran entre las entidades del Estado que menos invierten en carros, gasolina y conductores. Por ejemplo, la Superintendencia Bancaria gastó en 1995, 116 millones de pesos y en el último reporte aparece gastando 100 millones. Situación similar la viven la de Subsidio Familiar y la de Sociedades.

El Departamento de Planeación Nacional pasó de gastar 164 millones en 1995 a más de 237 millones de pesos en el 96.

En carros La Procuraduría, entidad encargada de investigar cualquier uso indebido de los bienes nacionales también tiene rabo de paja , pues en un año pasó de utilizar 951 millones de pesos en su parque automotor, a 2.774 millones.

Hace poco menos de un año el Ministerio Público recomendó a los empleados públicos que las fotos de inauguraciones con políticos o en actos sociales, los halagos públicos y el uso de carros u otros bienes del Estado para las campañas y las recomendaciones a sus subalternos para que respalden a determinado candidato quedarían bajo su lupa.

Pese a las recomendaciones, la Dirección Nacional de Investigaciones Especiales tiene sobre el tapete varias denuncias presentadas ante los distintos delegados de la Procuraduría de vehículos oficiales que están haciendo política.

En días pasados la Procuraduría investigó al ex-ministro de Transporte, Carlos Hernán López; al ex-viceministro de Minas y Energía, Armando Galvis, y a la ex-gobernadora de Cundinamarca, Leonor Serrano de Camargo, por participar supuestamente en actividades proselitistas y en vehículos oficiales.

El caso del helicóptero del Ministerio de Transporte, utilizado por López y por Galvis para desplazarse a diferentes regiones con congresistas de su grupo político, destapó una serie de denuncias en todo el país sobre el uso de los carros oficiales en política.

Galvis viajó a Villacaro (Norte de Santander) con las representantes Carlina Rodríguez e Isabel Celis, y participó en un acto político, que dos días más tarde obligó a que el funcionario presentara su carta de renuncia.

Posteriormente, se conoció un video en el que el Carlos Hernán López aparecía en un acto público en Choachí (Cundinamarca), con las representantes Carlina Rodríguez e Isabel Celis.

La Constitución del 91 es clara en cuanto al uso de recursos oficiales para hacer política, y prohibe el uso privilegiado de los bienes del Estado (vehículos, helicópteros u otros bienes bajo su custodia).

El Ministerio Público alertó a todas sus dependencias en el territorio nacional para que recepcionen las denuncias de los ciudadanos y adelanten las investigaciones respectivas en lo que hace relación con intervención en política y la utilización de bienes del Estado como vehículos en actividades proselitistas.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.