ES NECESARIO

ES NECESARIO

La elección de Ernesto Samper como candidato Unico a la preseidencia por el liberalismo, puso el debate económico en un punto candente. En entrevista con Portafolio, Samper esboza su programa de gobierno, el cual tiene como fundamento la concertación, la generación de empleo, la promoción del recurso humano y tecnológico y la incorporación de un plan exportador. Hace 15 dias, el aspirante por la Nueva Fuerza Democrática, Andrés Pastrana, dio a conocer sus estrategias económicas y empresariales.

14 de marzo 1994 , 12:00 a.m.

Según Samper, nunca antes como hoy, parece tan importante la concertación entre los distintos agentes económicos.

La escogencia ayer de Ernesto Samper Pizano como candidato oficial del Partido Liberal a la presidencia de la República, hace que la campaña para definir al sucesor de César Gaviria, entre en una etapa de gran interés para los colombianos: se cierra el abanico de aspirantes.

El próximo ocho de mayo se realizará la primera vuelta presidencial. Si uno de los candidatos alcanza una votación superior al 50 por ciento, automáticamente será proclamado Presidente de Colombia para el período 1994-1998. Si no, los dos primeros irán a una segunda vuelta.

Hace dos semanas, Portafolio presentó las propuestas económicas de Andrés Pastrana en caso de ser elegido Presidente.

Ahora, es el primer medio de comunicación en presentar la plataforma económica y empresarial de Ernesto Samper, pocas horas después de ser el candidato oficial de su partido.

Es el esfuerzo editorial realizado, los merecen nuestros lectores. Cómo cree que le fue a la economía nacional en el año 1993?. Tiene preocupaciones sobre la situación?.

El año 1993 fue un buen año para el país. La economía creció en forma satisfactoria, se recuperó la inversión privada y disminuyeron las tasas de desempleo en las principales ciudades. Además, el gobierno adelantó los primeros pasos para superar la grave crisis del sector agropecuario, mediante formas de apoyo que quedaron consignadas en la Ley Marco del Sector Agropecuario.

Entre las preocupaciones sobresalen el déficit en el comercio exterior como consecuencia del aumento de las importaciones y el lento crecimiento de las exportaciones y el aumento preocupante del gasto público. Este año tendrán que atacarse estos problemas si queremos evitar la revaluación del peso.

Usted formó parte del equipo ministerial de César Gaviria. Sus propuestas tienen diferencias con las del actual mandatario? El gobierno ha implementado con éxito el proceso de apertura económica que beneficia al país, porque ha estimulado la modernización de la economía nacional y nos ha integrado a los flujos de inversión y tecnología internacionales. La flexibilización laboral y del mercado cambiario, la modernización institucional del comercio exterior, la liberación de restricciones a la inversión extranjera, la eliminación de la licencia previa para importaciones y la disminución de aranceles, son medidas importantes y convenientes que aspiro a consolidar.

El gran desafío hacia adelante es el de llevar los beneficios del crecimiento económico a la gente, impulsando una política social moderna y de empleo productivo para que Colombia pueda alcanzar el crecimiento con equidad y no correr los riesgos de un Chiapas o un Caracazo. Como encausaría Usted el desarrollo del sector privado, en momentos en los que el libre mercado parece ser el factor dominante?.

Desde cuando fui ministro de Desarrollo sostuve que la apertura exigía un cambio profundo en la mentalidad y las actitudes del sector privado, oficial y sindical, así como las relaciones entre ellos. Estado y mercado no son términos excluyentes. Necesitamos más mercado y un mejor Estado, más moderno, más eficiente y más comprometido con el éxito de la actividad productiva y la inversión social. Entre el sector privado y los patrones u trabajadores deben primar actitudes de cooperación y no de conflicto. Ahora, frente a la competencia extranjera, estamos todos en el mismo canasto .

Me complace que estas ideas hayan sido confirmadas por el estudio de Monitor, contratado por el actual gobierno y presentado hace un par de meses.

Cree que con los niveles actuales de inflación, el país va por buen camino? El descenso de las tasas de inflación constituye un logro importante del actual gobierno. Debemos perseverar en esta senda de reducción gradual de las tasas de inflación, hasta que logremos niveles inferiores al 10 por ciento anual.

No comparto la posición de quienes afirman que no es posible crecer aceleradamente y al mismo tiempo reducir las tasas de inflación. En el próximo gobierno demostraremos que esta es una meta posible mediante una política concertada con el sector privado, el Banco de la República, los trabajadores y el gobierno.

Cual es su propuesta económica para Cusiana?. Está de acuerdo con guardar la plata en el exterior?.

Me propongo liderar un amplio acuerdo político, de alcance nacional y regional, para garantizar el manejo adecuado y la inversión eficiente de los recursos procedentes de Cusiana.

Constituiremos por Ley un Fondo de Inversiones y Estabilización Petrolera, como lo ha propuesto Fedesarrollo. Este Fondo ahorrará e invertirá en el exterior, durante los primeros años, una parte de esos ingresos, de modo que se reduzcan las presiones de revaluación y que las inversiones no se realicen todas de una vez, sino gradualmente.

Impulsaremos la ejecución de Planes Decenales de Inversión, concertados con las regiones, que garanticen la inversión eficiente de estos recursos en programas prioritarios de inversión en capital humano, desarrollo científico y tecnológico y mejoramiento de la infraestructura física del país.

Trabajaré con la junta directiva del Banco de la República en el diseño de la política económica que nos permita evitar la revaluación, estimular la inversión privada y acelerar el crecimiento económico, la generación de empleo y la inversión social, a tiempo que continúe la tendencia actual de disminución gradual de la tasa de inflación.

Cual cree que es el problema principal de corto plazo, que deberá enfrentar el nuevo gobierno?.

Uno de los objetivos prioritarios de mi gobierno será combatir la inseguridad en sus dos manifestaciones principales: la inseguridad diaria de las grandes ciudades y el terrorismo y la guerrilla. Contra la inseguridad ciudadana que ha convertido nuestras capitales en infiernos invivibles he propuesto devolver la Policía al ciudadano, purificar y tecnificar esa institución y aumentar el pie de fuerza. Vamos a sacar a las grandes ciudades y especialmente a Bogotá del trancón de la inseguridad. Contra el terrorismo, la guerrilla y otras formas de violencia organizada, he propuesto continuar el proceso de modernización de las Fuerzas Armadas, centralizar las labores de inteligencia y recuperar para el estado el monopolio de la fuerza.

También he dicho que la inseguridad y la violencia se combatirán no solo con el poder disuasivo de las armas, sino mucho más importante con la fuerza disuasiva de la inversión social y el empleo. Más personas trabajando, más familias con vivienda, más niños y jóvenes con educación y salud, son menos guerrilleros en los campos, menos delincuentes en las calles y menos milicianos populares.

Mayor empleo y mejor calificación es una prioridad del país. Se habla de que Colombia está en el tope de la informalidad. Cuáles son sus propuestas?.

La generación de empleo y su calidad serán la prioridad en mi programa de gobierno. El desempleo, el subempleo y el empleo precario privan al país de la contribución de sus ciudadanos y niegan a ellos las posibilidades de una mejor vida. Impiden el desarrollo de una sociedad más próspera, más equitativa y más solidaria.

Todo mi programa económico y social tiene ese propósito. La estrategia económico que planteo a los colombianos se orienta a crear más oportunidades de trabajo productivo y a invertir en la gente, en la formación de ciudadanos nuevos que puedan aprovechar eficientemente esas nuevas oportunidades de trabajo y todas las que brinda el pertenecer a una sociedad que está creciendo. Vamos a crear un millón y medio de nuevos empleos en los distintos sectores de la producción.

Y cómo se crearán esos empleos?.

Lo lograremos en primer lugar creciendo a un ritmo más acelerado que el actual, por lo menos a un seis por ciento en la primera etapa. En segundo lugar, aseguraremos que todo el plan económico esté dirigido a esta meta y por ello éste se basa en programas como el plan exportador, el de infraestructura, la recuperación del campo y la inversión en capital humano, constituyen excelentes generadores de nuevas oprtunidades de trabajo.

Garantizaremos que la internacionalización de la economía nacional sirva a este propósito nacional de generar más y mejores puestos de trabajo. Y en tercer lugar, adelantaremos programas específicos que faciliten la consecución de empleo para los grupos sociales más afectados tanto por el desempleo como por el subempleo.

Desarrollaremos un ambicioso programa de entrenamiento y ubicación laboral, orientado principalmente a los jóvenes, a las mujeres y a los nuevos cesantes. Para los jóvenes profesionales modificaremos el programa de aprendices para facilitarles su vinculación al mercado laboral, consiguiendo en los próximos cuatro años más de 200.000 contratos de aprendizajes en un trabajo conjunto con el sector privado. Ampliaremos las oprtunidades de trabajo y horario flexible y tiempo parcial para facilitar un mayor empleo femenino. Igualmente, fortaleceremos todos los instrumentos de apoyo a la empresa familiar, a la microempresa, a las organizaciones solidarias y a la pequeña y mediana empresa, que son los mayores generadores de empleo.

La competitividad es otro desafío para nuestro país. ?Tiene fórmulas para estimularla?.

El gobierno liberal del Presidente Gaviria se ha esforzado en introducir el concepto de competitividad en el sistema productivo colombiano. Se trata de un requisito indispensable para el éxito del proceso de apertura económica ya que como lo ha señalado el Profesor Porter, las ventajas en el mundo de hoy no solamente existen sino que se fabrican utilizando la tecnología y aprovechando el conocimiento.

La globalización de la economía se seguirá consolidando y las naciones, más que en ricas y pobres, se dividirán entre aquellas que saben y las que no saben. La competitividad de la industria colombiana será ante todo, entonces el resultado del uso eficiente de tecnología aplicada a la producción y la calificación de nuestra mano de obra. Cada vez menos la disponibilidad de recursos naturales o el costo de la mano de obra determinarán qué país tiene ventajas.

En el Siglo XXI Colombia tiene el gran reto de montarse en el tren de la ciencia y la tecnología para consolidar su desarrollo. Por ello, he propuesto llevar a cabo un ambicioso programa de capacitación del recurso humano orientado a la investigación y desarrollo de tecnologías apoyado en las universidades y en los centros de productividad y competitividad que para tal efecto crearemos.

En mi reciente visita a Japón, comprometí algunas empresas para desarrollar en Colombia un Centro de productividad como los que han desarrollado, con notable éxito en el Asia.

Los servicios públicos constituyen una preocupación permanente de los colombianos del común. Cree que el asunto merece una revisión?. Como Ministro tuve la oportunidad de expedir un Estatuto de Servicios Públicos que buscaba fundamentalmente proteger a los colombianos de los abusos que se cometen en las empresas de servicios. Como Presidente impulsaré la aplicación de este estatuto y adelantaré un amplio plan de difusión de los derechos que tienen los usuarios frente al Estado para evitar atropellos e injusticias. Al tiempo tenemos que trabajar para hacer más eficiente la prestación de estos servicios a través de una mayor participación de la empresa privada y de la misma comunidad organizada, debemos introducir al tiempo que se modernicen y despoliticen las empresas públicas para poder competir con eficiencia.

Pacto social Todavía cree en la concertación?.

Nunca antes, como hoy, parece tan importante la concertación entre los distintos agentes económicos. Para afrontar con éxito los retos del desarrollo, crecer aceleradamente y competir con fortuna en los mercados internacionales, es necesario que el Estado, la iniciativa privada, las organizaciones sociales y los demás estamentos de la sociedad conjuguen sus esfuerzos en una misma dirección.

Un ejemplo específico de concertación? La generación de empleo y la competitividad son una responsabilidad de todos. Aumentando la productividad, las empresas colombianas podrán exportar más y competir mejor frente a las importaciones. También podremos mejorar los salarios reales y mantener bajo control la inflación. Convocaré a los gremios y empresarios, al movimiento sindical, a los profesionales y fundaciones y a los gobiernos departamentales y municipales, para que con el gobierno nacional se comprometan en un acuerdo social alrededor del empleo productivo.

Está satisfecho con las tasas de crecimiento de la economía colombiana?.

Las tasas de crecimiento económico en los últimos años han sido decepcionantes (promedios inferiores al cuatro por ciento anual). Colombia puede y tiene que crecer a tasas superiores al seis y medio por ciento anual, de manera sostenida si queremos cumplir con unas metas mínimas de empleo como las que he propuesto. El programa económico que he puesto a consideración de los colombianos garantizará ese crecimiento. Lo importante no es solo que la tasa de crecimiento aumente, sino que seamos capacies mediante una política social moderna de beneficiar al mayor número de colombianos.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.