TODOS COMETEMOS ERRORES

TODOS COMETEMOS ERRORES

Los primeros 10 días del Año Nuevo Judío son 10 Días de Contrición. Su culminación, el décimo día, es el Yom Kippur; Día de Expiación, el día más sagrado del calendario judío. Es el momento de examinar nuestra conducta en la vida y reconsiderar nuestro papel en la sociedad.

27 de septiembre 1998 , 12:00 a.m.

El Yom Kippur es también el Día del Juicio, cuando pedimos a Dios que ayude a la humanidad a superar sus crisis espirituales. Es un período de 24 horas de ayuno, examen del alma y búsqueda de expiación.

Fue en este marco que el Cuadragésimo Segundo Presidente de los Estados Unidos, Bill Clinton, aceptó conceder esta entrevista sobre el escándalo sexual en que se ha visto envuelto y respondió sin rodeos a todas las preguntas que se le hicieron.

Clinton está convencido de que los Estados Unidos y el resto del mundo estarán mejor servidos si puede continuar en la presidencia. Y aunque acepta que está pasando por una dura experiencia personal cree que la actual situación hará de él un mejor presidente, un mejor esposo, un mejor padre y un mejor ser humano .

Una parte central de la liturgia del Yom Kippur es la Confesional ; un apelación a Dios en busca de perdón, y expiación de todos los pecados cometidos. Cuál es su visión de cara a esta fecha en vista de lo que ha vivido en las últimas semanas? Teniendo en cuenta la insólita situación pública en que me encuentro, todas las oraciones de la liturgia del Yom Kippur que me han enviado los clérigos me han sido de ayuda. Estas oraciones confirman la verdad fundamental de que la condición humana es frágil y propensa al pecado. Eso es algo que yo comparto con los demás. Pero lo más importante no es que pueda decir, gracias a Dios que no soy el único pecador del mundo , lo importante es que pueda creer en la realidad de la expiación y en la concesión final del perdón.

Estas consideraciones me han ayudado realmente. Algunos me han expresado su pesar por el hecho de que mi vida privada haya sido expuesta al mundo entero. La publicidad no me ha molestado tanto como el pecado en sí, pero me ha dado la oportunidad de buscar consejo espiritual para pensar mejor en lo que he hecho y concentrarme en la forma de expiar mis pecados para obtener el perdón, seguir adelante y reconstruir mi vida, tanto en el ámbito familiar como en el nacional.

Cuál cree que es el precio que tendrá que pagar? Ya estoy pagando el precio, eso es evidente. Esta publicidad ha tenido un efecto abrumador.

Cada día tengo que pagar un precio. Si una persona tiene conciencia y yo la tengo esa persona paga con sufrimientos y ese precio es el más alto de todos.

En qué forma espera cambiar y enmendarse? Me ocupo de eso todos los días. Es un proceso de curación diario. Consiste en algo más que no volver a cometer los errores cometidos. Consiste en rehacer mi matrimonio y en reconstruir todo el edificio de relaciones basadas en verdades fundamentales. Ese es el verdadero asunto aquí... Esa es la única forma de recuperar la confianza del pueblo estadounidense, la confianza de mi familia y la de los más allegados a mí.

Cómo hará para ser un mejor presidente? Ahora estoy pasando por una costosa experiencia personal. Espero que esto me haga más fuerte y justo. Si la gente puede ver eso en mí, creo que mi capacidad para ser un presidente eficiente y hacer cosas buenas para el pueblo estadounidense y los pueblos del mundo se fortalecerá también.

Cómo cree que saldrá de la actual situación? Primero, creo que a la postre beneficiará mi matrimonio y mis relaciones con otros.

Puedo hacer más por convencer a la gente de que quiero hacer las cosas bien. Espero que el pueblo estadounidense esté ahora más dispuesto a apoyarme, porque toda persona consciente y honesta ha sido afectada por algo en la vida. De modo que se percibirá que yo puedo alejarme de esto y emprender mi camino con nuevas energías. En los próximos días nos esperan numerosos graves desafíos. Ahora me siento más libre de actuar que antes.

Cuál cree que haya sido el impacto de su mala conducta personal en el extranjero? Yo no quiero que el resto del mundo crea que Estados Unidos se ha entregado a una forma de orgía de autodestrucción. Yo temo que ellos crean que somos irresponsables y que estamos desviando nuestra atención de los desafíos fundamentales que compartimos con otros pueblos y otros países. Ellos necesitan confiar en el pueblo estadounidenses y en que haremos lo que es correcto y estaremos a la altura de nuestra responsabilidad con el resto del mundo. Yo quiero que ellos comprendan que nuestro gobierno funciona bien, que yo estoy haciendo mi trabajo y que seguimos siendo buenos y confiables aliados.

Cree que perdió la confianza de los líderes mundiales? Los que me han telefoneado dándome aliento creen que yo no he hecho nada en mi vida pública que afecte su confianza, y que mi vida privada buena o mala, triste o alegre no es de su incumbencia. De modo que estimo que los líderes extranjeros tienden a ver este episodio de una forma completamente diferente. No hay razones para que, de acuerdo con mi récord público, ni ellos ni los estadounidenses duden de eso.

Yo estoy trabajando duro en el proceso de cicatrización con mi familia, al tiempo que me ocupo de los intereses del pueblo.

En el Yom Kippur, el pueblo judío hace ayuno durante 24 horas. Esa es una forma de colocarse en un marco mental propio para expiar. Cómo piensa expiar sus culpas? Es importante estar en el correcto marco mental. Para mí, expiación no es sólo expiar una cosas específica mal hecha, sino también lidiar con las actitudes en torno a este hecho, como son el deseo de ripostar, la ira y todos los demás sentimientos destructivos. Hay que expiar todo eso y después tratar, dentro de lo humanamente posible, de alcanzar el estado mental que el pueblo judío trata de alcanzar en el Día de Expiación.

Cómo describiría usted su actual situación mental? Creo que es saludable e íntegra. Yo soy básicamente una persona positiva y optimista. Yo creo que puedo hacer lo que necesito hacer en mi proceso de curación, y que el pueblo estadounidense hará lo que necesita hacer. Yo creo que podemos realizar cosas aún más grandes juntos bajo mi dirigencia.

Cómo se siente en lo personal y como presidente de los Estados Unidos? En el transcurso de esta desgarradora experiencia he sentido la necesidad de sacar el mayor partido posible al resto de mi vida. No quiero volver a desilusionarme conmigo mismo ni a desilusionar a mi esposa y a mis seres queridos. Cada día es un regalo para hacer el trabajo que tengo que hacer y estoy decidido a usar sabiamente cada momento de cada día para estar plenamente al mando y aprovechar esa dádiva a fin de poder hacer lo que haya que hacer por los demás.

Qué diría ahora a los niños del mundo que le admiran y ven en usted un modelo? Les diría que todos podemos cometer errores, incluso los presidentes. Esa es la mala noticia. La buena noticia es que si se reconocen los errores y se cambia se puede seguir adelante en libertad de nuevo, y que básicamente yo no soy un ejemplo de alguien que puede romper las reglas en la vida impunemente por ser poderoso.

Yo soy un ejemplo de que no se pueden romper las reglas, independientemente de quien se sea. Y de que si se rompen, es preciso pasar por un período de expiación antes de seguir adelante.

Qué ha aprendido de esta experiencia? Lo positivo es esforzarnos y hacer diario inventario, organizar el comienzo y el fin del día y, como dicen las Escrituras, no dejar que la puesta del sol nos sorprenda llenos de ira. Es preciso que cada día sea un nuevo comienzo. Todos los días suceden muchas cosas personales y profesionales que pueden alterarnos. La idea es organizar la vida para recuperar el rumbo.

Cómo hace para evitar anegarse en lamentos? En vez de lamentarme lo que hago es reparar mi vida y mi matrimonio y mi vida familiar y las relaciones con mis amigos. Mi esposa es una mujer notable, y su fortaleza y apoyo son una inspiración para mí en esta hora de dolor.

Ahora, yo no estoy anegado en lamentos. Por qué perder otro día? Por qué estar en prisión otra hora? Debemos reconocer, expiar, arrepentirnos y, después, seguir adelante. La conciencia nos asalta de vez en cuando, pero creo que lo que se impone es una acción responsable y un cambio. Yo simplemente necesito disciplina para combatir los sentimientos negativos y creo que lo lograré.

(*) Trude B. Feldman es corresponsal en la Casa Blanca de Universal Press Syndicate (c).

La verdad fundamental es que la condición humana es frágil y propensa al pecado.

No quiero volver a desilusionarme conmigo mismo ni desilusionar a mis seres queridos.

Mi esposa es una mujer notable, y su fortaleza y apoyo son una inspiración para mí en esta hora de dolor , dijo Clinton en la famosa Oficina Oval.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.