LLUVIA DE FLORES PARA LILIANA HOYOS

LLUVIA DE FLORES PARA LILIANA HOYOS

Liliana Hoyos Sánchez le madrugó a su fiesta. Un poco antes de las ocho de la noche del pasado sábado, en alegre recorrido despertó la ciudad al son del millo y la tambora, en una abierta invitación a su pueblo para que viva y goce del carnaval.

28 de enero 1998 , 12:00 a. m.

Luciendo una estilización que Amalín de Hazbún llamó Lluvia de flores para Barranquilla , la soberana de las carnestolendas, cumplió así su primer encuentro con el público, quien en algunas calles se mostró sorprendido al encontrar en su paso la guapachosa caravana y sin pensarlo dos veces se unieron a ella.

Así, durante cuatro horas y bajo una lluvia de flores Liliana se tomó la ciudad . Fue un multicolor y ruidoso desfile que cubrió el sector norte y parte del sur. La reina, siempre dispuesta saludaba a quienes salieron a ver su paso y por supuesto no faltaron los espontáneos parejos que la invitaron a bajar del carro de bomberos para que bailara con ellos.

Uno de estos encuentros fue en la calle 93 con carrera 50, donde armó el desorden en plena calle demostrando que es una gran bailarina de cumbia. Casi que obligada, Liliana debió subir nuevamente al carro real , que la llevó rumbo al primer templete en el parqueadero del Estadio Romelio Martínez patrocinado por Cervecería Aguila.

En este primer punto el lleno fue total, la soberana con mucha seguridad saludo a los presentes y comenzó la rumba al son de la cumbia del maestro Efraín Mejía, la que sorpresivamente fue cambiada para darle turno a la orquesta La Clave.

Por espacio de una hora la reina y su comitiva disfrutaron en este lugar. Bailó y cantó merengue y porro a la par de La Clave, logrando los aplausos de la gente por la facilidad con que se adaptó a la coreografía de los vocalistas de la agrupación.

En esta tarima también actuaron Los Inéditos, quienes presentaron sus nuevas canciones, lo mismo que Iván Villazón y Franco Argelles.

La toma de Liliana siguió su recorrido hacía el sur de la ciudad, estacionándose esta vez en la cancha de fútbol del barrio Cevillar, sitio del segundo templete patrocinado por Aguardiente Antioqueño.

La temperatura en este lugar era muy alta. Las candidatas populares, quienes se encontraban aquí, no paraban de bailar y animar al público que gozaba con su presencia. Ellas en esta noche lucieron vestidos de garabatos, causando grata impresión por su belleza y alegría.

Pasadas las diez de la noche la Reina del Carnaval hizo su arribo a la cancha, siendo recibida al son del acordeón del grupo de Luis Vence, quien en honor de Liliana le hizo varios versos que fueron aplaudidos por el público. Seguidamente volvió la cumbia, pero en versión moderna, a cargo de Los Ahijados y Pedro Ramayá Beltrán, quienes ofrecieron su concierto a la soberana de las fiestas.

La rumba continuó en esta cancha con el Grupo Caney de Cuba y Los Betos del Vallenato, presentación que muy esperada por sus seguidores, quienes prolongaron el espectáculo hasta después de la medianoche.

Después de disfrutar una hora aquí, la reina y sus acompañantes regresaron a la tarima de Cervecería Aguila, para luego partir a la Plaza de la Aduana y darle fin al recorrido, dejando la ciudad prendida y ambientados para empezar la rumba carnestoléndica hasta que el cuerpo aguante.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.