Secciones
Síguenos en:
FARC ARRASARON A DABEIBA

FARC ARRASARON A DABEIBA

Yo no sé donde estaban los paramilitares anoche, porque ninguno se vio , comentaba un anciano, mientras esperaba a la salida de la morgue de Dabeiba el cuerpo de uno de sus familiares, tras el feroz ataque de once horas de cuatro frentes de las Farc que dejó un saldo de 8 personas muertas y 17 heridas.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
26 de septiembre 1998 , 12:00 a. m.

A su lado estaban los padres de Saí Giraldo y Arturo Durango. A los dos amigos, que hace poco habían regresado del Ejército, los sacaron seis guerrilleras jóvenes de una casa cercana al hospital, como a eso de las 10 p.m., y los fusilaron.

Los amarraron. A mi muchacho lo llevaron a la casa de otra hija mía, dizque para que se despidiera de ella. Cómo le parece llevar a uno a que se despida de la hermana porque lo van a matar , contaba incrédulo el papá de Durango.

Lista en mano, la guerrilla recorrió las calles de Dabeiba buscando paramilitares . Versiones no confirmadas oficialmente aseguran que en su recorrido se llevaron a 12 personas.

Las Autodefensas Unidas de Colombia respondieron ayer mismo a la agresión de las Farc contra esa población del occidente antioqueño. Por la Vía al Mar antes de llegar a Dabeiba distribuyeron volantes donde declaran a la subversión una guerra sin cuartel.

No respondemos por nada de lo que suceda en viviendas cercanas a los campamentos guerrilleros, ni en casas donde se alojen guerrilleros aunque estén de civil. Nuestros frentes de guerra llegarán muy pronto a combatir a la guerrilla , anuncian los panfletos distribuidos por los paras en un campero.

Ayer, Dabeiba estaba paralizada de terror. Sobre las puertas cerradas del comercio saltaban a la vista los letreros enormes que recordaban el paso arrasador de los frentes 5, 34 y 58 de las Farc por esa población, puerta del Urabá antioqueño.

El comandante de la Policía de Dabeiba, teniente Carlos Torres, dice que los guerrilleros llegaron al parque en camiones. A las 7 p.m. entró el primer camión y de una vez empezaron a disparar. Creemos que eran entre 8 y 10 carros , dice.

Desde las 2 p.m. del jueves, Dabeiba no veía llegar un solo carro de Turbo, pero ninguno se alarmó porque los retenes de las Farc entre esa población y Mutatá no son extraños y a lo mejor los subversivos habían asaltado los camiones.

Los agentes Dalton Araújo Vidal y René Toro González estaban en el parque cuando desembarcaron los guerrilleros. Se atrincheraron tras dos casetas y comenzaron a responder el tiroteo, pero poco después los alcanzaron las balas. Fueron las dos primeras personas en morir durante la incursión subversiva.

En un santiamén Dabeiba se vio invadida por subversivos y a la gente solo le quedó tiempo para esconderse. Las puertas de las casas, tiendas y cantinas se quedaron abiertas porque nadie se atrevía a moverse del rincón en el que se protegía.

Yo estaba encerrada en una pieza, con una niña que cuido y con un vecino cuando entraron dos guerrilleros. Me preguntaron que si en la casa había hombres, vieron al señor que me acompañaba acurrucado en un rincón, pero no le hicieron nada. Después me preguntaron que si me gustaba el sonido de las bombas , contaba ayer una anciana vecina del banco de Bogotá, destruido por los guerrilleros.

Mientras varios guerrilleros concentraban el ataque contra los 23 policías que defendían el comando, otros volaron las sedes de Bancafé y de la Caja Agraria. Al suelo se fueron también las instalaciones de una caja de compensación y un supermercado.

Entre tanto, un centenar de guerrilleros fue hasta la cárcel y tras asesinar al director del penal, Honorio Cartagena, y desarmar a los guardianes, liberó a los 19 presos y voló la edificación.

Con la luz del día regresaron 16 presos porque no querían convertirse en prófugos de la justicia, aunque algunos de ellos purgan penas de 20 y hasta 25 años. Se entregaron en la Fiscalía, pero ésta los dejó en manos de la administración municipal, que les dijo que buscaran donde albergarse y que regresaran hoy a las 8:00 de la mañana.

Todos en Dabeiba estaban trasnochados ayer. Unos cuantos salían para mirar los edificios derribados mientras el Ejército y la Policía seguían desactivando granadas.

VICTIMAS DEL ATAQUE Tras once horas de la arremetida de cuatro frentes de las Farc a Dabeiba, el saldo oficial es de 8 muertos, 17 heridos y cuantiosos daños materiales.

Ayer a la morgue municipal fueron trasladados los cadáveres del director de la cárcel, Honorio Cartagena, de los agentes de Policía, Dalton Araujo Vidal y René Toro González; de los comerciantes Javier Higuita, propietario del estadero Quiriguaná, y Mauricio Goez, dueño del almacén Alberto Goez ; del vendedor ambulante, José Otálvaro López y de los jóvenes Saí Giraldo y Arturo Durango, fusilados por las Farc, que los sindicó de ser paramilitares.

A diversos centros asistenciales fueron llevados los 17 heridos en el ataque, que están fuera de peligro.

La mayoría presenta laceraciones por esquirlas de granadas y fracturas y contusiones por la caída de techos y muros, en el derribamiento de las edificaciones por las explosiones dinamiteras.

Por vía aérea fueron trasladados hacia Medellín los agentes Manuel Salvador Paniagua, Pedro Soler, José González y Humberto Sierra, al igual que el ciudadano Efraín Higuita.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.