Secciones
Síguenos en:
PARO MUNDIAL

PARO MUNDIAL

Paro en Air France y en los trenes de Francia. Vuelos anulados y líneas ferroviarias interrumpidas por trabajadores que hallaron la disculpa del fútbol para exigir mejoras salariales. Al paro de Francia se unirán los millones de aficionados al fútbol.

Ha vuelto, como cada cuatro años, el fútbol en grande. El mejor del mundo. La poderosa Fifa amplió la fiesta. Los visitantes de esta Copa no serán 24, sino 32. De nuevo la lucha por la supremacía Europa-Suramérica, que en la historia del torneo ha favorecido a los últimos.

Desde esta tarde a las 4:30 (10:30 a.m., hora de Colombia), en Saint Denis, en el Estadio de Francia, Brasil saltará a la cancha a defender su título alcanzado hace cuatro años frente a Italia. Escocia será su rival. Como lo fue en el Mundial del 90, cuando los brasileños vencieron 1-0.

Han terminado los preámbulos. Hoy, majestuosa inauguración y pitazo inicial del español José María García Aranda y en una de las líneas el colombiano Jorge Arango Cardona.

Primer toque de balón en estadio nuevo, hecho para el Mundial. Escenario diseñado para los superlativos: el mayor estadio olímpico modulable, la obra de construcción más gigantesca de Francia.

Al norte de París, cerca del centro de Saint Denis, dará asiento a 80 mil aficionados, que una vez termine el juego caminarán unos pasos y hallarán el metro y los ferrocarriles, si no están en paro, desde luego.

Nuevo el estadio, Saint Denis ha permanecido por los siglos de los siglos. Allí descansan las tumbas reales de casi todos los reyes de Francia desde Hugo Capeto. Saint Denis es cuna del arte gótico y hacia el siglo XIX fue arrastrada por la revolución industrial. Hoy tiene 95 mil habitantes.

Las delegaciones de los 32 equipos ya están en Francia. Brasil llegó en medio de un impresionante cordón de seguridad. A las huelgas, se ha sumado el temor del terrorismo. Llamadas anónimas y anuncios de bombas.

Las medidas de seguridad son extremas, pero la fiesta debe empezar. Francia, Italia, Alemania suenan para el título. Son los candidatos europeos.

Pero también están los latinoamericanos de siempre. Brasil y Argentina. Esta última consiguió buenos resultados en su preparación. Fue a Río y derrotó al encumbrado Brasil de Ronaldo, gigante Brasil que perdió a Romario, elegido mejor jugador del Mundial de Estados Unidos.

La historia respalda los pronósticos. Hace cuatro años, Brasil e Italia chocaron en la final. Aburrido partido terminado en ceros y emocionante ronda de penales, en la que los suramericanos vencieron 3-2 y se hicieron a su cuarta copa del mundo.

Y hay que ir más atrás en el tiempo. Devolverse al Mundial de Italia. Los protagonistas, Alemania y Argentina. Igual, definición de bostezos y clímax, tras un dudoso penal cobrado por Andreas Brheme, a pocos minutos del final.

Cuatro años más atrás, Alemania y Argentina se habían encontrado en México, pero en esa oportunidad los vencedores fueron los rioplatenses, 3-2.

Es la historia. Y ella sostiene contra viento y marea que al séptimo partido suelen llegar los mismos.

Las cifras Por qué no mirar las cifras? Argentina: once participaciones en mundiales, campeón orbital en el 78 y 86, y catorce veces campeón de la Copa América. Clasificó primera en el grupo suramericano con 8 triunfos, seis empates, dos derrotas.

Alemania: catorce participaciones, tres títulos mundiales (54, 74 y 90), tres veces finalista de la Copa Mundo (66, 82, 86) y tres veces campeón de Europa (72, 80 y 96). Clasificó con seis triunfos, cuatro empates, ninguna derrota.

Francia tiene el favoritismo, más por ser local que por su abolengo. Décima participación, tercer puesto en el 58 y en México 86. Cuarta en España 82 y campeona de Europa, en el 84, en su país.

Brasil ha participado 16 veces, cuatro títulos (58, 62, 70 y 94), finalista en el 50 y cinco victorias en la Copa América.

Italia ha salido tres veces campeona del mundo (34, 38 y 82), ha sido finalista en el 70 y 94, tercera en el 90, vencedora del campeonato de Europa de las Naciones en el 68. Clasificó con seis triunfos, cuatro empates y sin derrotas.

Pero no solo está la historia. El presente cuenta. En las individualidades. Gabriel Batistuta es uno de los goleadores habituales de la liga italiana. Los alemanes Jurguen Klinsmann, campeón mundial del 90, y Oliver Bierhoff, máximo anotador de la liga italiana, con 27, meten miedo.

Y qué decir de los italianos Roberto Baggio, llamado a última hora, Alessandro del Piero y Filippo Inzaghi, estos últimos, grandes estrellas del prestigioso Juventus.

También el poderío del brasileño Ronaldo, considerado dos años el mejor jugador del mundo y campeón mundial así no haya jugado un solo minuto de USA 94. Los anfitriones tienen a Zinedine Zidane, de Juventus, y Youri Djorkaeff, del Inter de Milán.

En esta baraja pueden estar los nombres de los más grandes jugadores del Mundial, que tal vez tendrá partidos más abiertos en la primera ronda, pero se llenarán de cautela en los octavos de final.

Habrá dos tendencias de juego: un hombre atrás, libre; dos muy cerca, marcando; cinco en el medio: dos en posiciones extremas, los otros en intermedias. Y dos delanteros. Otra combinación puede ser: cuatro atrás, cuatro en la mitad y dos arriba.

Por fin llegó la hora de la verdad. No más palabras y que suene el silbato.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.