Secciones
Síguenos en:
RUMANIA, EN LA POMADA

RUMANIA, EN LA POMADA

La selección rumana, que debutará el próximo lunes enfrentando a Colombia, dispone de un atributo decisivo para brillar en el Mundial: una poción mágica elaborada por un incondicional del fútbol.

El sacerdote celta Iulian Bonea atravesó el pasado domingo Rumania desde la ciudad de Craiova (sur) hasta Bucarest para poner su poción mágica en las propias manos del entrenador Anghel Iordanescu.

La pomada, de la cual el creador garantiza una eficacia absoluta, fue elaborada a base de agua bendita, infusión de basílico, aceite de oliva y miel.

Con el fin de obtener los mejores efectos, los jugadores del equipo nacional deberán untarse el rostro con la poción mágica y persignarse tres veces antes de cada partido, afirmó el sacerdote.

Así mismo, se recomendó rociar la portería rumana, para que el balón del equipo adversario no pueda penetrar.

El seleccionador Iordanescu, un cristiano ortodoxo practicante, aceptó de buena gana la poción antes de partir rumbo a Albi (suroeste de Francia), donde la selección permanecerá hasta el 23 de junio.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.