INVESTIGAN MUERTES EXTRAÑAS EN EL BAJO SAN JUAN CHOCÓ

INVESTIGAN MUERTES EXTRAÑAS EN EL BAJO SAN JUAN CHOCÓ

La Policía de Buenaventura abrió investigación por la muerte de dos hombres en confusas circunstancias y cuyos cadáveres fueron localizados en un paraje de la zona del Bajo San Juan (Chocó), área de influencia de la comunidad embera. Los hombres habían sido reportados como desaparecidos desde hace 25 días de su vivienda en el Puerto.

22 de enero 1998 , 12:00 a. m.

Los cuerpos de Wilson Perlaza y Darío Moreno, de 29 y 27 años, respectivamente, fueron traídos a Buenaventura el martes pasado y se encontraban en avanzado estado de descomposición, con señales de tortura y múltiples heridas ocasionadas con arma blanca, dijo el pariente de uno de ellos.

Washington Perlaza, hermano de Wilson, dice que al parecer las muertes están relacionadas con un acto de justicia indígena, lo que tratan de investigar las autoridades.

Perlaza dijo que las informaciones conocidas por él establecen que Wilson y Darío se encontraban en esa zona dedicados al corte de madera. Sin embargo, se trata de establecer si estaban en el lugar en acciones delictivas.

Lo que no comprende Washington es cómo de la noche a la mañana su hermano se convirtió en delincuente, dado el señalamiento que se conserva entre la comunidad indígena. Agregó que las informaciones conocidas por él en la zona indican que los dos hombres habían llegado a asaltar a los indígenas, hurtarles sus cultivos e incluso violarles sus mujeres.

En el lugar había otros compañeros de mi hermano y los que quedaron vivos no han querido dar la cara, pero fueron los que nos contaron la noticia y la forma como pasó todo , dijo Perlaza. Agregó que les dijeron que los cholos habían sido los autores de las muertes.

Luego de conocer esas versiones, los familiares de las víctimas se trasladaron hasta el sitio señalado, distante a más dos horas de Buenaventura.

Los cuerpos se encontraban sepultados y un poco alejados de la comunidad indígena, según dijo el familiar. Los cadáveres continuó Perlaza se encontraban dentro de una rudimentaria caja de madera, semisdesnudos y además impregnados de barro.

Los familiares de las víctimas no han dado mayores detalles del caso y se han mostrado herméticos. Todo el mundo dice que ellos eran delincuentes, entonces para qué tantas preguntas , dijo uno de los parientes.

La situación revivió otro caso similar registrado el pasado 15 de noviembre, cuando dos hombres también fueron hallados muertos en el mismo lugar. Se encontraban sepultados en una caja de madera y muertos con arma de fuego, según el médico legista Juvencio Vidal.

En ese entonces, el doble homicidio no fue denunciado ante las autoridades, según dijo el comandante de la Policía del Pacífico, coronel Jesús Javier Booder.

Con el nuevo caso, se iniciará la investigación la cual incluye conocer de primera fuente la versión de los indígenas, quienes no han sido consultados sobre esta situación.

Esas víctimas, identificadas como Nemecio Avíncola y Jesús Castillo, también fueron señaladas como delincuentes.

El comandante de la Segunda Brigada de Infantería de Marina, coronel Javier Leguizamón, dijo que la investigación debe ser seria, pues aparentemente los indígenas no utilizan armas de fuego.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.