Secciones
Síguenos en:
A LA CONQUISTA DEL PLANETA ROJO

A LA CONQUISTA DEL PLANETA ROJO

Cuando hace muchos años, en 1882 para ser precisos, Giovanni Schiaparelli, director del Observatorio de Milán astrónomo muy respetado y frecuente observador de la superficie marciana publicó una serie de dibujos acompañados de comentarios, el mundo entró en pánico. (VER INFOGRAFIA: LA ROCA MARCIANA COMIENZA A HABLAR)

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
18 de agosto 1998 , 12:00 a. m.

Estos dibujos dieron rienda suelta a cualquier cantidad de suspicacias que originaron, sin saberlo, la primera gran controversia sobre el inicio de la carrera espacial. Los dibujos hablaban de canales , lo cual sugería una intervención técnica .

Ahora, 116 años después, muchos recordamos emocionados el momento en el que nos llegaban las imágenes del Sojourner , un pequeño vehículo de seis ruedas que sería el sueño de cualquier niño para jugar en la arena, cuando se alejaba muy despacio de la famosa Mars Pathfinder el 4 de julio de 1997.

Pathfinder, la unidad de amartizaje que fue enviada a Marte surcando la enorme distancia de 191 millones de kilómetros desde la Tierra, yacía ya con su armadura de balón que le permitió absorber el impacto completamente desinflado.

Las fotografías que envió en ese entonces la misión mostraron un planeta árido, seco, hostil, y verdaderamente rojo. Pero, en todo caso, el paisaje no era muy diferente a los desiertos que se pueden encontrar en Colombia, por ejemplo.

Para el momento en que la sonda espacial Pathfinder rebotó contra Marte el año pasado, ya habían pasado 21 años desde una última visita, por parte de dos sondas Viking.

Los aterrizajes anteriores de las Viking hicieron vibrar la fibra nacional de los estadounidenses, gracias a que la astucia de la NASA para conseguir el gigantesco presupuesto del Congreso fue presentar el proyecto como una celebración del bicentenario de la independencia de E.U.

En ese momento, aunque el gran sueño de miles de incautos era que la Viking fotografiara hombrecillos verdes, cabezones, sin ombligo y con enormes ojos negros en forma de medallones, las sondas enviaron las primeras imágenes de la superficie marciana con el ánimo de detectar cualquier forma de vida. Sin embargo, nada parecía corroborar esa hipótesis.

Woodstock de Marte Hoy en cambio, cientos de científicos, ingenieros y aficionados al espacio de todo el mundo se dieron cita en Boulder, Colorado (E.U.), a partir del jueves pasado, para planear la conquista humana del planeta rojo en un evento considerado como el Woodstock de Marte .

Creemos que es extremadamente importante que se inicie la conquista humana de Marte , dijo a la agencia noticiosa AFP el doctor Robert Zubrin, un ingeniero espacial de 46 años, ideólogo de la Convención de la Sociedad de Marte.

La Convención, que tuvo lugar en la universidad de Colorado en Boulder, reunió a unos 180 conferencistas y 500 participantes, según los organizadores del evento.

Los temas de las conferencias fueron desde el minado de Marte para buscar combustible para los cohetes, hasta la alteración de la estructura ambiental del planeta para hacer que el frío y seco mundo marciano sea más similar al terrestre.

Hombres a Marte: NASA El administrador de la NASA, Dan Goldin, ha dicho en varias oportunidades que enviar seres humanos a Marte es el objetivo principal del programa espacial.

La estrategia de la Sociedad es presionar públicamente a los gobernantes de todo el mundo para financiar el viaje de seres humanos a Marte, y luego persuadir al sector privado de que hay suficiente interés del público para garantizar la inversión en una misión a Marte.

La Sociedad de Marte piensa recolectar fondos guiándose por la experiencia de Jacques Cousteau, el célebre explorador marino francés que, con poco dinero, supo transmitir con habilidad su mensaje de exploración submarina a todos el mundo. Con cada éxito, Cousteau logró conseguir más dinero para financiar mayores proyectos.

Zubrin estimó que con unos cuatro o cinco millones de dólares sería posible enviar a Marte una sonda que despliegue en su atmósfera un globo con una cámara, para transmitir imágenes aéreas a la Tierra.

Las marcas de la viruela En 1965, la sonda Mariner 4 otro explorador del cuarto planeta envió imágenes que indicaban que Marte era un planeta marcado como con picaduras de viruela, y totalmente seco. Pero siete años más tarde otra sonda, la Mariner 9 , envió imágenes a la Tierra que indicaban la existencia de valles.

Fotografías tomadas por las sondas orbitales Viking a fines de la década del setenta mostraron por su parte islas detrás de cráteres y tributarios de valles.

Durante la última década se ha recogido evidencias de que el agua desempeñó un papel central en la evolución del planeta , dice Michael Carr, un geólogo del Servicio de Estudios Geológicos de Estados Unidos en Menlo Park, California.

Algunos científicos sostienen que Marte debió haber tenido un período terráqueo de centenares de millones de años para producir la intensa erosión.

Ese período húmedo podría haber sido creado por un constante bombardeo de cometas cargados de agua. Según los geólogos, eso se habría registrado hace unos cuatro mil millones de años, cuando el sistema solar era joven y los planetas eran continuamente atacados con detritus abandonado en el espacio tras su nacimiento.

Sin embargo, en esa época, según dicen muchos científicos, el Sol era demasiado débil para que el anhídrido carbónico en la superficie de Marte hubiese podido crear un efecto invernadero en el planeta.

Otros científicos, por su parte, creen que el único tipo de agua en la superficie de Marte habría provenido de glaciares, o de episódicas inundaciones causadas por erupciones volcánicas o por el impacto de meteoritos que habrían derretido bloques de hielo.

En todo caso, aun cuando no sea revelado al grueso del público, algunos soñadores dentro de la agencia espacial ya deben estar con los dedos untados de pegante, construyendo maquetas y esperando dar, en su medido y justo momento, el sablazo al Congreso.

Un colombiano está participando Rodolfo Llinás, el médico colombiano que se desempeña como director del Departamento de Neurociencias de la Universidad de Nueva York es, además, el director del programa de Neurociencias de la NASA.

La NASA, como lo advierte Daniel Goldin director de la agencia tiene previsto llevar hombres a Marte. Por esta razón, Llinás les propuso que hay que conocer cómo se comporta el cerebro en condiciones de gravedad cero y en períodos muy largos. En el caso de un viaje a Marte se tiene que pensar en mínimo cuatro años.

Llinás consiguió que la NASA realizara dos misiones muy importantes en el campo de la investigación científica del cerebro. Su logro se llama NeuroLab y hace unos meses regresó el primer transbordador. En septiembre partirá hacia el espacio la segunda misión de NeuroLab. El propósito de estas misiones es estudiar el comportamiento de peces, ratas y grillos en condiciones extremas.

El también científico colombiano Jorge Reynolds Pombo, director general del proyecto Seguimiento de corazón vía satélite, que trabaja con las ballenas fue designado por Llinás como su representante, junto a Edwin Ruíz y Mauricio E. Quintero para recibir el NeuroLab a su arribo en Estados Unidos.

Cuando termine la misión de los transbordadores NeuroLab explica Reynolds, comenzará la fase los acarreadores , naves que suministrarán equipos a la Estación Espacial Internacional.

Para explicar un poco más toda esta historia, Reynolds realizó un video en el que cuenta el aporte de Llinás a la NASA y el documento cuenta con imágenes suministradas por la agencia espacial y otras de producción en Houston.

Los cráteres Los cráteres formados en los últimos 3.500 millones de años están nítidamente definidos, los cráteres más antiguos son círculos desdibujados, como si hubiera sido estampados en la superficie, en lugar de haber surgido violentamente de su interior.

Se necesitan dos procesos para transformar un cráter fresco en otro de desdibujado aspecto. Erosión de la superficie y difusión, como la causada por persistentes lluvias , dice Robert Craddock, geólogo del Instituto Nacional Smithsoniano y del Museo del aire y el espacio en Washington.

Por lo tanto, la difuminación de esos antiguos cráteres podría haber sido causada por fuertes lluvias a lo largo de millares de años. Esos cráteres indicarían, entonces, un completo ciclo hidrológico en el antiguo Marte.

Otros geólogos piensan que hay agua en las profundidades marcianas, debajo de capas de hielos eternos. Y que una reanudación de la actividad geotermal o el impacto de un meteorito podría enviar a la superficie agua calentada a altas temperaturas.

Nathalie Cabrol, una científica que trabaja en el Centro de Investigaciones Ames, de la NASA, ha identificado relativamente recientes cráteres que muestran erosión de canales, lechos de lagos y depósitos sedimentarios, indicadores de la presencia de agua en alguna época. Cabrol tiene esperanzas de poder explorar esos sitios gracias a las próximas misiones a Marte.

Según la científica, esos depósitos de agua se habrían formado en fecha bastante reciente, posiblemente hace apenas algunos millones de años .

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.