SE EXPANDE EL RACISMO EN EUROPA

SE EXPANDE EL RACISMO EN EUROPA

Nada qué hacer: el mundo opulento, rico y refinado de Europa ve cada vez con peores ojos a sus congéneres del sur, sobre todo cuando el color de la piel es más oscuro y las billeteras están más vacías.

09 de julio 1998 , 12:00 a. m.

La alarma la dio el diario francés Le Monde, que en un reciente sondeo muestra cómo la Francia del utraderechista Jean Marie Le Pen no es sólo el producto pasajero de un malestar social. No, es una realidad concreta con un 58 por ciento de ciudadanos que lo afirman sin ningún pudor o que se sienten tentados.

Y no sólo Francia. Un país como Italia, con pocos extranjeros si se lo compara con el resto de Europa, tiene un 21 por ciento de personas que lo aceptan con la cabeza muy en alto.

Hasta antes del nuevo sondeo francés, el país más declaradamente xenófobo era Bélgica, con un 45 por ciento. Curioso, pues es la misma Bélgica en cuya capital, Bruselas, está el corazón de la Unión Europea. Alemania, que tiene un doloroso pasado al respecto, presenta una cifra también alarmante: 22 por ciento de ciudadanos abiertamente racistas, lo que quiere decir que más de 16 millones de alemanes aprueban o al menos toleran, por ejemplo, las palizas propinadas por los grupos de jóvenes nazis a los inmigrantes turcos o magrebíes en las calles de Hamburgo o Berlín.

Nuevas raíces Lo ie es que, según los estudios, el veneno de la xenofobia tiene nuevas fuentes de alimento. La más reciente, al parecer, es el sentimiento de repliegue sobre sí mismo que algunos países de Europa experimentan como reacción a la apertura de fronteras y a la creación, cada vez mayor, de una Europa unitaria.

Entre más se abren a sus hermanos de Europa, más se cierran a los no europeos. De hecho en Italia existe una palabra que empezó siendo descriptiva y terminó por ser peyorativa: extracomunitario. Y terminó siéndolo porque sólo se usa con los ciudadanos pobres del mundo. Un canadiense, por ejemplo, no es considerado extracomunitario a pesar de serlo. Es simplemente un canadiense. El joven estudiante de Argelia o de Paraguay, en cambio, sí son calificados de extracomunitario, sobre todo si han hecho algo reprobable.

Otros miedos como el temor a la mundialización o a la pérdida de la identidad también suelen converger en actitudes racistas. Al sentir en peligro la identidad, se busca reforzarla con un sentimiento hostil al otro, siendo ese otro, necesariamente, quien llega de esa tiniebla periférica que para los europeos es el Tercer Mundo.

En Italia, por ejemplo, el racismo se encuentra en todas las clases sociales, mientras que en Francia es un fenómeno mayoritario en las capas altas y en las inferiores. La franja del medio es antirracista, con jóvenes profesionales o universitarios que han viajado y tenido oportunidad de conocer de cerca a personas provenientes de otros mundos.

El caso del sondeo francés va más en profundidad, y revela que para ellos el temor mayor (un 56 por ciento) lo encabezan los árabes, seguidos por los negros (un 27 por ciento) y al final los judíos (un 15 por ciento). España, cuya lengua la une a 22 naciones latinoamericanas, presenta la estadística de racismo más baja de Europa, con apenas un 13 por ciento.\ INTINTOLERANCIA EN EL VIEJO CONTINENTE\ En promedio, el 31 por ciento de los europeos se declaran abiertamente xenófobos. Estos son los casos más significativos.\ Francia: El más racista de todos con un 58 por ciento. Es un fenómeno de la clase alta y baja. Su principal temor, árabes, negros y judíos.\ Italia: 21 por ciento. La tendencia se asienta en la clase media\ Bélgica: con un 45 por ciento es el país más xenófobo del Viejo Continente. Curiosos pues es a su vez el corazón de la Unión Europea.\ Alemania. A pesar de tener un doloroso pasado al respecto, un 22 por cinto de la población (16 millones) es abiertamente racista.\ España: Con un 13 por ciento, es el país menos racista de Europa.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.