COMPÁS DE ESPERA PARA PASTRANA

COMPÁS DE ESPERA PARA PASTRANA

No para todos fue una fría mañana la que ayer cobijo a Washington. Por lo menos no para el presidente Andrés Pastrana, que recibió un caluroso compás de espera de una buena parte del grupo de congresistas tanto de Senado como de Cámara, con los que se reunió en esta ciudad.

25 de septiembre 1998 , 12:00 a.m.

Mañana que para el presidente comenzó muy temprano y con una alta dosis de movimiento: salida de Nueva York donde participó en la 53 Asamblea de Naciones Unidas, llegada a Washington, reunión con senadores -tanto demócratas como republicanos-, rueda de prensa, nueva reunión con republicanos de la Cámara, otra rueda de prensa, almuerzo con César Gaviria y, ya en la tarde, cita con demócratas de la Cámara y salida hacia Bogotá.

Pero al parecer valió la pena la apretada agenda. El mandatario tuvo la oportunidad de exponerles, de primera mano , lo que será el plan de paz y despejar de paso las dudas que habían surgido en las últimas semanas por las zonas que serán desmilitarizadas previa iniciación de los diálogos con la guerrilla.

Les explicamos que son zonas de distensión las que vamos a crear y no zonas desmilitarizadas como ellos lo estaban planteando, que esta figura está autorizada por la ley, que continúa nuestro compromiso en la lucha contra el narcotráfico, que la guerrilla va a respetar a las autoridades democráticamente elegidas y se les explicó también que en esta zona no hay cultivos ilícitos y, sobre todo, no hay programas de erradicación , dijo el Presidente ayer a la salida de una de las reuniones.

Las reacciones Por las declaraciones recogidas ayer por este diario en Washington, se desprende que tanto demócratas como republicanos recibieron de buena forma el mensaje que les llevó el Jefe del Estado, aunque dejaron claro que estarán muy atentos al desarrollo de los acontecimientos.

En el Senado, por ejemplo, el congresista Dick Lugar, de Indiana, a la salida de la reunión por Pastrana, destacó la intención del Presidente de querer hacer de Colombia un país más seguro tras remarcar que esperaba que se continuarán los esfuerzos en la lucha contra las drogas.

Los republicanos de la Cámara, como se esperaba, fueron un poco más duros aunque igualmente positivos frente al proceso de paz. No se si el plan de paz vaya a ser un éxito, pero en principio vale la pena explorarlo. Hay que ver que pasa en estos 90 días de despeje de los que habla Pastrana dijo Benjamín Gilman, presidente de la Comisión de Relaciones Internacionales.

Incluso, al preguntársele por las posibilidades de que Colombia sea certificada el año entrante, Gilman dejó entrever que si el plan de paz marchaba por buen camino entonces la certificación sería un instrumento útil para impulsarlo.

Dennis Hastert, presidente de la subcomisión de Seguridad Nacional y cabeza del destacamento de lucha contra las drogas, fue quizá el más duro de todos, aunque también mostró su lado conciliador. Tras afirmar que confiaba en que la reunión hubiese estrechado aún más los lazos con Colombia, dijo que esperaba que durante el proceso no se fueran a construir paraísos para narcotráficantes. Sin embargo, hay que esperar la evolución del proceso para luego opinar , dijo Hastert.

En cuanto a la polémica enmienda que va incluida en una ley que será votada la semana entrante en el Senado y que condiciona en parte la ayuda a Colombia al tema del despeje, Hastert dijo que a su modo de ver la enmienda y el plan de paz de Pastrana no se contradicen, pues si hablamos de suspensiones y no de prohibiciones y si la lucha contras las drogas continúa entonces no habrá ningún problema .

De igual parecer fue el ministro de Defensa Rodrigo Lloreda: El Congreso es el que decide si mantiene la enmienda o la modifica, pero en cualquiera de las dos circunstancias no le veo el efecto práctico. Aún si se tomara la decisión de no actuar por el momento en estas zonas, es una medida de carácter transitorio , dijo Lloreda que acompañó a Pastrana a las diferentes reuniones en el Congreso.

Hasta antes de la llegada del Primer Mandatario, las apuestas estaban 50 a 50 sobre si la enmienda sería incluida en la ley final del plan que piensa aprobar el Congreso de E.U. para hacerle frente a la amenaza de la droga. Habrá que ver ahora hacia dónde se inclina la balanza.

PREOCUPAN LOS DDHH Muy preocupados se mostraron ayer importantes grupos de Derechos Humanos tras conocer la decisión del gobierno colombiano de crear una unidad antinarcóticos dentro del Ejercito que estaría en funcionamiento antes de que termine el año y que fue presentada oficialmente ayer en Washington.

Jammie Fellner experta en temas de droga de la organización Human Rights Watch dijo a EL TIEMPO que el peligro de darle a esta unidad un rótulo de batallón antinarcóticos es que sería como abrirle la puerta a un sector del Congreso de Estados Unidos que quisiera apoyar cada vez más la lucha contra la narcoguerrilla sin importar a quienes se les envía esta ayuda .

Carlos Salinas, de Amnistía Internacional, afirmó que esperaba que esta nueva unidad tenga un alto control que impida que se convierta en otro foco de violación a los Derechos Humanos.

Al tiempo, el ministro de Defensa, Rodrigo Lloreda, se reunió ayer con Pentágono, Departamento de Estado y el zar antidrogas, Barry McCafrey para afinar detalles de lo que será esta nueva arma en la lucha contra las drogas.

Y los mil millones? Andrés Pastrana le salió ayer al paso a la polémica generada tras una reunión con el zar antidrogas de la ONU, Pina Arlacchi, en la que según el presidente éste le prometió 1.000 millones de dólares en diez años para sustentar los programas de erradicación de cultivos, piedra angular del plan de paz.

Un portavoz del director del Programa de la ONU contra la droga negó luego tajantemente en un comunicado que se hubiese comprometido esa suma, afirmando además que Arlacchi no es Ted Turner , el magnate de televisión que le hizo una donación de 1.000 millones de dólares a la ONU, a finales del año pasado.

La ONU no ha negado nada , dijo Pastrana. Arlacchi dijo frente a nosotros que iban a conseguirse los recursos, y nosotros aspiramos a tener la mayor cantidad de recursos de Naciones Unidas y de cooperación internacional , agregó el mandatario.

Despierta con las noticias más importantes.Inscríbete a nuestro Boletín del día.

INSCRIBIRSE

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.