EL DESEMPLEO DE VENEZUELA, LLEGÓ AL 15

EL DESEMPLEO DE VENEZUELA, LLEGÓ AL 15

Los colombianos no son los únicos que sufren del mal del desempleo. Esa plaga también afecta a los venezolanos, quienes en los últimos meses han visto como las banquetas de las plazas se llenan de gente desocupada.

18 de agosto 1998 , 12:00 a. m.

Y es que la tasa de desempleo en Venezuela llegó al 15 por ciento, pisándole los talones a las cifras colombianas de 15,8 por ciento reportado por el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane). Por el lado venezolano la crisis del empleo tiene su origen en lo que algunos analistas consideran como la segunda recesión de su economía en menos de cinco años.

De hecho, cuando ya se consideraba superada la crisis de 1994 causada por la quiebra de una veintena de bancos con problemas, este año volvió a coger a los venezolanos por sorpresa. Esta vez a causa de la caída de los precios del petróleo de 16,5 a menos de 10 dólares por barril de crudo, debido a la crisis asiática y la reducción de la demanda internacional.

Esta recesión se ha profundizado por la escalada de las tasas de interés por encima del 60 por ciento y la misma la incertidumbre política generada por la cercanía de las elecciones presidenciales que se realizarán el 6 de diciembre próximo. Cifras aportadas por el independiente Consejo de Economía Nacional hablan de que el desempleo se ubicó para el primer semestre de 1998 en 15 por ciento, muy por encima del dato registrado el año pasado cuando la tasa de desocupados era de 11 por ciento.

El desempleo es directamente proporcional con la situación que enfrenta el sector empresarial venezolano, donde las expectativas de inversión se han ido a pique, según una encuesta de coyuntura industrial realizada recientemente por la empresa Datanálisis.

Pese a la visión privada, la ministra del Trabajo, María Bernardoni de Govea, apelando a los datos la oficial Oficina Central de Estadística e Informática (Ocei), asegura que el desempleo es de 11,9 por ciento.

Si bien el porcentaje es inferior a la información del Consejo de la Economía, está muy por encima de la meta para este año que era de 9 por ciento. Para el sector empresarial los datos del Ministerio del Trabajo no tienen sentido porque el desempleo es el primer efecto de la contracción económica privada, que se estima en más del 50 por ciento.

De mal en peor Las cifras de la situación económica venezolana hablan por sí solas. De 100 empresas sólo 49 están dispuestas a efectuar inversiones. Esto, en términos de empleo, se traduce en una reducción del empleo en 24.478 puestos de trabajo sólo en el segundo semestre de este año.

El dirigente empresarial Luis Enrique Ball, quien preside el Consejo Nacional de la Industria (Conindustria), asegura que esa desaceleración de la economía tiene su razón de ser en varios factores: la reducción de los precios del petróleo, que llevó al gobierno del presidente Rafael Caldera a recortar el gasto público, la disminución de la inversión petrolera, y la salida de divisas, que produjo un incremento de las tasas de interés y a su vez la caída de la demanda agregada .

Pero más que estos factores, ha influido la falta de confianza por parte de los inversionistas en el país, debido al clima electoral , dijo Ball. Según las investigaciones del Centro de Documentación y Análisis para los Trabajadores (Cenda), basadas en las federaciones y casas sindicales del sector industrial, el sector más afectado por el desempleo es el de la construcción, con tasa de desempleo del 18 por ciento.

Hay algunas cifras particulares que hablan del problema. Solo en las empresas General Motors y Ford han tenido que ser despedidas unas 4.000 personas; en el sector de fabricantes de artefactos domésticos y de la industria eléctrica, donde la nómina ha bajado 35 por ciento; a su vez, en el sector farmacéutico ha registrado una reducción de empleos del 30 por ciento y, en el sector agrícola el desempleo es superior al 20 por ciento.

La crisis venezolana El problema del desempleo tiende a maximizarse si se toman en cuenta los estudios del Centro de Documentación y Análisis de los Trabajadores (Cenda), que señalan que, en Venezuela, de los 20 millones de habitantes, 3,6 millones de personas viven en la pobreza total, mientras que en el concepto de pobreza atroz engloba a casi un millón de personas.

De hecho, la fuerza laboral de este país es de 9,51 millones de personas, de las cuales están empleadas en el sector público y 4,44 millones en el sector privado, mientras que el sector informal de la economía ocupa a 4,05 millones de personas.

Otro elemento que condimenta la difícil situación es el salario mínimo que hoy en día está en 100 mil bolívares (177 dólares) frente a una casta básica valorada en 392 mil 346 bolívares (695 dólares).

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.