EL TIEMPO PERDIDO...:

EL TIEMPO PERDIDO...:

07 de julio 1998 , 12:00 a. m.

Muy considerado el jefe de personal de la Gobernación con sus subalternos al tomar la decisión de establecer horario especial para que todos pudieran ver el último partido de la Selección Colombia, en la primera fase del Mundial de Francia. Un día antes del partido, el 26 de junio, el Jefe de Personal expidió un memorando informando sobre el horario especial de trabajo que se tendría ese viernes: de siete de la mañana a una de la tarde. A renglón seguido indicaba que las dos horas serían recuperadas a la semana siguiente. Pues pasó la semana siguiente y la ansiedad se apoderó de todos los trabajadores esperando a ver cuando era que debían recuperar las dos horas. Hasta ahora el Jefe de personal no se ha vuelto a acordar, lo cual resulta preocupante porque son alrededor de cuatro mil horas de trabajo que podrían ser significativas a la hora de construir la nueva historia de Boyacá.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.