DAMARIS YA NO ES LA CHICA DE ROJO

DAMARIS YA NO ES LA CHICA DE ROJO

Damaris Astaiza Salcedo no pudo soportar ser la chica de rojo.

24 de septiembre 1998 , 12:00 a.m.

La joven fue obligada a ponerse en su colegio un delantal rojo, simplemente, porque la unión con su novio no recibió la bendición de un sacerdote.

Ante esta imposición, la estudiante no sólo dejó de ir a clases al María Auxiliadora, en el municipio de Guadalupe, sino que decidió interponer una acción de tutela en el Juzgado Unico Promiscuo de esa localidad.

Pero Damaris no era la única que tenía que ponerse el delantal.

Sandra Oviedo también se vio obligada a vestirse con la prenda para ingresar al colegio porque estaba embarazada sin estar casada.

Sandra, que se encuentra actualmente en el sexto mes de embarazo, recuerda que el cambio de uniforme fue incómodo.

Todo el pueblo se enteró de mi embarazo mucho antes de que se me notara , dijo la joven.

Además, Sandra consideró la medida del Colegio como discriminatoria porque no es un pecado concebir un hijo, así las condiciones no se ajusten a las normas sociales .

Las sanciones estaban basadas en el numeral 17 y 19 del Manual de Convivencia del colegio que establecía que la unión libre y el ser madre soltera como faltas graves.

Sin embargo, las sanciones en el colegio también cobijaba a las jóvenes que eran sorprendidas los fines de semana con sus novios en lugares que se consideran de mala reputación.

Si nos ven después de las 10:30 de la noche en la calle o en los pocos bares que hay en este pueblo, el lunes en la mañana nos llaman la atención públicamente como si estuviéramos cometiendo un pecado , manifestó Danny Lozada, una alumna de noveno grado.

Es nuestra única diversión y no estamos haciendo nada malo , agregó otra alumna.

Por estas razones, las compañeras de colegio respaldaron a Damaris para interponer la tutela.

El fallo de la Corte Tanto la jueza Olga Lucía Cabrera como la alumna consideraron que la decisión tomada por la rectora de la institución, Fabiola Hurtatis, violaba abiertamente los derechos a la familia como institución básica de la sociedad, a la igualdad y al libre desarrollo de la personalidad.

Luego de conocerse la decisión favorable en fallo de primera instancia del Juzgado el pasado 30 de abril y la ratificación de la Corte Constitucional el 21 de este mes, la rectora del colegio dijo que aceptaba la decisión y que se tomarán las medidas del caso para eliminar tales exigencias del reglamento interno del plantel.

Nunca estuve en favor de la decisión tomada por el Consejo Directivo. Sí se cometió una discriminación, pero lo que se pretendía era evitar que las muchachas guadalupeñas siguieran el mismo ejemplo. Uno es humano y se equivoca , puntualizó.

A pesar que la tutela fue aprobada por la Corte y el colegio de bachillerato, el único del municipio, tendrá que revocar la medida porque fue considerada discriminatoria, Damaris no quiere continuar con sus estudios, los cuales abandonó en el noveno grado por el cambio de uniforme.

Para que pierdo el tiempo si ya una de las profesoras me tiene entre ceja y ceja y lo más probable es que me haga perder el año , afirmó la joven.

Ahora, lo único que le interesa a Damaris es continuar con su vida, al lado de sus padres y de su esposo Fernando.

Se siente satisfecha porque debido a la tutela sus demás compañeras de colegio no tendrán que cambiar de uniforme y ser reconocidas ante toda la comunidad por su estado civil o su condición de madres solteras.

Despierta con las noticias más importantes.Inscríbete a nuestro Boletín del día.

INSCRIBIRSE

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.