SI COLOMBIA NO ES COMPETITIVA: QUÉ PODEMOS HACER

SI COLOMBIA NO ES COMPETITIVA: QUÉ PODEMOS HACER

Es terrible tener que decirlo: Colombia no es competitiva. Tal es la conclusión luego de analizar nuestra oferta exportable y las condiciones estructurales que la rodean.

24 de septiembre 1998 , 12:00 a.m.

Pese a que desde hace por lo menos veinte años el país ha venido sacudiéndose su dependencia exagerada de los vaivenes del mercado internacional del café, lo cierto es que no hemos logrado en todo este tiempo superar nuestra condición de exportadores de materias primas y commodities. Si miramos la composición de nuestra oferta de exportación, especialmente de aquella que se coloca en los países del primer mundo (EE.UU., Unión Europea, Japón, etc.) fácilmente se comprueba la verdad de esta afirmación. Café, banano, flores, azúcar, petróleo, ferroníquel, carbón continúan siendo las principales exportaciones colombianas y las manufacturas o los productos con importante valor agregado industrial generalmente no se exportan y cuando lo hacen solo se colocan en los mercados vecinos de Venezuela y Ecuador, gracias a la ventaja geográfica y a la ausencia de aranceles en el interior de la Comunidad Andina. No hay ventas importantes de estos productos en otros mercados y como están las cosas es iluso y fantasioso pensar que productos manufacturados colombianos puedan competir con los de otras naciones en los mercados del primer mundo. Las pocas cosas que estamos vendiendo en EE.UU. y en Europa se colocan gracias al Sistema General de Preferencias Andino (caso de Europa) y a las ventajas arancelarias que otorga a Colombia el ATPA (Andean Trade Preference Act) en los Estados Unidos. Si no fuera por ellos, productos como las confecciones, los camarones, el atún no podrían competir y esas exportaciones desaparecerían. Es muy preocupante constatar entonces que las exportaciones desaparecerían. Es muy preocupante constatar entonces que las exportaciones de Colombia se colocan en esos mercados -los más grandes del mundo- solamente porque los gobiernos, por razones políticas y no comerciales, han resuelto darnos ventajas arancelarias como un premio por los esfuerzos del país en la lucha contra el narcotráfico. Qué pasaría si un día cualquiera nos quitan esas concesiones? La verdad es que, como decía al principio, Colombia es muy poco competitiva y esa condición se ha venido deteriorando con el paso del tiempo. Tenemos deficiencias muy severas en la dimensión y en la calidad de nuestra infraestructura que hacen que las exportaciones sean difíciles de producir y transportar. Aunque Colombia tiene una excelente ubicación geográfica, cerca del mayor mercado del mundo y con acceso a los dos océanos, estas ventajas no se pueden aprovechar como se debiera debido a la deficiente infraestructura de puertos y vías. La densidad de vías pavimentadas (11.06 km. por cada 1000 km de carreteras) es una de las más bajas de América, muy inferior a las de países como México, Venezuela, Brasil, Argentina, Chile o Ecuador. Para no hablar de la que tienen los países más desarrollados respecto de los cuales nuestra postración y atraso es abismal. (Estados Unidos por ejemplo, tiene 555 km. pavimentados por cada mil de vías construidas y 20.360 km. de red vial pavimentada por millón de habitantes). La situación es todavía peor en transporte férreo. Nuestra red es pequeña, está en pésimo estado, es muy difícil de recuperar y el transporte por ella poco confiable. (Uno de cada diez trenes que salen se descarrila y la velocidad de crucero es totalmente inadecuada por lo lenta) En relación con los puertos marítimos hubo un importante avance durante la administración del Presidente Gaviria, gracias a la privatización, pero continúan las ineficiencias porque están muy mal comunicados con los centros de producción y consumo en interior del país. Por otra parte hay una ausencia casi total de plataformas logísticas es decir, centros de consolidación de carga, puertos secos y puntos de optimización en los que los distintos operadores interactúan entre sí para manejar eficientemente la carga, incorporarle si es del caso valor agregado y así reducir costos. Esta ausencia hace que los costos del transporte y distribución tanto de entrada como de salida del país sean muy altos los cual hace que buena parte de nuestra producción manufacturera no pueda competir en el exterior.

Si a esto se agregan la baja calidad de muchos de nuestros productos, la precaria estabilidad de su oferta y el problema de productividad que implica tener una mano de obra poco eficiente y costosa debido a la fuerte incidencia de los factores prestacionales, el panorama se torna verdaderamente desolador.

Qué podría hacerse para corregir esta situación en el corto plazo? Entre las muchas cosas que hay que hacer está la imperiosa necesidad de modernizar nuestra infraestructura de transporte para ponerla a tono con la que tienen otros países. Por desgracia la postración de las finanzas públicas es hoy tal que no es posible pensar que el sector público pueda por sí solo abocar la realización de grandes obras de infraestructura.

Así las cosas tendrá que ser el sector privado con la ayuda protagónica de capitales extranjeros la que realice en los próximos años esta tarea a través del sistema de concesiones. Esto significa que habrá que concentrar los esfuerzos solo en aquellos proyectos que sean rentables, es decir, que puedan autofinanciarse con peajes o tarifas y que además, tengan una importancia estratégica para el comercio internacional.

Así pues, solo con la aplicación de estos dos criterios (importancia estratégica de la obra para el comercio exterior y posibilidad de autofinanciación) deberían identificarse las prioridades para la modernización de nuestra infraestructura de transporte en los próximos años.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.