NOEMÍ :

28 de enero 1998 , 12:00 a. m.

Las propuestas en materia económica que ha venido presentando la ex-canciller Sanín son serias, inteligentes y audaces. En la entrevista concedida a este diario - que publicamos el viernes pasado, la candidata suprapartidista dijo varias cosas importantes. Por ejemplo, que bajo su gobierno habría reglas del juego claras y estables para los empresarios. Habló de la necesidad de adelantar la segunda generación de reformas para que la apertura pueda funcionar bien. Anunció ajustes económicos desde el 7 de agosto - compartimos la urgencia de actuar drásticamente , en particular en el campo fiscal.

Pero lo que más nos llama la atención es su propuesta de ofrecer créditos educativos a largo plazo, a tasas de interés bajas y exigiendo únicamente la firma del estudiante. A primera vista esto podría sonar demagógico, populista, pero no lo es. Es factible. Puede ser en apariencia costoso y obviamente habrá algo de atrasos y no pago en la obligaciones, pero la rentabilidad social de este gran proyecto de inversión sería inmensa.

Hay que pensar y actuar así, en grande.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.