ETICA

ETICA

10 de enero 1991 , 12:00 a.m.

La ética, esa parte de la filosofía que trata de la moral y de las obligaciones del hombre, es también la parte de la conducta que los colombianos cada día tienen menos en cuenta. Si la mayoría de las obligaciones legales, es decir las leyes, se ignoran olímpicamente, ni hablar de las obligaciones morales. Es triste decirlo, pero el compatriota que hoy mantiene una actitud de integridad frente a la vida es más una excepción que la regla. De ahí se desprende la creciente descomposición de nuestra sociedad.

Entre estas excepciones se cuenta la gerente de la Empresa de Teléfonos de Bogotá, Marta Cecilia Bernal de Arrieta. Al ser nombrado su esposo como Procurador, consideró que se había creado una incompatibilidad ética (legal no existe) de permanecer en su cargo. Y presentó renuncia irrevocable. Sabemos el sacrificio que esta noble actitud le representa, pues nos constan el entusiasmo y la dedicación con que estaba desempeñando su cargo. El Alcalde pierde sin duda un gran colaboradora que esperamos remplace con alguien de igual calibre. Y la ciudad pierde una excelente funcionaria. Pero los colombianos reciben una ejemplarizante lección de ética que ojalá sirva para algo.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.