SOY YO EL QUE BUSCAN...

SOY YO EL QUE BUSCAN...

Por favor, no me hagan nada, soy yo el que ustedes buscan .

08 de junio 1998 , 12:00 a.m.

Con estas palabras, Alberto Orlandez Gamboa, El Caracol , sindicado de ser el jefe del cartel de drogas de la Costa una de las organizaciones más poderosas en el mercado ilegal de los narcóticos según Estados Unidos se identificó ante los agentes de la Policía que lo capturaron el pasado sábado en Barranquilla.

La aprehensión se produjo a las 4:15 de la tarde cuando un grupo de elite interceptó el vehículo Chrysler Neón gris, de placas EUW 957. Del automotor se bajó un hombre sin bigote y gafas oscuras, vestido con una camiseta azul, jean café, sandalias de cuero del mismo color y una gorra deportiva azul. Antes de que los miembros del cuerpo especial le dirigieran la palabra, el hombre reconoció con pasmosa tranquilidad: Soy yo el que ustedes buscan .

Los agentes prefirieron verificar su identidad. Portaba la cédula número 7.590.478 de Pivijay, (Magdalena), a nombre de Aníbal Darío León Carrillo, con su respectiva licencia de conducción y pasaporte con el que había estado recientemente en Venezuela. Llevaba, además, tres teléfonos celulares, cinco mil dólares en efectivo en billetes de 100, 50 y 20, una tarjeta débito, una chequera y un cheque por 25 millones de pesos.

Fin del cartel La captura se produjo en un sector deprimido de la capital del Atlántico, en la carrera 66 con calle 75, barrio El Zoológico. El capo había salido de una reunión en la casa de uno de sus escoltas y era seguido, ese día, desde las 11 de la mañana por los agentes especiales de la Policía. Con la captura concluyó una misión de tres meses que significa, según el general Rosso José Serrano, director de la Policía: El fin del cartel de la Costa .

El desmoronamiento de la organización, según la Policía, empezó en septiembre de 1997 con la aprehensión de Julio Násser David, El Turco . Luego, entre febrero y abril de 1998, las autoridades detuvieron a Roger Eliécer Pombo Ortega, Jattin Arnulfo Pinto Vásquez, Julio César Anicharico Santrich y Germán Alberto Libonnatti Pimienta, señalados por la Policía de manejar las rutas de envío de drogas del cartel hacia Estados Unidos y Europa.

Orlandez, considerado por la Policía como un hombre de alta peligrosidad en el mundo de las drogas , fue detenido junto con Iván Edgardo González Ramírez, uno de sus socios, y su escolta personal Robin Castañeda Flórez, que conducía una motocicleta Yamaha de alto cilindraje que seguía el lujoso vehículo. La moto no tenía placas.

A las 4:30 de la tarde del sábado, Orlandez, de 42 años, fue trasladado junto con los otros dos detenidos al Comando de Policía del Atlántico. Allí, expertos de la Dijín le practicaron las pruebas de dactiloscopia y se compararon sus huellas.

A las 5:00 de la tarde, la Policía Nacional comprobó su identidad. El jefe de la operación le comunicó la noticia al general Luis Ernesto Gilibert, subcomandante de la institución, que dispuso el envío de un avión de antinarcóticos para trasladar a Bogotá a El Caracol . La aeronave llegó a la capital a las 10:00 de la noche.

Al ser interrogado por los agentes especiales durante el vuelo, Orlandez afirmó que se había hecho un implante de cabello para detener la calvicie coronaria y superar el problema de alopecia que lo aquejaba.

Según la Policía, El Caracol es prófugo de la justicia de Estados Unidos y presenta una orden de captura federal en el distrito sur de la Florida por narcotráfico. Su detención ordenada por la Fiscalía bajo cargos de secuestro y homicidio con fines terroristas se produjo con base en la orden de captura número 037 del primero de abril de 1997.

Uno de sus abogados, Oscar Contreras Amarís, dijo que su cliente tiene sólo una orden de captura por la muerte de Francisco) Valdeblánquez Levette, secuestrado y asesinado en 1994.

Ayer, El Caracol les dijo a los periodistas luego de ser presentado en una rueda de prensa: No soy ningún capo... ; Empecé con dos buses y he ido progresando... ; Los vehículos que tengo ahora 120 buses y 30 taxis los conseguí con un negocio de leasing.. ; todo esto lo pueden comprobar las autoridades .

Al cierre de esta edición, El Caracol permanecía en los calabozos de la Dijín y a primera hora de hoy será entregado a la Fiscalía a fin de rendir su indagatoria.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.