EL LOBO AULLÓ MÁS FUERTE

EL LOBO AULLÓ MÁS FUERTE

El entrenador de la selección de Brasil, Mario Jorge Lobo Zagallo, lanzó ayer las campanas al vuelo y tras vencer a Holanda en la primera semifinal del Mundial de Francia aseguró que sólo falta una victoria y la vamos a conseguir .

08 de julio 1998 , 12:00 a. m.

La gente puede gritar y estar satisfecha, pero para nosotros sólo vale la última , dijo el veterano estratega, que no dudó en ubicar las razones del triunfo en el corazón, la voluntad y la disposición que puso su equipo en el encuentro que finalizó igualado 1-1 y que Brasil ganó por 4 penales a 2.

Reconoció sin embargo que el encuentro se convirtió en un vaivén constante de expectativas para Brasil y Holanda, una selección que pesa más que Dinamarca porque saben hacer rotar el balón y tiene jugadas predeterminadas .

Según Zagallo, la Naranja Mecánica tiene también entre sus virtudes la ausencia de prisas para mover la pelota y cuenta con jugadores excepcionales .

Explicó el entrenador que Brasil no podía dejar de cerrar espacio, en función de la forma como se movían los holandeses y señaló cada equipo se transformó en protagonista durante 45 minutos.

Para Zagallo, Holanda fue superior en el primer tiempo pero no supo traducir (en goles) su mejor juego , mientras que nosotros tuvimos muchas más chances y pudimos definir con algunas jugadas por la izquierda, después que entró Denilson en la segunda mitad.

De acuerdo con Zagallo una vez que los holandeses alcanzaron el empate 1-1 el partido quedó equilibrado y pudo pasar cualquier cosa .

También dijo que antes de la ejecución de la tanda de penales conversó con cada uno de los jugadores encargados de rematar.

Fui diciéndoles que íbamos a ganar el partido y el campeonato. Les di confianza a los futbolistas y creo que eso valió mucho , apuntó el entrenador.

Parte de Taffarel La escena pareció repetida: Claudio Taffarel con los brazos al cielo agradeciendo para que Brasil entera celebrara un nuevo triunfo en una instancia crucial de un mundial de fútbol.

Taffarel acababa de atajar dos penales a Holanda, y asegurado el paso de Brasil a la final de Francia-98.

Hoy se ganó una batalla, muy dura, pero solo una batalla , dijo Taffarel cuando logró escabullirse de la verdadera montaña humana de sus compañeros que se arrojaron sobre él a felicitarlo.

La guerra está aún por ganarse , agregó.

Quiero que el pueblo brasileño entero sepa que los jugadores de la selección estamos orgullosos de brindarles esta alegría enorme que ahora están teniendo , dijo el portero.

Brasil no tiene muchas alegrías en esos días , agregó. El equipo creció en los últimos partidos, y ahora estamos preparados para ganar el pentacampeonato , señaló.

Pero, insistió, solo se ganó una batalla. La guerra aún no ha terminado .

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.