Secciones
Síguenos en:
LA GUERRA DE LAS CARACTERÍSTICAS

LA GUERRA DE LAS CARACTERÍSTICAS

Primero, la guerra de los PC fue en terreno de los precios; ahora, en el de las características. Entre sus municiones están: contratos y garantías de servicios de software extendidos, chips de audio y video, y pantallas a color mejoradas para los computadores tipo libreta de apuntes. El juego de las características favorece a los gigantes de la industria que tienen los recursos técnicos y financieros para agregar nuevos toques sin aumentar los precios, pero puede sacar del mercado a los pequeños.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
15 de marzo 1993 , 12:00 a. m.

Según la revista estadounidense Business Week, el año pasado los despachos de PC aumentaron en un 11 por ciento, comparado con el 4 por ciento de 1991, y los más beneficiados fueron las marcas más conocidas.

International Data Corporation (IDC) --dice la revista-- estima que el año pasado, los 10 fabricantes más importantes de los Estados Unidos capturaron 58 por ciento del mercado total de los PC, comparado con el 52 por ciento que tuvieron en los dos años anteriores .

Las compañías más grandes fueron las que mejores resultados obtuvieron: Apple Computer, Packard Bell, Compaq, Dell Computer e IBM. Gracias su nuevo Value-Point de bajo precio, IBM aumentó los despachos en un 50 por ciento durante el último trimestre.

Compaq ha logrado ganar posiciones en la guerra de las características. En diciembre, anunció una garantía gratuita de tres años sobre cada computador que venda, y esta es la garantía más amplia que existe entre los fabricantes de PC. Y también es ofrecida en Colombia.

Es cierto que los pequeños proveedores una vez dominaron la participación en el mercado vendiendo clones de PC por un valor inferior. Pero hoy día, los clientes pueden comprar un Compaq o un IBM por solo 100 o 200 dólares más que un clone sin nombre fabricado por una compañía que posiblemente no esté allí mañana.

Para atraer a los clientes, las máquinas sin nombre necesitan tanto un precio más bajo, como características superiores, cosa que no resulta fácil para las compañías que carecen de presupuestos de ingeniería para innovar.

Los grandes también tienen ventaja cuando se trata de reducir costos. Pueden negociar descuentos por volumen en los componentes, que dererminan hasta 80 por ciento de los costos de los PC. Así, Compaq puede vender su modelo básico por solo 100 dólares más de lo que le cuesta a un fabricante de solo 200 a 500 máquinas al mes fabricar un computador.

El resultado es que una gran cantidad de compañías que ocupaban terceros o cuartos lugares están siendo empujadas hacia afuera.

No tienen muchas alternativas. Mientras los fabricantes de PC y los analistas están de acuerdo en que es poco probable que se repita la disminución de 40 y 50 por ciento en precios que se dió el año pasado, piensan que en 1993, los precios de todas maneras bajarán entre 15 y 20 por ciento.

Sin embargo, quizás esto no es muy consolador para las compañías pequeñas. Aunque se espera que los precios de los chips bajen este año dado el lanzamiento de los chips 486 de Intel, es posible que quienes más se beneficien sean los grandes, porque pueden manejar grandes descuentos en componentes y enfrentar más adecuadamente la caída en los precios.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.