CRÓNICA ROJA

Uno parece muy viejo. Por los lados de su frente arrugada nacen unos hilillos de pelo blanco que no alcanzan a cubrir la calvicie rosada. Los huesos que se marcan en su rostro, en cambio, son gruesos y duros. Cada gesto que hace le dibuja la cara con honduras y fuertes líneas que le afilan más el borde de una nariz caída y puntuda.

16 de agosto 1998 , 12:00 a. m.

El otro parece muy joven. Para que le empiecen a salir canas le faltan por lo menos diez años de angustias y gritos, los mismos que le han puesto la voz ronca. Las arrugas las debe tener en la garganta.

Slodoban Zecevich, el técnico yugoslavo de Santa Fe, tiene cincuenta años. Germán Gutiérrez de Piñeres, su asistente, ya ajustó cuarenta, pero se lo ve más juvenil. Llegaron puntuales a la redacción de EL TIEMPO. Adelante venía Gutiérrez, en pantaloneta, con las medias a la altura de las canillas, montado en unos guayos sin taches. Atrás, Zeca , como le dicen al yugoslavo, también con su ropa de combate: sudadera roja, con el escudo algo pelado, encaramado en otros botines de suela lisa.

Son el vivo retrato del Santa Fe-98: poca dinero, ropa gastada y trabajo. Por ellos nadie daba un peso a comienzos de temporada. Los hinchas santafereños empezaban el sufrimiento anual, como lo han repetido desde 23 años atrás. Mucho tiempo para no celebrar un título. Sin embargo, el equipo, de a poquitos, empezó a ganar, a ser sorpresa: es tercero en el campeonato. El presente, deportivamente, no es malo.

Pero los hinchas aún viven de recuerdos, de repetir alineaciones, como versos alejandrinos, del que fuera el Expreso rojo . Y les ha tocado enseñarles a sus hijos, a la generación que no ha visto campeón a Santa Fe, el amor por el escudo de la bola roja.

Los viejos viven de añorar el sufrido golecito de Pandolfi contra el América y la sufrida victoria 3-2 sobre Millonarios, con otro golecito sufrido del argentino de mostachos de galán mexicano para el título de 1975 (Juan Carlos Sarnari); y del subtítulo del 79. A sus hijos les tocó el subcampeonato en la Copa Conmebol (1996). Muy poco.

Qué pasó? Que por Santa Fe pasaron muchos directivos, con administraciones pobres. A comienzos de la década de los ochenta, el Grupo Inverca (Fernando Carrillo) asumió el control del equipo. A él se sumó, en 1983, Gabriel Camargo, que llegó con su cargamento de jugadores del Deportes Tolima. Después se fue y se llevó a sus futbolistas. Carrillo siguió y montó un equipazo, dirigido por Juan Eulogio Urriolabeitia. Al año siguiente, el equipo estaba reventado económicamente.

La primera gran crisis estalló a mediados de 1985. Santa Fe no salió para el comienzo del torneo finalización y tuvo que aplazar sus primeros tres partidos. Entonces, apareció Efraín Pachón en la presidencia del club, que afirma que a su llegada se debían seis meses de sueldos y que el equipo arrastraba una deuda de 2.500 millones de dólares.

La era Arizabaleta Fue la sufrida época de los bazares y las colectas, que no pudieron detener la declaración de un concordato al año siguiente. La crisis solo paró con la llegada de Fanor Arizabaleta, a quien la justicia colombiana le sigue procesos por narcotráfico y secuestro.

Armé un grupo de venta de acciones. Y empezamos a vender y a vender y de un momento a otro la familia Arizabaleta tenía el control del equipo y fue el grupo mayoritario durante dos años cuenta Pachón. Los Arizabaleta no tenían nada en su contra en ese momento. Eran ganaderos, agricultores y poseían cultivos de peces. Además, por ejemplo, cuando el América invitaba a las Copas Libertadores, uno veía allá a todo el país, políticos y periodistas, a la flor y nata del país. Eso era lo normal .

Santa Fe, entonces, se armó hasta los dientes, y comenzó a sacar jugadores de su cantera. En 1989, sin embargo, el equipo se cayó y no clasificó a las finales. La plata, a pesar de la venta de algunos de sus mejores jugadores muchos producto de sus divisiones inferiores, no apareció. Hubo huelga de jugadores...

La familia Arizabaleta, que había hecho una inversión, a veces prestando plata, tenía que cubrir esas deudas. Se entregaron, entonces, los pases de Checho Angulo, Balbis y Freddy Rincón, por un valor de 450 millones de pesos. Hasta ahí respondo yo , dice Pachón.

René López lo remplazó en la presidencia y fue él quien efectuó la operación, por 700 millones de pesos, de venta del Santa Fe al Grupo del Banco Ganadero (Alvaro Aldana, que fue el presidente del equipo, Jesús y Enrique Villamizar, Carlos Salazar y César Villegas que había sido asesor del banco en un negocio con un grupo financiero venezolano, entre otros).

Aldana, de la cuerda de los Villamizar, dejó al equipo, hasta 1992, dos veces de cuarto y una vez de quinto. Luego Santa Fe terminó de 13 y 14. De diciembre de 1990 a diciembre de 1994, el déficit económico aumentó de 207 340.739 pesos a 863 842.281.

Fue entonces, por los malos resultados y por el aumento de la pérdida, que se presentó la pugna al interior de los propietarios. Villegas quería un equipo con refuerzos y obtener resultados a corto plazo. Salazar y los Villamizares preferían un equipo más barato, extractado de las inferiores, que obtuviera resultados a largo plazo.

Verdadera pobreza En 1995, bajo la presidencia de Edgar Plazas, de la cuerda de Villegas, se integró una nómina costosa. Resultado? El déficit del equipo, según balances, a diciembre de 1995 aumentó en un año a 2.989 685.685 de pesos! La verdadera pobreza santafereña había comenzado.

Con ese déficit, los grupos se terminaron de distanciar y dejaron que el equipo se fuera marchitando. Unos querían vender, otros querían comprar y los que compraban (Villegas) se colgaron en los pagos y la deuda (cercana a los 500 millones de pesos) crecía por los intereses.

En lo único que se pusieron de acuerdo los bandos fue en nombrar un presidente Samuel Calderón que no representara a ninguno de los sectores e intentara refinanciar al equipo o venderlo a un tercero.

Sin embargo, algunos interesados desistieron, unos espantados por la presencia de Villegas (vinculado al Proceso 8.000); otros, por el déficit del equipo, que hoy se aproxima a los 4.500 millones de pesos.

Mientras tanto, el subcampeonato en la Copa Conmebol disimulaba los gigantes saldos en rojo. Pasó la fiesta, se fue el técnico Pablo Centrone alegando que le debían plata, los jugadores estallaron en huelga por sueldos atrasados, un sector de la junta directiva acusó a Calderón de malos manejos y Calderón renunció explicando que la plata de la venta de Adolfo Valencia se había ido en pagar deudas.

Fondo de la olla Hugo Prieto llegó a la presidencia. En este 1998, por necesidad económica, se armó un equipo barato, al que le está sonando la flauta por el trabajo de los técnicos y de los jugadores y que, a pesar de la inexplicable ausencia de hinchas a El Campín, ya es tercero y sueña con estar en la pelea del título que vieron por última vez casi que en los tiempos del ruido.

Por la falta de dinero se repite la historia: el ingreso por el préstamo al Racing español de Léider Preciado se irá en pagar deudas a acreedores y a empleados. Hoy Santa Fe no tiene una sede dónde entrenar. A ratos le prestan el club de la Caja Agraria, y la cancha del club de Ecopetrol, mientras Prieto, los jugadores y los técnicos, les piden a los hinchas que vayan al estadio. Son terceros, pero la gente no paga la boleta para verlos. Ese es el sufrimiento de hoy.

Cuando yo llegué, Santa Fe no costaba 80.000 dólares. Hoy vale por lo menos 7 millones de dólares , dice orgulloso el técnico Zecevich.

Así las cosas, los fanáticos tendrán que mantener la ilusión de que el milagro no se esfume. Por ahora no están sufriendo, pero habrá que ver si el equipo aguanta. La plantilla cree que puede mantenerse en la punta del campeonato.

Seguro, se lo digo yo: Santa Fe estará entre los cuatro equipos que peleen el título , dice ber Grueso, el preparador físico del equipo, que hoy es la verdadera sorpresa deportiva del campeonato colombiano.

Porque no es sorpresa decir que por las pugnas internas en sus directivos o a lo largo de los últimos 20 años, Santa Fe dejó de ser un equipo grande... Por lo menos, en resultados.

LOS REFUERZOS EXTRANJEROS 1978 Rubén Flotabien Manuel Rosendo Magán regular Aldo Fernando Rodríguez regular Walter Mainonismalo René Horacio Ibáñez: regular 1979 Juan José Pérezmal Francisco Horacio Rivaderomal Hugo Paulino Sánchezmal Raúl Santellibueno 1980 Ramón Mifflinmal, no jugó 1981 Oswaldo Marcial Palavecinoregular Jorge Amadoregular Miguel Angel Converti regular José Luis Carpenemuy bien 1982 Peter Grujevskymal Dragan Pavlovicbien Zoran Bilibajicregular José Luis Tesaremal Esteban Poganymal 1983 Pablo Elmomal Fredy Clavijoregular Evaristo Isasi casi no jugó Sapuca muy bien Hugo Ernesto Gottardimuy bien Sergio Daniel Odinebien José Gerardo Galvánregular Horacio Grimoldi bien José Santosmuy mal Orlando Perazzomal Walter Perazzobien 1984 Pablo Elmomuy mal Angel José Leroyer mal 1985 Julio César Gaonamuy mal Víctor Hugo Civarrelliregular 1986 Carlos Fernando Navarro Montoyabien Daniel Edgardo Teglia regular Sergio Daniel Odine regular Juan Carlos Cabanillas mal Juan Caballero mal Oswaldo Coloccinibien 1987 Fernando Alvesmal Jorge Alberto Taverna mal Luis Alfredo Rifourcat regular 1988 Jorge Raúl Balbismuy bien Mariano Dalla Libera poco jugó Claudio Morresi poco jugó 1989 Héctor Ramón Sosamal 1990 Carlos Maldonadopoco jugó Gustavo Daltomuy mal Carlos Arias regular 1991 Carlos Molinaregular Ramón Garridomal Adolfo Barammal Walter Perazzomal 1992 Pablo Segarramal Daniel Tílgerbien Hugo Musladinipoco jugó 1993 Medardo Robles mal Mario Ballarinomal Luis Alberto Ramosregular Juan Manuel Peñamuy bien Jaime Morenojugó poco 1994 Daniel Tílgerregular Adriano Samaniegomal Luis Avelino Ceballosregular Gerardo Manuel Reinosoregular, poco jugó 1995 Víctor Hugo Avalosmal Gerardo Reinoso regular, poco jugó Alejandro Márquez jugó partido y medio 1996 Silverio Ramón Penayomuy mal Rafael Dudamelmuy bien José Antonio Barrella muy mal Fabián Usero muy mal 1997 Luis Alberto Ramosmuy mal 1998 Luis Molinasmuy mal Leonel Libermanhoy debuta como titular...

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.