EN E.U., MÁS HASTIADOS QUE FASCINADOS CON CASO LEWINSKY

EN E.U., MÁS HASTIADOS QUE FASCINADOS CON CASO LEWINSKY

Sólo un tercio de los estadounidenses apoyaría la idea de que el testimonio del presidente Bill Clinton ante el Gran Jurado fuera transmitido en vivo y en directo a todo el país si esto fuera posible. La razón?: la mayoría de los habitantes de este país no quiere saber más de la supuesta relación entre Clinton y Mónica Lewinsky.

16 de agosto 1998 , 12:00 a. m.

Hay una audiencia sensacionalista a la que este asunto le fascina, pero para el ciudadano promedio es algo desagradable , declaró Andrew Kohut, del Centro de Investigaciones Pew para el Pueblo y la Prensa.

Y es que gran parte de la cobertura del caso ha incluido discusiones gráficas de actos sexuales y fluidos corporales, dejando algunas veces a los lectores y espectadores, avergonzados de si mismos y de su país.

La saturación y la vergenza han llegado al punto que tres canales de cable de Nueva York, han sacado avisos de páginas enteras en periódicos diciendo: Nada de Mónica. En ningún momento .

En el diario The Sacramento Bee, ciudadanos corrientes van semanalmente a un consejo de redacción y ayudan a seleccionar las historias de primera página.

Ellos nunca escogen Clinton-Lewinsky. Y quiero decir nunca, dice el editor Bill Endicott. El contraste entre lo que nosotros pensamos y lo que el público piensa es bastante dramático .

Y un sondeo realizado durante la segunda semana de agosto por el centro de estudios de la prensa Pew lo confirma: el caso sólo interesa al 26 por ciento de los estadounidenses.

Los editores afirman, no obstante, que aunque este escándalo no haya tenido mayor efecto en la circulación, no están dejando que la opinión pública los desaliente a cubrirlo, pues consideran que la investigación criminal al presidente podría tener importantes consecuencias para Clinton y el futuro mismo del país.

Las empresas de televisión ABC, CBS y NBC han dedicado más de el doble de tiempo al aire al caso Lewinsky, que a ninguna otra historia este año.

Pero la historia no está generando la intensidad de cobertura que produjo en enero , admite el analista Andrew Tyndall.

De igual manera las revistas Time y Newsweek alcanzaron altos niveles de venta cuando se inició el caso, pero después las portadas de Lewinsky no se han vendido tan bien.

De todas formas, es un hecho que la investigación es seguida por millones de estadounidenses y que ese número crece a medida que se aproxima su desenlace: el testimonio del presidente este lunes ante un Gran Jurado definirá en buena parte si el asunto prospera o es enterrado para siempre.

Darryl Levings, editor del Kansas City, explica este fenómeno con lo que él llama El viejo síndrome de el accidente de tráfico: la gente sabe que no debería (mirar)... pero existe una fascinación mórbida por hacerlo .

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.