EN ROJO, ACUERDO BANCARIO JAPONÉS

EN ROJO, ACUERDO BANCARIO JAPONÉS

Se rompió el acuerdo de reforma bancaria en Japón, entre el gobierno y la oposición, y que pretendía definir el futuro del acosado Banco de Crédito de Largo Plazo, BCLP, de ese país.

22 de septiembre 1998 , 12:00 a.m.

La división llevó al colapso de las reformas, que buscaban sentar las bases para solucionar el masivo problema de malos créditos que aqueja al sistema bancario nipón. El colapso del plan constituye un duro golpe a la credibilidad del primer ministro japonés, Keizo Obuchi, que hoy debía presentar la firma del convenio a la reunión en Nueva York con Clinton para demostrarle a E.U. que el gobierno japonés estaba progresando en salirle al paso al grave problema de deudas malas en Japón.

Como están las cosas, es mucho lo que le preocupa al gobierno japonés y a las autoridades económicas. Y es que la noticia indujo a mayores pérdidas en las bolsas de valores. El índice Nikkei de las 225 principales acciones cayó en el 2,7 por ciento. Los precios de los bonos del Gobierno cayeron, pero las tasas de descuento para bonos a diez año subieron 0.065 puntos porcentuales.

Después de cerrado el mercado, la agencia calificadora de riesgo, Fitch IBCA, advirtió que la deuda bruta japonesa podría llegar a niveles del 110 por ciento del PIB este año.

El arreglo entre el Partido Liberal Democrático, PLD, que está en el poder, y los partidos de oposición, se alcanzó el viernes después de intensas negociaciones.

Después del fin de semana se hizo evidente, sin embargo, que el PLD y el Partido Democrático de oposición tenían interpretaciones divergentes en cuanto a los puntos del acuerdo. Lo cierto es que el PLD necesita la cooperación de la oposición, que tiene la mayoría de curules en la Cámara Alta del Parlamento.

Naoto Kan, líder de la oposición, ya había advertido que las diferencias de interpretación podrían llevar a una anulación del pacto. Y llamó a los miembros de su partido a prepararse para una eventual elección general, indicando que la inestabilidad del gobierno aumenta las posibilidades de que el Parlamento se disuelva.

El arreglo establecía que el BCLP sería puesto bajo administración pública especial , u otras medidas . La oposición creyó que esto significaba una nacionalización del BCLP, y la abolición de 89.000 millones de dólares de fondos públicos para darle una mano a los bancos más débiles, incluido el BCLP.

De otro lado, el PLD insistió en que la expresión otras medidas dejaba la opción de utilizar los 89.000 millones para recapitalizar el BCLP, sin tratarlo como un banco en quiebra.

Despierta con las noticias más importantes.Inscríbete a nuestro Boletín del día.

INSCRIBIRSE

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.