LA TORMENTA AZOTA A MÁS DE LA MITAD DE AMÉRICA

LA TORMENTA AZOTA A MÁS DE LA MITAD DE AMÉRICA

La mitad de Estados Unidos quedó totalmente paralizada ayer como consecuencia de la peor tormenta que ha azotado a este país en los últimos cien años, mientras que la cifra oficial de muertos ascendió a 69 personas. El mayor número de muertes se produjo en la Florida (18 personas), estado que aún no se había recuperado totalmente de los daños ocasionados por el huracán Andrés.

15 de marzo 1993 , 12:00 a.m.

Además de la paralización de todos los medios de transporte en las zonas afectadas, la nieve y el viento causaron considerables daños materiales en viviendas y calles de varias ciudades.

La tormenta tuvo efectos en la isla colombiana de San Andrés, donde ayer vientos de mediana intensidad que destruyeron tejados y una carretera, pero no se reportaron víctimas fatales ni heridos. Meteorólogos afirmaron que la tormenta provocará desde hoy intensas lluvias durante 24 horas en Colombia. Podrían ocurrir inundaciones graves.

En Estados Unidos, uno de los servicios públicos más afectados es la energía eléctrica. Se calcula que más de dos millones de abonados, solo en el estado de la Florida, no disponen del servicio. Y hay informes de cortes en Alabama, Carolina del Norte y del Sur, Georgia, Maryland, Nueva Jersey, Tennessee y Mississippi, dijeron las autoridades.

La tormenta también abarcó otros países, especialmente a Cuba, donde hubo tres muertos y cuantiosos daños, mientras en México, las autoridades calculan que hay más de cinco mil damnificados a causa de las lluvias. La mitad de EE.UU. no pudo moverse La mitad de Estados Unidos quedó totalmente paralizada ayer como consecuencia de la Tormenta del Siglo que azota a este país, mientras que la cifra oficial de muertos ascendió a 98.

Entre los muertos había un hombre a quien hallaron congelado en Alabama. Muchos otros murieron de ataques cardíacos mientras paleaban nieve o en accidentes de tránsito.

La tormenta, sin precedentes en todo el siglo según los meteorólogos de este país, continuaba golpeando con nieve, lluvia y vientos de extrema violencia toda la costa este estadounidense.

En las zonas cercanas a Nueva York y en Florida, los vientos superaron los 160 kilómetros por hora y la nieve llegó a sumar 2 metros en algunos casos. Estos fenómenos ocasionaron una gran destrucción material en las viviendas y redes aéreas de teléfonos y energia eléctrica, pero, sobre todo, una gran paralización de todos los medios de transporte.

Los estados que pagaron mayor tributo a la tormenta fueron Florida (sureste) y Pennsylvania (noreste) con 26 y 20 muertos, respectivamente.

Once estados del litoral atlántico declararon el estado de emergencia.

Todas las carreteras y las viviendas del borde del mar desde Florida hastal Maine, pasando por Carolina del Norte y Nueva Jersey, quedaron sumergidas por las aguas.

Las playas cubiertas de todo lo que arrastraron las olas y sembradas de troncos de árboles componían un sombrío panorama de devastación.

Los principales aeropuertos en Nueva York, Washington, Baltimore, Boston, Filadelfia, Chicago, Pittsburgh y Atlanta tuvieron que ser clausurados impidiendo centenares de vuelos programados. Casi tres mil personas quedaron varadas en tan solo los principales aeropuertos de Nueva York, informó la autoridad de puertos.

La falta de visibilidad ocasionó innumerables accidentes de tránsito en caminos y carreteras, incluyendo un apilamiento de 40 automóviles en una intersección vial en Pontiac, estado de Michigan.

La mayoría de los trenes y ómnibus del área metropolitana de Nueva York quedaron paralizados. En Pensilvania, el gobierno ordenó cerrar todas las autopistas interestatales, y en Virginia Occidental se les dijo a los conductores que en las carreteras interestatales la nieve no sería paleada.

Los cortes de energía eléctrica causados por vientos e inundaciones afectaron a dos millones de abonados sólo en el estado de Florida y en partes de Alabama, Carolina del Norte y del Sur Georgia, Maryland, Nueva Jersey, Tennessee y Mississippi, informaron las autoridades.

Los meteorólogos habían avisado desde el jueves que la tormenta sería extraordinariamente fuerte, pero nadie imaginó que en tal grado. Un ejemplo ilustrativo sobre la magnitud del fenómeno es que cuando ayer comenzó a nevar en Nueva York, el centro de la tormenta aún se hallaba sobre el estado de Georgia, a unos 1.120 kilómetros de distancia.

La tormenta también abarcó otros países, espacialmente a Cuba y México, pero las oficinas de meteorología adviertieron que el fenómeno tendrá consecuencias en todos los países caribeños, aunque con menor intensidad. Vientos en San Andrés Por esta razón la Oficina Nacional para la Atención y Prevención de Desastres de la Presidencia de la República inició desde ayer en la tarde la coordinación de las acciones para tratar de soportar el posible embate de los fuertes vientos y lluvias en el territorio colombiano que azotan a Estados Unidos.

En el archipiélago de San Andrés y Providencia, en la tarde del domingo, ya se resgistraban ráfagas de vientos de hasta 50 nudos de velocidad, pero por fortuna no se habían reportados desgracias personales.

No obstante, los fuertes vientos ya ocasionaron algunos daños en los tejados, especialmente a las viviendas ubicadas en los sectores de Las Tablitas, San Luis y Sarie Bay.

Desde las 6:30 de la tarde del sábado hubo un cambio atmosférico, que los isleños no esperaban, con vientos de 30 a 35 millas por hora y olas que sobrepasaban los cuatro metros de altura.

Esto produjo que la carretera Circunvalar se viera afectada en la mañana de ayer por escombros de troncos y piedras que el mar arrastró hacia esa zona. Sin embargo máquinas del Distrito de Obras restablecieron en pocas horas el tránsito por la vía.

El comandante del Comando Operativo Específico de San Andrés y Providencia (Cesyp), coronel Jesús Castañeda Chacón, informó que en la tarde de ayer la situación estaba en calma y la velocidad de los vientos se redujeron ostensiblemente.

Dijo que la navegación aérea no fue suspendida, auncuando unos vuelos se retrasaron, en tanto que la de embarcaciones marítimas si fue restringida en prevención de situaciones de emergencia.

Cuba y Mexico fueron los dos países que después de Estados Unidos sintieron con mayor fuerza el paso de la Tormenta del Siglo .

En Cuba, murieron tres personas; el presidente Fidel Castro lamentó que a las dificultades económicas se sumara ahora este fenómeno de la naturaleza que afectó a ocho provincias de la isla.

Los vientos huracanados y las fuertes lluvias destruyeron una parte importante de las cosechas de la isla y dejaron daños de consideración en las redes de electricidad, agua, gas e interrumpieron las comunicaciones terrestres y telefónicas, especialmente en la parte occidental de Cuba.

En México, las autoridades presentaron un balance provisional de 5 mil damnificados, seis desaparecidos y daños materiales incalculables.

La furia de los vientos, que en la costa caribeña llegó a alcanzar una fuerza superior a los 100 kilómetros por hora, provocó la caída de árboles, postes de alumbrado y teléfonos, así como la destrucción de techos y viviendas en toda la costa oriental del país.

Los estados más afectados fueron los de Verecruz y Tamaulipas, donde se calcula que no menos de 3.500 personas perdieron sus viviendas. El Gobierno comenzó de inmediato la instalación de albergues para dar refugio a las personas sin hogar, mientras que las lluvias continuaban.

La isla de Bahamas habría sufrido daños similares a los ocurridos en Cuba, pero hasta el cierre de esta edición no existían datos oficiales sobre el grado de destrucción ni tampoco sobre el número de personas damnificadas.

La Tormenta del Siglo también provocó fuertes vientos y torrenciales lluvias desde la noche del sábado en la mayor parte del litoral caribeño de Centroamérica.

En Panamá, el río Calovevora se desbordó debido a la fuerte lluvia caída en las últimas horas, provocando daños en casas, cultivos y ganados.

En Honduras y Costa Rica, los fuertes vientos y la nubosidad causaron un descenso de la temperatura que llegó hasta los 13 grados centígrados, cifra inusual en esta época, normalmente la más calurosa del año, con marcas superiores a los 25 grados.

Así mismo, en el Caribe de Nicaragua y el noreste de Guatemala se reportaron vientos de más de 50 Kilómetros por hora y lluvias constantes. Colombia: lluvias Fuertes lluvias y probabilidades de tormentas en algunas regiones, afectarán al territorio colombiano en las próximas horas.

Habrá vientos fuertes y borrascas en San Andrés, en tanto que en la región amazónica se presentarán fuertes aguaceros acompañados de tormentas eléctricas.

Según el centro meteorológico del Instituto de Hidrología, Meteorología y Adecuación de Tierras (Himat), en la mayoría del territorio nacional lloverá hoy. Anoche también hubo lluvias y tormentas en San Andrés y aguaceros en las costas Pacífica y Caribe, la Región Andina, la Amazonia y la Orinoquia.

El Himat dijo que las únicas zonas donde no lloverá por el momento serán La Guajira y el noreste de la Orinoquia.

Entre tanto, un despacho de la agencia francesa de prensa (AFP), basado en informaciones de radio, señaló ayer que en Colombia lloverá durante los próximos tres días.

Habrá torrenciales aguaceros que podrían ocasionar el desbordamiento de ríos causando inundaciones en áreas urbanas y rurales .

Según la AFP, el fenómeno fue advertido por el meteorólogo Max Enríquez, quien señaló que la tempestad presentada en los Estados Unidos provocó un frente frío que afectará a Colombia.

Max reveló que el frente salió ya de territorio estadounidense y cruzó el Atlántico, y muy pronto penetrará a la zona del mar Caribe colombiano en donde comenzará a actuar.

Dijo que esa fue la causa de la alta nubosidad en los cielos de Colombia registrada ayer y que producirá lluvias generalizadas en todo el territorio nacional.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.