Secciones
Síguenos en:
CLINTON EN CHINA

CLINTON EN CHINA

Por primera vez desde 1989, cuando la Plaza de Tiananmen fue escenario de violenta represión a opositores del Gobierno chino y el mundo reaccionó contra ese episodio, un presidente de los Estados Unidos visitará la China. El viaje del presidente Bill Clinton, anunciado por él para fines de este mes, no podía ser más oportuno. El Continente Asiático vive una hora crítica por los problemas económicos que afectan a varios países de la región, y a esto se ha sumado la tensión que la carrera nuclear entre India y Paquistán generó en la comunidad internacional y especialmente en las naciones vecinas, comenzando por la China.

En los nueve años transcurridos desde cuando el presidente George Bush la visitó, la China ha experimentado una transformación impresionante, que evoca la famosa frase de Napoleón: Cuando la China despierte, el mundo temblará . Es una premonición que cobra cada día más fuerza, según lo registran los observadores de la política mundial y los periodistas que han seguido de cerca la evolución del gigante asiático. Ante la desaparición de la Unión Soviética, hace ya casi una década, los ojos del mundo están puestos en Pekín como la capital de la próxima potencia mundial, y los hechos recientes destacan su emergencia como centro de poder y polo de equilibrio, no sólo del Asia sino del planeta.

Miembro del club nuclear con los Estados Unidos, Francia, Gran Bretaña y Rusia, la China está llamada a cumplir un papel decisivo en la campaña puesta en marcha para frenar la amenaza atómica en el Asia. Precisamente esta semana, el Gobierno chino promovió una reunión de delegados de las cinco potencias en Ginebra para buscar una estrategia común, encaminada a disuadir a la India y Paquistán de sus planes armamentistas.

El creciente peso internacional de la China va parejo con su crecimiento económico, que es causa de admiración aunque no ha estado acompañado de avances en el campo político. En reciente libro sobre el milagro chino , el escritor británico Nicholas Kristof define ese fenómeno con esta sentencia: Nunca una masa de población tan grande ha sido sacada de la pobreza en tan poco tiempo . Y los números le dan la razón: en 1978 había en la China 170 millones de personas en la pobreza absoluta y ahora el problema está erradicado, no obstante el vertiginoso crecimiento de la población, que ya sobrepasa los 1.200 millones de habitantes.

El desarrollo económico chino recibió un nuevo impulso en marzo pasado con el nombramiento de Zhu Rongji como primer ministro. Zhu uno de los arquitectos de la modernización del país abrió las puertas del poder a una generación de jóvenes tecnócratas que no están atados a la ortodoxia comunista en materia económica, en cuyas manos la China seguramente mantendrá el ritmo de crecimiento actual, estimado en el 8 por ciento anual. Hay más inversiones extranjeras, que han ayudado a mejorar las industrias y aumentar las exportaciones. Se han puesto en marcha muchas iniciativas mixtas o independientes en la banca, la hotelería y los servicios. Y con la recuperación de Hong Kong y Macao la colonia portuguesa que será devuelta en 1999, hay nuevos elementos favorables a ese rápido desarrollo.

No poco deben haber pesado todas estas apreciaciones en el ánimo del presidente Clinton al tomar la decisión de normalizar las relaciones diplomáticas y comerciales con la China. Esto es algo que debe servir de ejemplo a países como Colombia, que mantienen relaciones con la potencia asiática pero tal vez no las han aprovechado plenamente. En el caso nuéstro, bastaría pensar en lo que significaría que los chinos consumieran siquiera una taza de café al día, para apreciar el potencial casi incalculable de tan enorme mercado.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.