LAS COINCIDENCIAS MATAN A LOS NAPOLITANOS

LAS COINCIDENCIAS MATAN A LOS NAPOLITANOS

Los simpatizantes del Nápoles, o lo que es lo mismo la mayoría de la población de este ciudad, vivieron durante el fin de semana bajo la angustia de las denuncias acerca de que el futbolista argentino Diego Maradona habría vendido a la camorra (la mafia napolitana) el título que su equipo se aprestaba a ganar en la liga de 1988. En una ciudad en la cual Maradona fue el héroe indiscutido, las denuncias frente a los tribunales romanos del antiguo guardaespaldas del argentino, Pietro Pugliesi, sumieron en el desconcierto a decenas de miles de fanáticos que temen haber perdido la alegría de otro título a cambio de una partida de cocaína.

15 de marzo 1994 , 12:00 a. m.

Hoy la mayoría de los tifosi entrevistados por las cadenas de televisión italianas aparecían incrédulos. Es que la acusación contra Maradona, por su tamaño y por la pasión con que Nápoles vive el fútbol, parecían una erupción capaz de eclipsar al volcán Vesubio, bajo cuya sombra vive esta ciudad.

El cantante Peppino Di Capri, consultado por La Gazzetta Dello Sport, comentaba que la historia de Pugliese le perecía una telenovela. Maradona solo no podía definir el rumbo de un campeonato .

Pero las dudas se mezclaban con la incredulidad y la prensa recordaba la forma casi increíble en la cual el Nápoles perdió el título de la temporada 1987-1988 a manos del Milán.

Hace 6 años el Nápoles capitaneado por Maradona --aún en la cima de su carrera deportiva-- llevaba cuatro puntos de ventaja en la liga italiana al abordar la fecha 26. Y sobre el final el Nápoles se cayó y resignó el título a manos del Milán de los holandeses Ruud Gullit y Marco Van Basten.

Pugliese lanzó su bomba el jueves frente a los tribunales romanos, donde el ex guardaespaldas de Maradona está siendo investigado por violación a la ley de estupefacientes.

Frente a los tribunales, dijo que la camorra estaba preocupada por las pérdidas que venía sufriendo en el Toto Nero (apuestas deportivas clandestinas que controla la mafia) y por eso le propusieron al argentino ir a menos y que el Nápoles perdiese, lo que le permitiría rehacer sus ganancias.

A cambio de la maniobra, que le privaría a Nápoles repetir el título de campeón de 1987, Maradona recibiría una partida de cocaína, siempre según las denuncias de Pugliese.

En el Toto clandestino, al comenzar el campeonato se apuesta por el equipo que ganará. A un cierto punto el Nápoles estaba tan adelante que todas las apuestas eran a su favor y la camorra no hubiera podido jamás pagar esa enorme cifra relató Pugliese.

En ese momento --agregó-- se desataron las amenazas para impedir la victoria del club napolitano. Maradona, por la droga, estaba en manos de la familia (camorrista) de Giuliano de Forcella, que entonces eran los reyes del Toto Nero . Ellos se sirvieron de Diego porque lo tenían en sus manos .

De todas maneras Pugliese admitió que Maradona solo no hubiese podido hacer perder al equipo y que él había tenido cómplices en el interior y en el exterior del club .

Las denuncias de Pugliese frente a la justicia reavivaron los fantasmas del pasado y hoy en Nápoles se recordaban las denuncias del diario inglés Mirror que, en aquella época, hablaba sobre las amenzas de la camorra contra Maradona.

El diario aseguraba que la organización que manejaba las apuestas ilegales debería pagar 200 mil millones de liras si Nápoles salía campeón y por eso está ejerciendo una fuerte presión sobre el jugador (de Nápoles) más representativo .

En aquella época, casualmente, Maradona comenzó a aparecer nervioso sobre los campos de juego, poco entrenado y en condición psíquica precaria. Un último y decisivo tercio de temporada en la cual el argentino fue decepcionante.

La pregunta es si a pesar de aquellas coincidencias las autoridades del fútbol tomarán en cuenta las denuncias de Pugliese, un hombre que no genera una credibilidad total entre los investigadores.

La federación italiana de fútbol aún no resolvió si conviene abrir una investigación. Pero mientras tanto los elementos de la confesión de Pugliese se encuentran ya sobre el escritorio de Consolato Labate, el gran inquisidor del fútbol italiano.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.