POLÉMICA POR MUERTES EN NARIÑO

POLÉMICA POR MUERTES EN NARIÑO

El sepelio se convirtió en una marcha de protesta. Las personas que acompañaron ayer el féretro del estudiante Octavio Meléndez rechazaron su muerte y la del profesor Armando Hidalgo, ocurridas el domingo en una acción del Ejército en El Rosario (Nariño).

22 de septiembre 1998 , 12:00 a.m.

Los familiares de estas personas dijeron que pedirán una investigación en contra de los militares que participaron en la operación y reiteraron que ni Meléndez ni Hidalgo, cuyo cadáver permanece en la morgue, pertenecían a las Farc, tal como lo señala el Batallón Batalla de Boyacá.

El profesor y el estudiante murieron durante un enfrentamiento entre soldados y miembros del 29 frente de las Farc que salían de la discoteca Cañandonga de El Rosario luego de celebrar el día del amor y la amistad.

Durante el intercambio de disparos también murieron el sargento del Ejército Julio Noriega, tres guerrilleros uniformados y el segundo hombre al mando de la columna subversiva, identificado como Alfonso Realphe González, William , que estaba vestido de civil.

Las autoridades informaron que contra William pesaban dos órdenes de captura por extorsión y homicidio. Su cuerpo fue reclamado en la tarde de ayer en el anfiteatro de El Rosario por varios familiares.

Ayer, fue identificado Jesús Alberto Vargas, otro de los subversivos muertos, quien portaba una cédula falsa y tenía tres órdenes de captura por delitos relacionados por el narcotráfico.

Según el párroco de El Rosario, Jaime Orlando Rojas, las unidades del Ejército llegaron disparando al lugar. Agregó que ni el estudiante, de 17 años, ni el profesor del colegio Nuestra Señora del Rosario habían mostrado indicios de pertenecer a algún grupo subversivo.

En la población circularon versiones según las cuales los muertos durante el enfrentamiento serían nueve y que las Farc alcanzaron a llevarse los cuerpos de dos de sus hombres muertos, a quienes hoy se propone darles sepultura en el corregimiento El Rincón, de El Rosario, en compañía de William .

También se conoció que Rubiel Meléndez, quien se desempeña como auxiliar del despacho del alcalde, también resultó herido durante el enfrentamiento, por lo que fue trasladado e internado en el hospital de Pasto. Allí es vigilado por 10 hombres del Ejército que no permiten comunicación alguna con él.

Meléndez es sindicado de guerrillero por el Ejército, pero el alcalde de El Rosario, Ely Montoya, dijo que el herido es un buen funcionario que no tiene nada que ver con la guerrilla.

Así mismo, durante el sepelio del estudiante Meléndez sus familiares dijeron que los militares le pusieron un fusil en la mano derecha para luego decir que se trataba de un guerrillero. Eso es falso porque Octavio era un muchacho bueno y decente , dijo uno de sus parientes que pidió no ser identificado.

Se conoció que el estudiante muerto era primo del profesor Gabriel Hernán Meléndez, que el pasado 21 de abril fue asesinado por sicarios ante la mirada atónita de sus alumnos, en pleno salón de clases.

La versión del Ejército Por su parte, el general Jaime Alberto Canal, comandante de la Tercera Brigada del Ejército, con sede en Cali, dijo que el estudiante iba vestido de civil pero acompañaba a los tres guerrilleros uniformados que salieron inicialmente de la discoteca.

Estas cuatro personas no atendieron una orden de alto y respondieron con fuego. Por eso se inició el enfrentamiento. Además, el estudiante portaba un arma de fuego , dijo el general Canal.

Agregó que luego salió disparando William acompañado del profesor. Vamos a investigar disciplinaria y penalmente para que se aclare mejor la situación, pero el solo hecho de que estas dos personas hayan acompañado a los guerrilleros y hayan portado armas, como es el caso del estudiante, es muy diciente de lo que sucedió , dijo.

Según el oficial, la población civil estaba de parte de los subversivos porque permanecieron con ellos durante el festejo y aplaudieron a una cantante que dedicaba su presentación al comandante William .

Por su parte, el alcalde de El Rosario no niega que en el lugar se encontraran guerrilleros. Aquí eso es normal. No tenemos vigilancia de Policía ni Ejército y para nadie es un secreto que nos encontramos bajo la influencia de las Farc , dijo.

Sin embargo, señaló que desconoce cómo se sucedieron los hechos. Yo estaba dormido, no vi nada. Oí los disparos y al establecimiento me dejaron entrar cinco horas después , contó.

Al cierre de esta edición, se conoció que el gobernador de Nariño, Jesús Rosero Ruano, conformó una comisión entre funcionarios de la Consejería departamental de Paz y la Secretaría de Gobierno para realizar una investigación por separado de los hechos.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.