CON O SIN REFORMA TRIBUTARIA HABRÁ AJUSTE

CON O SIN REFORMA TRIBUTARIA HABRÁ AJUSTE

La cosa es en serio. Cada día que pasa el hueco en las finanzas públicas se agranda. Los gastos se están multiplicando y el Gobierno ya no sabe a qué echarle mano para aumentar los ingresos.

21 de septiembre 1998 , 12:00 a.m.

Los últimos anuncios del Gobierno presentados al Congreso son dramáticos: debido a los problemas internacionales el país tendrá que gastarse el próximo año recursos a los previsto hasta hace una semana por otros 1,2 billones de pesos, la mayor parte para pagar el servicio de la deuda que se comerá 15 billones de pesos.

Un documento del Ministerio de Hacienda menciona que si se ejecuta el presupuesto para 1999 presentado ante el Congreso se generaría un déficit del 6,4 por ciento de PIB. Todas estas cifras que aturden a la gente del común solo dejan un mensaje: el apretón que se avecina va a ser uno de los más fuertes que se recuerden en el país. Y el Gobierno está dispuesto a darse la pela, cuéstele lo que le cueste.

Así lo dejó en claro el director del Departamento Nacional de Planeación, Jaime Ruiz Llano, quien sostuvo que un eventual rechazo del Congreso a la reforma tributaria de la administración Pastrana no será en ningún caso obstáculo para hacer el ajuste. Y lo peor es que éste recaerá en la inversión, la cual podría quedar reducida a sólo 3,0 billones de pesos para el año entrante.

El Gobierno al presentar ese panorama tan complicado está amenazando al Congreso si no aprueba la reforma tributaria? Esta es la primera vez en la historia de la Constitución de 1991 que se presenta un presupuesto desfinanciado con base en el artículo 347 de la Carta Política. Esto significa que el Gobierno plantea todas las partidas que piensa ejecutar y le dice al Congreso que la plata no alcanza para financiarlas. No es un chantaje al Congreso, nosotros no lo estamos obligando a aprobar la reforma tributaria, lo que queremos es decirle al país que, independientemente de si nos aprueban o no el paquete tributario, el Gobierno va a ejecutar un presupuesto balanceado, y para ello tendríamos que recortar unos 3,6 billones de pesos para acomodarnos al crecimiento del 17 por ciento en los pagos. Esto nos permitiría tener un déficit fiscal consolidado del 2,0 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) como nos comprometimos para el próximo año.

Y sino se aprueba la reforma? El mensaje no es para el Congreso, es para todo el país: vamos a hacer el ajuste fiscal con o sin reforma tributaria, de eso no puede quedar la menor duda. Si no nos aprueban el paquete vamos a hacer un recorte mayor en la inversión. Esta es una decisión política y la vamos a cumplir porque no queremos que el día de mañana digan que el Gobierno no hizo el ajuste porque el Congreso no le aprobó la reforma tributaria.

Es decir que los gastos de inversión se van a paralizar en 1999? No necesariamente. Aún dándonos ésta pela tenemos alternativas para jalonar recursos del sector privado. Basta mirar qué parte de la inversión por concesiones viales se está ejecutando con presupuesto del Gobierno. Una parte muy pequeña. Nosotros tenemos una nueva fórmula para generar más concesiones: hace 10 años las carreteras se hacían con presupuesto nacional, hoy en día las estamos haciendo sin presupuesto nacional y eso es inversión pero más eficiente que la pública.

Cuál va a ser el énfasis de la inversión pública? El Gobierno va a jalonar inversión privada hacia los acueductos y alcantarillados y utilizará los pocos recursos disponibles para impulsar la vivienda mediante una verdadera política en el sector. Hoy en día lo que importa es la calidad, no quien haga la inversión. No podemos decir que porque se baja la inversión del Estado no habrá gasto en el sector, también hay que mirar los recursos privados.

Pero de todas maneras la situación no es dramática? qué puede hacer el Gobierno con recursos por solo 3,0 billones de pesos para inversión? Pero en el presupuesto del año pasado había una cantidad de inversiones que no eran ni cinco productivas. Yo prefiero invertir menos y hacer el doble de concesiones viales, jalonando inversión privada por dos billones de pesos en el sector o por 500.00 millones en acueductos o impulsar la inversión privada en vivienda. Recordemos que en el Gobierno Samper prácticamente no se realizó inversión en este sector. Hay que iniciar una dinámica distinta porque no se puede seguir metiendo plata del Estado sin que se mejoren los índices de cobertura y la calidad de vida de los colombianos.

Entonces a qué se le estaba destinando la plata para inversión? A cien mil proyecticos. Durante el Gobierno anterior hubo una explosión de cosas, muchas de ellas representadas en nóminas paralelas. Por eso insisto en que debemos mirar la calidad de inversión ya que un país que se ha ido descentralizando tiene que definir sus prioridades. Estoy convencido de que podemos reducir la inversión porque una gran parte no es de buena calidad pero al mismo tiempo con menos recursos jalonar inversión de mejor calidad.

Eso no quiere decir que no me gustaría tener más plata para el sector, con lo que no estoy de acuerdo es con quienes afirman que si no bajamos la inversión vamos a generar una recesión en el país. Si yo impulso al sector vivienda y además pongo en marcha una política agropecuaria seria, que el país no la ha tenido desde 1990, y jalonamos recursos hacia la agricultura impulsamos el crecimiento de la economía. Le puedo mencionar como ejemplos el ferrocarril del Pacífico en el cual vamos a invertir 80.000 millones de pesos o la vía Tobia Grande-Salgar o la carretera Briceño- Sogamoso, obras que van a traer capital privado.

Qué podrá hacer el Gobierno en materia de inversión social con esos escasos recursos? Estamos interesados en que sea eficiente la inversión en salud y educación. Hay que afinar la reforma en salud porque hoy en día los hospitales están en una situación muy crítica y si no hacemos ajustes el sector se puede reventar. También es vital la inversión en educación pero lo que necesitamos es que esos recursos sean usados cada vez mejor. Y la agricultura es también prioritaria, estoy convencido de que en ésta época de recesión internacional la agricultura le va a dar la mano al país. En agua potable empezamos a montar una gerencia de acueductos y alcantarillados y les dijimos a los alcaldes que estamos interesados en diseñar proyectos por eso vamos a poner en marcha una política de inversión del sector privado no para privatizar los acueductos sino para darlos en concesión.

No es demasiado optimista frente a la respuesta de los inversionistas privados en los planes del Gobierno más aún en los actuales momentos de turbulencia internacional? No. Estamos convencidos de la respuesta positiva de los empresarios tanto nacionales como extranjeros. De ahí la importancia del ajuste fiscal porque con menores tasas de interés se permite al sector privado que entre a participar en unas obras que son interesantes para la Nación.

Por eso reitero: tenemos que hacer el ajuste fiscal para darle más espacio a la inversión privada, estoy convencido de que lo mejor que puede hacer el país es el ajuste. Alguien me decía que si no era mejor en este momento tan difícil no hacer ajuste fiscal a lo cual puedo responder que ya llevamos tres años ensayando esa opción y no nos ha funcionado. Todas las críticas están saliendo de quienes ya ensayaron su alternativa durante cuatro años y no le funcionó, ahora deben dejarnos ensayar la nuestra.

El Gobierno ha pensado en recurrir a la emergencia económica en caso de que las cosas se le complique aún más? La solución con o sin emergencia es la misma: tengo que recortar el gasto público y recortar la inversión. Pero si las cosas llegaran a dañarse o si no conseguimos financiación, la emergencia económica en un momento dado nos podría servir.

Lo que uno observa es que todo el peso del ajuste va a recaer sobre los gastos de inversión. Diversos sectores han dicho en los últimos días que en funcionamiento hay mucha tela por cortar, incluso el propio Contralor dijo que hay mucha burocracia y entidades ineficientes.

Nunca hemos dicho que no vamos a recortar gastos de funcionamiento. Lo que sucede es que la ley nos obliga a seguir unos procedimientos para recortarlos, para suprimir un cargo. Debemos hacer estudios entidad por entidad en los cuales ya estamos trabajando. Pero además el efecto del ajuste en funcionamiento no se ve sino a partir del 2000 porque en el primer año los costos de la reforma son altos. La filosofía del Gobierno en esta materia es acabar con las duplicidades porque si el país escogió el modelo descentralizado debemos ser consecuentes con ello. Vamos a hacer un recorte serio en funcionamiento.

Sin privilegios El Gobierno no tiene temor frente a una gran peluqueada de la reforma tributaria en el Congreso? Quiero dejar claro un aspecto sobre la reforma tributaria: en Colombia tenemos la tendencia de que cada vez que le ponemos IVA a un producto decimos que se va a perjudicar a un sector. Los países que tienen IVA no han privilegiado a ningún sector. Con la reforma tributaria que presentamos al Congreso no estamos perjudicando sectores. Por el contrario, estamos poniendo a todo el mundo en la misma tabla. Si seguimos por ese camino no le podríamos poner IVA a nadie.

Y frente al cierre de créditos en los mercados internacionales? En un ambiente como el actual el Gobierno tiene que ser previsivo. Tenemos planes de contingencia para todo pero nosotros tenemos la confianza de que vamos a conseguir la plata que necesitamos.

Política de vivienda Cuál va a ser la política en materia de vivienda? Vamos a presentar un documento Conpes en el transcurso de la semana que recoge la propuesta del Gobierno en esta materia. En Colombia, en el momento en que se acabó el Inscredial ha habido una política de subsidios pero no una verdadera política de vivienda. Los problemas del sector no son solo de subsidios porque hay problemas serios por el costo de la tierra urbana que es carísimo, hay problemas en los sistemas de acueducto y alcantarillado, y en los costos asociados a la vivienda que no necesariamente tienen que ver con los materiales de construcción sino con el tiempo que se demora la edificación por trámites o impuestos.

A todo ello se suman las altas tasas de interés y las cuotas que deben pagar los deudores. Por eso tenemos que seguir evolucionando con nuestro sistema upac para permitirle a la gente que tenga más seguridad a través de garantías de desempleo u otros mecanismos. En todos estos aspectos estamos trabajando.\ LAS PRIORIDADES\ -Si no nos aprueban la reforma tributaria vamos a hacer un recorte mayor en la inversión.\ -Vamos hacer inversión de verdad en vivienda. En la administración Samper casi no se hizo nada.\ -Hay que hacer una política agropecuaria seria. Desde 1990 no hay políticas en este sentido.\ -Hay que afinar la reforma en salud porque los hospitales están en una situación muy crítica.\ -Vamos a hacer un recorte serio en funcionamiento. Estamos estudiando entidad por entidad para acabar con la duplicidad de funciones.\ -Los países que tienen IVA no han privilegiado a ningún sector. Por qué aquí sí? GRAFICO PRESUPUESTO GENERAL DE LA NACION ( Miles de millones de pesos) Proyecto Impacto crisis Restricciones Situación Concepto inicial internacional de crédito actual Ingresos corrientes 22.601 (14) 22.587 Privatizaciones 2.163 (278) 1.885 Total ingresos 24.763 (292) 24.472 Egresos Funcionamiento 20.861 (51) 20.810 Inversión 5.469 5.469 Servicio de la deuda 13.469 1.288 14.757 Total egresos 39.799 1.237 41.036 DESBALANCE 3.224 Fuente. Ministerio de Hacienda.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.