DECRETAN NUEVA EMERGENCIA CARCELARIA

DECRETAN NUEVA EMERGENCIA CARCELARIA

Para prevenir un nuevo levantamiento en las cárceles del país, como el que ocurrió el año pasado y que dejó más 30 muertos en 50 motines, el Gobierno Nacional declaró ayer el estado de emergencia en los 168 establecimientos penitenciarios y carcelarios.

31 de enero 1998 , 12:00 a. m.

El director del Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (Inpec), Francisco Bernal Castillo, dijo que la declaratoria era necesaria para controlar el incremento de la violencia, los problemas generados por el hacinamiento y la carencia de guardianes.

Pretendemos acelerar los procedimientos que permitan controlar cualquier crisis y por eso hemos declarado la emergencia por seis meses. El primer paso fue nombrar a 600 nuevos guardianes , dijo Bernal.

La decisión la adoptó Bernal Castillo, a través de la resolución 313 del 29 de enero, una vez el Ministerio de Justicia dio su aval.

La resolución le otorga al Director del Inpec facultades para realizar movimientos de internos que estén cumpliendo condena por diferentes delitos. Sin embargo, el movimiento de reclusos sindicados sólo es posible con permiso de las autoridades judiciales que llevan los procesos.

Según la resolución, sólo podrá declararse el estado de emergencia carcelaria cuando sobrevengan hechos que perturben o amenacen perturbar grave o inminentemente el orden y la seguridad penitenciaria o carcelaria; o se prevean graves situaciones de orden sanitario que expongan al contagio de los centros de reclusión .

Es decir, el director del Inpec adoptará la emergencia carcelaria si se presenta una emergencia sanitaria o cuando esté en peligro la seguridad de los establecimientos, de conformidad con el Artículo 168 de la Ley 65 de 1993.

Bernal explicó que esta determinación es consecuencia de los problemas internos que se han venido produciendo en varios centros penitenciarios y, además, por el déficit del personal de custodia frente al número de personas recluidas en los establecimientos.

La emergencia carcelaria estuvo vigente en todos los establecimientos de reclusión desde el primero de febrero de 1995 y se venció el 25 de diciembre pasado. Sin embargo, explicaron voceros del Inpec, la figura jurídica no se podía prorrogar hasta esperar un tiempo prudencial.

Transcurrido ese lapso, según el Inpec, continúa creciendo el índice de hacinamiento, la criminalidad en los centros de reclusión, los intentos de fugas y los motines que han deteriorado la infraestructura de los establecimientos.

En gran parte, la medida también fue precipitada por la muerte de 16 reclusos en la Cárcel Nacional Modelo en hechos de sangre, en lo que va corrido del presente año.

Voceros del Inpec afirmaron que los asesinatos se han registrado en los patios 1, 2 y 4, donde se encuentran reclusos condenados por delincuencia común y rebelión.

Respecto a los hechos de violencia, la resolución señala que durante los dos últimos años las cárceles de Colombia han sido escenario de graves alteraciones de orden interno que impedían su normal funcionamiento.

Una de las primeras medidas que adoptó el Inpec dentro de las facultades que le otorga el estado de emergencia carcelaria, fue la de nombrar 600 nuevos guardianes, necesarios para el control de los centros penitenciarios del país.

Actualmente, según cifras del Inpec, el déficit que se presenta en el cuerpo de custodia en las cárceles de Colombia es del ciento por ciento.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.