QUE NO LE METAN LOS DEDOS EN LA BOCA

QUE NO LE METAN LOS DEDOS EN LA BOCA

Hace año y medio Estela, empleada de un almacén, buscando economía, acudió a un consultorio que decía: ortodoncia, tratamiento con especialistas, cuota inicial muy bajita .

05 de julio 1998 , 12:00 a.m.

Fui y pagué una cuota inicial de 30.000 pesos. Estuve varios meses, me pusieron brackets y me sacaron unas muelas. Cuando volví a un control me dijeron que el ortodoncista no estaba y luego ya no había consultorio ni nada , recuerda.

Estela consultó otro ortodoncista quien le dijo que le habían sacado las muelas que no eran. Ahora, deben hacerle ahora una cirugía, pero no quiero , dice.

Ismael, de 37 años, también tuvo su drama. Contacté a un ortodoncista a través de un aviso en el periódico. Hace 18 meses inicié el tratamiento porque tenía los dientes descuadrados .

Me puso brackets y todo iba bien hasta que un día le mostré a un amigo odontólogo las radiografías y me dijo que tenía problemas en las raíces. Le consulté a mi ortodoncista y no le paró bolas a eso .

Ismael contactó a otro ortodoncista quien le confirmó que sus dientes estaban flojos, que las raíces se habían gastado porque los movimientos que se hicieron para arreglar sus dientes fueron muy rápidos.

Ahora solo debo esperar que se estabilicen mis dientes y rezar para que las raíces no se sigan dañando , afirma no sin antes recordar que escogió a ese ortodoncista porque le costaba un cuarenta por ciento menos que otros.

Esa misma tristeza es la que siente hoy Oscar, de 29 años quien no se fue por lo más barato. Por el contrario, pagó una buena suma por su tratamiento. Fui a un ortodoncista para que me arreglara los dos colmillos salidos. Y me los arregló. Pero, al momento de acomodar los colmillos me sacó los dientes hacia afuera . dice desconsolado.

Un buen arreglo Desafortunadamente estos casos no son únicos. Es más, pueden aumentar en esta época de vacaciones cuando, según los especialistas, los empleados y los padres de familia aprovechan para ir o para llevar a sus hijos a tratamientos.

Entonces muchos caen en manos piratas que les cobran hasta la tercera parte menos de las tarifas profesionales, y le ofrecen tratamiento en dos o tres citas, pero es un engaño , dice Juan Carlos Mejía Ossa, odontólogo ortodoncista, coordinador de la Sociedad Colombiana de Ortodoncia, capítulo Bogotá.

Según Mejía, un especialista serio y ético garantiza su trabajo utilizando materiales de primera calidad con un tratamiento en el tiempo adecuado.

Desafortunadamente, cada día aparecen más falsos especialistas u odontólogos que fueron mal preparados para hacer estos procedimientos , dice Samuel Roldán, presidente de la Sociedad Colombiana de Ortodoncia.

A la clínica en donde trabajo llegan pacientes que fueron atendidos por una señora que decía ser ortodoncista. Los atendía en el sofá de su casa, y pagaban cuotas mensuales de 15.000 pesos. Llevaban dos o tres años en tratamiento y los resultados eran terribles, a veces irreversibles , dice Clemencia Criado, residente de último año de ortodoncia en la Universidad Militar (CIEO).

Culpa de quien? Los especialistas en ortodoncia culpan de esta problemática a la Ley 100, la que según afirman, aumentó el volumen de pacientes pero disminuyó la consulta privada de los odontólogos.

Hay profesionales que se ven obligados a intervenir en otras áreas como la ortodoncia, sin la suficiente preparación , dice Roldán.

Otra causa, es la sobreoferta de profesionales, tanto de odontólogos como ortodoncistas que hace que haya más personas participando en este tipo de tratamientos , dice Roldán.

Un tercer aspecto que señalan los especialistas, es la educación.

Roldán se refiere a la Ley 30 del 92 que autorizó a las universidades e instituciones educativas a hacer lo que a bien consideren. Algunas ofrecen programas de baja calidad, especialización y cursos de actualización de manera irresponsable .

Claro que los especialistas no desconocen que a veces sucede el fenómeno contrario. Es decir, que hay profesionales que abusan de sus títulos y exageran en las tarifas que cobran.

En pro de todos Como solución a toda esta problemática, la Sociedad Colombiana de Ortodoncia inició una campaña de información a la comunidad y a los odontólogos para que se informen sobre cuáles son las instituciones que ofrecen programas serios.

Queremos evidenciar la problemática que actualmente presenta nuestra especialidad, en la que después de cinco años de estudios en odontología, debemos estudiar tres años más para lograr nuestra especialización en ortodoncia. Existe una piratería en la realización de tratamientos y cursos de garaje de dos o tres fines de semana, los cuales otorgan títulos en ortodoncia , dice un comunicado de la Sociedad Colombiana de Ortodoncia.

EL TIEMPO consultó sobre este tema, a Víctor Hugo Montes, presidente de la Federación Odontológica Colombiana quien afirmó que esta problemática, desafortunadamente, no es solo de la ortodoncia.

La Federación cuestiona la proliferación de cursos que no son dictados por las universidades o las entidades gremiales serias, amparadas o avaladas por una universidad .

Según Montes, es importante modificar la ley 30 de 1992 que da una autonomía exagerada y da patente a cualquiera para que abra una carrera. Antes de esa ley 30, por ejemplo, había doce facultades de odontología, ahora hay 33 .

Finalmente, Montes coincide con la apreciación de que la Ley 100 también tiene su culpa en esta situación. El profesional de la salud se quedó sin pacientes en la clínica privada y las instituciones prestadoras de salud o no los contratan o los contratan con salarios ínfimos .

Seleccione con cuidado 1. El primer paso que debe realizar un paciente para iniciar el tratamiento de ortodoncia es tener buena salud dental y periodontal (no debe tener caries ni las encías inflamadas), por ello debe consultar con un odontólogo, quien lo remitirá al ortodoncista.

2. Verifique que el ortodoncista tenga título profesional, avalado por la Sociedad Colombiana de Ortodoncia. La Sociedad Colombiana de Ortodoncia otorga a quienes cumplan los requisitos académicos y científicos, un diploma que los acredita como miembros activos.

3. Pregunte a otras personas si han visto o no evolución en su tratamiento.

4. No se deje deslumbrar por avisos publicitarios que promocionan la ortodoncia a bajos precios y en corto tiempo. El organismo necesita tiempo para la recuperación en los movimientos dentales , dice Mejía.

5. La ortodoncia puede realizarse en preadolescentes, adolescentes y adultos.

El ortodoncista maneja un equipo interdisciplinario que permite realizar sus tratamientos de una manera óptima, trabajando con el periodoncista, el odontólogo general y en algunos casos el cirujano maxilofacial. Dude de aquel que le ofrezca que todo lo puede hacer.

6. Antes de iniciar cualquier tratamiento le deben solicitar exámenes previos (radiografías, modelos de estudio, fotografías), para hacer una valoración, comparar con el examen clínico y llegar a un diagnóstico.

7. Si ha tenido algún problema o requiere mayor información, puede dirigirse a los Tribunales de Etica Odontológica (calle 71 No. 11-10, en Bogotá. Hay tribunales en Cundinamarca, Cartagena , Medellín, Bucaramanga, Manizales y Caldas), que están en capacidad de evaluar si un tratamiento es bueno o malo.

También puede solicitar informacion a la Sociedad Colombiana de Ortodoncia, teléfonos 943117312, en Medellín, y 6225509, en Bogotá.

La Sociedad Colombiana de Ortodoncia cuenta con 750 miembros a nivel nacional.

Despierta con las noticias más importantes.Inscríbete a nuestro Boletín del día.

INSCRIBIRSE

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.