CALI ENTRA EN LA ONDA ZANAHORIA

CALI ENTRA EN LA ONDA ZANAHORIA

A Cali, la ciudad rumbera por excelencia, le llegó la hora zanahoria . El alcalde Ricardo Cobo, siguiendo el ejemplo de su homólogo bogotano, mandó a los caleños a dormir a la una de la mañana.

05 de julio 1998 , 12:00 a. m.

A la administración la motivaron los altos índices de violencia. Hasta mayo se registraron en Cali 516 homicidios y 119 personas murieron en accidentes de tránsito. Entre viernes y domingo ocurrieron el 52 por ciento de los casos y entre la una y las seis a.m., el 28 por ciento de las muertes violentas.

Por el carácter alegre y festivo de esta ciudad, las opiniones sobre la ley son encontradas. La medida implica una revolución en las costumbres. Hay que reprogramar la rumba , opina un joven. Los dueños de establecimientos y de empresas van mucho más allá. A ellos les inquietan los efectos sobre el bolsillo y el rampante desempleo en la ciudad.

Quienes más protestan son los propietarios de griles, discotecas y tabernas. Jairo Burbano, administrador de La bodega cubana , dice que ya no se podrá contratar orquestas o cantantes pues hasta la una de la mañana no alcanzamos a recuperar los gastos. Habrá que despedir empleados. Oficios anexos como vigilantes de autos, vendedores de rosas o de cigarrillos, también pierden .

Fabio Rodríguez, director de la Cámara de Comercio, explica que en una ciudad violenta como Cali, con tasas de homicidio vergonzosamente altas (80 por 100.000 habitantes comparadas con 3 por 100.000 en Quebec, Canadá, ó 20 por 100.000 en Cartagena), es necesario tomar medidas que disminuyan los homicidios.

Las 140.000 armas de fuego en manos de la población civil y el consumo de alcohol son factores de riesgo que, unidos a la intolerancia y a la falta de cultura ciudadana para resolver conflictos pacíficamente, hacen que la violencia y los homicidios sean los problemas más graves de la ciudad , asegura.

Umberto Valverde, autor de los libros Bomba camará y Reina rumba, que en otro momento estuvo en desacuerdo con la ley, pues era una restricción sobre la noche, cree que ante la cruda realidad se hace necesaria.

En relación con la rumba no nos afecta. Hay que asumir otros horarios, salir a bailar a las 9 de la noche y no a las 11. Nadie va a perder su apego a la música y a la salsa por eso. Las discotecas seguirán existiendo, solo que tienen que ofrecer nuevos atractivos , y agrega que no tiene sentido reclamar mayor libertad cuando salir en la noche es exponerse a morir.

El investigador Alvaro Mondragón cree que debe terminar el Estado cantinero , que recauda ingresos de la venta de licor, y afirma que Cali no puede ser la excepción cuando la tendencia mundial es reducir el consumo de licor y cigarrillo.

La ciudad necesita replantear su esquema de valores, autoimagen y estilo de vida y es posible que la banalidad y cierta superficialidad tengan que ser superadas como valores predominantes , sostiene.

El decreto del alcalde Cobo, que comenzará a regir desde el primero de agosto, estipula que los establecimientos públicos donde se venda o consuma licor podrán hacerlo solo hasta la una a.m. Los estancos, que antes atendían las 24 horas, sólo lo podrán hacer hasta la medianoche. El consumo en las tiendas estuvo prohibido 48 horas.

Las protestas de los más de 15.000 tenderos y de Bavaria, que expuso que las ventas bajarían un 40 por ciento, pues en esos locales se consumen cada día unas 22.000 cajas de 30 botellas cada una, hicieron reversar al alcalde en este sentido.

Dos días después de reglamentar el decreto, Cobo lo modificó. Incluyó un parágrafo en el que permite el consumo de licores en las tiendas de barrio hasta las 11 p.m. Eso sí, se mantuvo firme en prohibir la venta en estaciones de gasolina, droguerías, ventas ambulantes, bodegas, garajes o similares. Además, no se podrá ingerir licor en parques, andenes, zonas verdes, escenarios deportivos, salas de cine, bodegas ni garajes.

Falta ver, cuando entre en vigor la medida, cómo la recibirán quienes están acostumbrados a amanecer y si, como ocurrió en Bogotá, la fiesta se traslada del puente para allá...

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.