CRISIS ASIÁTICA PONE EN ALERTA A COLOMBIA

CRISIS ASIÁTICA PONE EN ALERTA A COLOMBIA

Como si los problemas de la economía colombiana fueran pocos, ahora surgieron nuevos temores por los efectos que puede tener el resurgimiento de la crisis asiática. (VER GRAFICA: INDICE DE LA BOLSA DE BOGOTA-IBB-)

14 de agosto 1998 , 12:00 a. m.

Los problemas financieros de Japón, unidos a las amenazas de devaluaciones en China y las demás naciones del sudoeste asiático ya están causando estragos en la economía mundial con el desplome de los precios de productos básicos y las caídas en las bolsas de valores. El precio del petróleo llegó a uno de sus niveles más bajos en los últimos años lo que se suma a la caída del café, carbón, oro, cereales y en general materias primas que son demandadas por los países asiáticos.

Por estar en una economía globalizada, Colombia no está exenta de sufrir las consecuencias de la crisis asiática y la recesión mundial. De hecho, el propio gerente del Banco de la República, Miguel Urrutia Montoya, advirtió sobre la necesidad de estar alerta y no dar tregua en el ajuste fiscal para enfrentar con mayor solidez los problemas internacionales.

El Gobierno por su parte, está dispuesto a ser más cauteloso en el endeudamiento externo y suspender cualquier financiación para evitar el pago de mayores intereses.

Una de las mayores preocupaciones es la vulnerabilidad ante un ingreso masivo de productos asiáticos a muy bajos precios en el mercado nacional que traería nuevos dolores de cabeza a un sector industrial débil.

El mercado accionario colombiano registró una nueva caída y la bolsa de Bogotá tuvo ayer uno de los peores días en sus historia con negocios que apenas sumaron 161 millones de pesos. Una de las principales causas de los problemas de las bolsas son las altas tasas de interés y la incertidumbre generada por el ajuste fiscal.

Temor mundial Los rumores persistentes de estos últimos días sobre la devaluación del yuan chino hacen temer la aparición de otra crisis, esta vez en esa populosa nación, que se uniría a la que afecta actualmente al resto de Asia. Se prevé que la baja de los mercados bursátiles en Europa y en Estados Unidos se podría propagar a los demás países de Occidente.

Analistas internacionales ya están advirtiendo a los países latinoamericanos sobre la necesidad de ser más cautelosos y organizados. El economista del Instituto Tecnológico de Massachusetts, MTI, Lester Thurow, sostuvo que, frente a la crisis asiática, las economías latinoamericanas no deben paralizarse, sino organizarse y resistir .

Anticipó que China devaluará su moneda si el yen alcanza la barrera de los 150 dólares y opinó que la oportunidad es no estar siempre pensando en qué va a hacer Japón sino pensar en qué debemos hacer nosotros . En una economía global, si Japón se incendia, podría incendiarse el resto del mundo. Si Japón se enferma va a enfermarse el resto de las economías del mundo , dijo.

Efectos para Colombia Al igual que las demás naciones latinoamericanas Colombia podría verse afectada por una segunda ola de la crisis asiática, aunque posiblemente en menor proporción.

El presidente de la Asociación Nacional de Exportadores (Analdex), Javier Díaz, indicó que dentro de los efectos directos se encuentra el endurecimiento de los mercados internacionales que haría más costoso para el país el financiamiento en el exterior.

A nivel comercial se encuentra la caída de los precios de los productos básicos y una posible inundación de productos asiáticos que pondrían en peligro algunos sectores productivos del país .

Las consecuencias indirectas se ven sobre el efecto de la crisis asiática sobre los países con los que Colombia tiene relaciones comerciales como Venezuela, Chile o Perú. Si se deprimen estas economías saldremos afectados porque demandarán menos productos nuestros.

El comercio directo con los países asiáticos no se verá tan afectado porque no pasa del dos por ciento.

Mayor cautela Una de las primeras acciones del Gobierno para disminuir el impacto de la crisis es evitar el endeudamiento en los mercados internacionales. De hecho la financiación en el exterior ya le está saliendo más costosa al país y a casi todas las naciones latinoamericanas.

El Ministerio de Hacienda tiene previsto frenar en lo posible la salida al exterior mediante la emisión de bonos. Una razón es que el cupo ya está lleno. En lo que va corrido del año se emitieron bonos por un total de 2.200 millones de dólares siendo la última colocación de 500 millones en los mercados de Europa y Estados Unidos.

El gerente del Banco de la República, Miguel Urrutia Montoya, al intervenir en el Congreso de la República advirtió sobre la necesidad de ser más cautelosos y rigurosos con el ajuste fiscal.

Dijo que las turbulencias internacionales unidas a una posible recesión mundial podría tener efectos negativos en la economía colombiana que se encuentra en uno de los momentos más frágiles.

Como vamos, vamos mal, por ello debemos emprender los correctivos necesarios para crecer a tasas muy superiores a las actuales, bajar la inflación a un dígito y reducir el nivel de desempleo , indicó.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.