EXTRADICIÓN DEPENDE DE UN VOTO

EXTRADICIÓN DEPENDE DE UN VOTO

Un solo voto podrá dirimir el debate de la extradición en la Corte Constitucional, a juzgar por las dos tesis que predominan hoy entre los magistrados.

13 de agosto 1998 , 12:00 a. m.

A menos de tres semanas de dictarse el fallo, los criterios de los nueve juristas parecen irreconciliables sobre la decisión del Congreso de consagrar la extradición sin retroactividad.

EL TIEMPO estableció en fuentes de la corporación que un bloque de juristas avala la determinación de las cámaras.

De abrirse paso esta tendencia, la extradición no procederá cuando se trate de conductas punibles cometidas antes del día en que la reimplantó el Congreso: el 17 de diciembre de 1997.

Existe, sin embargo, otro grupo de magistrados, por ahora minoritario, que considera que la decisión de las cámaras está viciada porque no se ajustó a las reglas de juego estipuladas para las enmiendas a la Constitución de 1991.

Es decir, en criterio de este grupo de magistrados, el punto específico de la no retroactividad no se analizó en la totalidad de los ocho debates. Sólo se discutió, afirma, en tres de las sesiones.

Ocho debates El Ministerio de Justicia considera que ese vicio es innegable porque el punto de la no retroactividad fue discutido apenas en tres de los ocho debates exigidos a la hora de avalar una reforma a la Constitución.

El análisis que aún no se ha llevado de manera formal a la plenaria tiene como punto de partida una ponencia elaborada por el magistrado Carlos Gaviria Díaz.

El criterio de Gaviria revelado en su momento por este diario es que el tema de la retroactividad constituye una materia íntimamente relacionada con la reforma constitucional aprobada el 17 de diciembre de 1997.

Así, la decisión de las cámaras de fijarle límites a su aplicación no puede ser considerada ni como un mico ni como una materia extraña a la esencia del acto legislativo que acabó con la no extradición consagrada originalmente en el artículo 35 de la Constitución.

De todos modos, existen por lo menos cuatro votos contrarios a esta ponencia. De predominar las diferencias jurídicas, la decisión de la Corte estará enmarcada en una votación de 5 a 4.

Cualquier cosa puede pasar en el debate, pero es muy apresurado atreverse a decir cuál será el fallo de la Corte. En su momento se analizarán los criterios jurídicos sobre el trámite de esta reforma a la Constitución , dijo uno de los magistrados a EL TIEMPO.

De todos modos, la decisión que adopte la Corte pondrá fin a una controversia que tiene como punto de referencia la situación de los hermanos Miguel y Gilberto Rodríguez Orejuela, detenidos en la cárcel Picota.

La no retroactividad, como la concibió el Congreso, implica que ningún colombiano podrá ser extraditado por delitos cometidos antes del 17 de diciembre de 1997.

Para esa fecha los Rodríguez y otros de sus hombres ya estaban privados de la libertad y los críticos de la decisión de las cámaras consideran que esta se convirtió en un salvavidas En los últimos meses, el gobierno de E.U. ha pedido en extradición a cuatro colombianos (ver recuadro).

La agenda de E.U.

Estados Unidos busca la aplicación sin restricciones de la extradición para certificar de manera plena la lucha antidrogas de Colombia.

Así lo notificó el gobierno de E.U. en una agenda de siete puntos sobre los cuales debe trabajar el Gobierno. La tesis es que quienes tienen cuentas pendientes por narcotráfico en ese país deben ser juzgados por la justicia estadounidense.

Lo cierto es que aunque se encuentra vigente a nivel internacional, el tratado de extradición firmado con Estados Unidos en 1979 no puede ser puesto en práctica en Colombia.

El Consejo de Estado y la Corte Suprema de Justicia han establecido que el acuerdo no puede ser cumplido porque la ley que lo aprobó fue declarada inexequible, por última vez, en 1987.

Además, porque sus efectos están condicionados a lo establecido por la Constitución de 1991, que hasta el año pasado prohibía la extradición de nacionales. El Congreso reformó la norma y revivió la extradición sin retroactividad.

De hecho, en diciembre del año pasado, el Gobierno negó con ese argumento la petición de Janet Reno, fiscal de E.U., para aplicar la extradición a los hermanos Rodríguez Orejuela, Hélmer Pacho Herrera y Juan Carlos Ramírez Abadía, Chupeta .

El pasado lunes, la Corte Constitucional se declaró competente para revisar las leyes aprobatorias de los tratados suscritos por Colombia, incluso antes de la Constitución de 1991. Esto significa que cualquier ciudadano podrá demandar una ley de esa naturaleza para obligar a un pronunciamiento.

Cargos en Estados Unidos MIGUEL RODRIGUEZ OREJUELA El Señor está pedido en extradición por Estados Unidos y Canadá para que ser procesado por los delitos de conspiración con el fin de distribuir y poseer drogas con la intención de distribuir y creación de empresas criminales continuadas.

Rodríguez, de 54 años, está detenido en la Penitenciaría Central de La Picota desde agosto de 1995. El 17 de enero fue condenado a 14 años de prisión por el delito de narcotráfico por un juez sin rostro de Cali.

Según el fallo, Rodríguez es penalmente responsable de los delitos de concierto para infringir el Estatuto Nacional de Estupefacientes y tráfico de drogas.

GILBERTO RODRIGUEZ OREJUELA El Ajedrecista también está pedido en extradición por Estados Unidos por los mismos delitos de su hermano Miguel Rodríguez.

En 1985 el gobierno estadounidense hizo un primer intento para llevarlo a ese país y juzgarlo por narcotráfico. Para esa época, Rodríguez estaba preso en España y jueces colombianos y estadounidenses solicitaron su extradición. Finalmente, la corte española lo envió a Colombia.

En junio de 1995 fue capturado y recluido desde entonces en el pabellón de alta seguridad de La Picota, fue condenado el pasado 17 de enero por narcotráfico a 15 años de prisión.

HELMER HERRERA BUITRAGO Pacho Herrera es investigado por la justicia estadounidense por el delito de conspiración con el fin de distribuir y poseer drogas con la intención de distribuir.

Herrera se entregó el primero de septiembre del 96. Aceptó haber actuado al lado del extinto narcotraficante José Santacruz Londoño, Chepe , para enviar por lo menos una tonelada de cocaína a Estados Unidos. Permanece recluido en el pabellón de máxima seguridad de la cárcel de Palmira (Valle).

JUAN CARLOS RAMIREZ ABADIA Chupeta , condenado el pasado 12 de diciembre a 13 años y 4 meses de cárcel, es requerido por una corte de Miami por el delito de conspiración con el fin de distribuir y poseer drogas con la intención de distribuir.

Este hombre, considera como uno de los sucesores de los Rodríguez Orejuela, se entregó a las autoridades el 15 de marzo de 1996 y se acogió a la sentencia anticipada.

Ramírez, detenido en la cárcel de Palmira, confesó que inició sus actividades delictivas en 1987 como importador, transportador y distribuidor de narcóticos al servicio de capos mexicanos en Estados Unidos.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.