LOS 80 S ESTÁN DE VUELTA

LOS 80 S ESTÁN DE VUELTA

La cultura pop, la que hizo de lo efímero una parte esencial de la cotidianidad, la que pretendió desbancar la memoria por la celeridad de lo inmediato descubrió, en plena madurez, que la nostalgia también tiene su razón de ser.

12 de agosto 1998 , 12:00 a. m.

El pop, que por esencia es desechable, resultó biodegradable (aunque plástico). Su vida es más larga de lo que aparenta su fragilidad.

Ese eterno retorno en el que se debate la era de lo inmediato rápidamente tenía que devolvernos a la década del ochenta, así como antes se hizo con los cincuenta, sesentas y setentas.

Los veteranos de los ochenta en el mundo de la música, por lo menos en lo que se refiere al rock, son cronológicamente jóvenes que hoy por hoy están entre los 30 y los 40 años. Creadores que están en plena madurez pero a los que la velocidad del nuevo milenio hace parecer piezas de museo.

Pero por esas cosas del mercadeo de la nostalgia, hoy por hoy están otra vez de moda. por esa razón una buena parte de las bandas más populares de esa época están hoy a la orden del día. Mire por donde se mire, los padres del new wave y el video clip regresan a la carretera para hacer conciertos por todo el mundo.

El regreso más publicitado es el del cuarteto británico Culture Club, encabezado una vez más por el travesti más famoso del mundo: Boy George. Los autores de Kharma Chamaleon se reunieron una vez más con el pretexto de hacer un programa para el canal VH 1, un hijo del exitoso MTV, que está dirigido a un público más adulto, es decir el mismo público que cuando joven era adicto al entonces imberbe MTV.

Los cuatro músicos vieron que era bueno ($$$) y decidieron salir de gira. Para que la cosa fuera más redonda también convocaron a sus contemporáneos Human League y el teclista Howard Jones. El combo de treintañeros removió las nostalgias recientes de los jóvenes ejecutivos estadounidenses y la gira se está convirtiendo en una de las más exitosas de la temporada.

Los vientos ochenteros también cobijaron a la rubia Debie Harry, antecesora directa de Madonna y líder del cuarteto Blondie, los mismos de Heart of glass. La madura cuarentona está a punto de comenzar su gira, si y solo sí, supera un conflicto jurídico con sus ex compañeros de banda Frank Infante y Nigel Harrison, quienes también quieren sacar tajada de la torta de la nostalgia.

Otros que andan de gira, recogiendo dólares en los atrasados países del tercer mundo, son Toto, los de Rosana y Survivor, los de Eye of the tiger. Estas dos bandas, que en sus años de gloria, ni sabían que era El Salvador y Nicaragua, estuvieron recientemente de gira por estos países de Centroamérica.

Es que los regresos ochenteros se registran por todas partes, el quinteto Journey se encuentra trabajando en un nuevo disco, esta vez sin el cantante Steve Perry. Los australianos de Men At Work, que se encontraban en uso de buen retiro, atendiendo un bar en Brisbane, anunciaron esta semana que volvían al mundo del disco con trabajo acústico.

Recuerdos Inc.

La economía de la nostalgia es sin lugar a dudas un negocio muy rentable y el asunto no se queda solamente en el mercado anglosajón. El revival se extiende también a la península ibérica, donde la década del ochenta es considerada la década prodigiosa.

Ese lapso de diez años fue un periodo particularmente creativo en parte porque coincidió con el final de la dictadura de Franco y ese movimiento intelectual y artístico que se llamó la movida madrileña.

Ese golpe estético se sintió por todas partes y el mercado musical, que en ese entonces dominaban los baladistas tipo Camilo Sesto Raphael y Julio Iglesias, se vio sacudido por un grupo de jovencitos, hartos de las canciones dulzonas y con muchas ganas de meterle rock al asunto.

Los reyes absolutos en materia de ventas de la época fueron los grupos Mecano y Radio Futura. Los primeros claramente influidos por la onda tecno de bandas como Depeche Mode y los segundos hijos aplicados de The Clash y Los Sex Pistols.

Casualmente, los dos grupos decidieron tomar un receso de sus carreras en 1991. Sin embargo, este año se volvieron a reunir. El trío de los hermanos Nacho y José Cano y Ana Torroja sacaron un disco doble que incluye los principales éxitos de su carrera y siete canciones nuevas. El disco es uno de los más vendidos en Iberoamérica.

En el caso de Radio Futura, el regreso se reduce a un asunto puramente circunstancial. Los hermanos Santiago y Francisco Auserón, decidieron revisar su carrera musical y sacar un disco de éxitos. La novedad está que la mayoría de canciones se grabaron nuevamente y les hicieron arreglos distintos. En términos estric tos, Radio Futura no regresa, no habrá conciertos ni nada de eso, y Santiago Auserón sigue grabando con el seudónimo de Juan Perro.

Otra que vuelve a dar de que hablar es la hispano-mexicana Alaska, cuyo nombre de pila Olvido Gara. La reina del glam español acaba de sacar un disco doble lleno de rarezas que recorre sus etapas con Pegamoides, Dinarama y Fangoria.

80 revoluciones Los sabuesos de las casas de discos no están ajenos a esta nueva onda. La casa EMI sacó al mercado el compilado Full 80 s con canciones como Let s dance, de David Bowie, Heaven is a place on earth, de Belinda Carlisle y Someday, de Glass Tiger.

El sello Polygram está a punto de publicar una serie de tres discos, dos por el precio de tres, que bajo el título Los años maravillosos de los 80 recopila una buena parte de las canciones más populares de esa década. Decidimos sacar este compilado porque nos dimos cuenta que en el mercado hay una melancolía por los ochentas, por lo que fue el video, el pop, las comidas rápidas, el atari. Fue como una época dorada, que marcó un estilo de vida. Queríamos solucionar un problema que se le planteaba a los nostálgicos de ese época al incluir canciones que fueron muy populares pero que ya no se consiguen en el mercado, como Life is life de Opus.

La multinacional Universal también entrará pronto en la onda ochentera con el compilado New Romantics, que incluye temas de grupos como Spandau Ballet, Thompson Twins, Nik Kershaw, Adam & the Ants y Wang Chung, todos ellos archivados en el cómodo olvido del vinilo.

La oferta ochentera es pues abrumadora y apunta a un tipo de consumidor adulto con una gran capacidad de consumo, pues el grupo mayor de víctimas de esta fiebre de la nostalgia son hoy profesionales entre los 25 y

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.