ENCARTADOS CON 2 MÁQUINAS

ENCARTADOS CON 2 MÁQUINAS

Después de realizar una serie de pruebas, los investigadores de la Contraloría de Cundinamarca encontraron que las máquinas encargadas de colocar los hologramas (sellos de seguridad) y que le costaron este año al departamento más de 600 millones de pesos, están desperdiciando el 82 por ciento de dicho material.

19 de septiembre 1998 , 12:00 a.m.

La observación, que hace parte de un extenso informe de auditoría realizado por la Contraloría y cuyos apartes revela hoy en exclusiva el semanario Cundinamarca, fue corroborada el pasado 9 de julio a través del memorando DE156 firmado por Marco Augusto Avila Pacheco, coordinador de la división de envasadero.

Inicialmente, las máquinas, junto con 30 millones de hologramas, habían sido adquiridas mediante contrato 208 del 19 de diciembre de 1997, por valor de 878 millones 518 mil pesos.

Un precio que puso en tela de juicio la Contraloría ya que con base en una cotización presentada por la firma Tomás Grey & Sons, se detectó un sobreprecio del 34 por ciento, en relación al contrato inicial (De 878 millones de pesos a 572 millones).

Entonces, el 26 de febrero de 1998 las partes firmaron un contrato adicional donde básicamente modificaron el precio del contrato y aclararon los precios individuales de los elementos.

En este último contrato se redujo el valor del negocio inicial en un 29 por ciento, quedando definitivamente en 621 millones 158 mil pesos. A pesar de la baja, concluye la Contraloría, la oferta de Tomás Greg es aún más barata en un 7.88 por ciento.

El ingreso de las dos máquinas se hizo el pasado 5 de mayo, seis días después de haberse vencido el plazo para la entrega de los bienes.

El contratista ha incumplido la cláusula primera del contrato adicional al no entregar ñas dos máquinas de aplicación de hologramas en perfecto estado de funcionamiento , advierte el informe de auditoría.

Otro punto es lo ocurrido con el almacén. El 5 de mayo de 1998 salieron del almacén de insumos 40.000 hologramas (sellos de seguridad) con destino a la División de Envasadero.

Investigadores de la Contraloría de Cundinamarca procedieron a hacer un seguimiento el pasado 3 de agosto y encontraron que solo se han utilizado 14.189 hologramas.

La Contraloría concluye que la Empresa Licorera de Cundinamarca no veló por la buena calidad del objeto contratado ni vigiló la correcta ejecución del contrato.

Despierta con las noticias más importantes.Inscríbete a nuestro Boletín del día.

INSCRIBIRSE

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.