ARTE A ESCALA MICROSCÓPICO

ARTE A ESCALA MICROSCÓPICO

A primera vista sus pinturas parecen placas de microscopio. Cortes de tejido conectivo laxo, hepatocitos, glóbulos rojos y osteocitos suspendidos en el universo de los colorantes que utilizan los laboratoristas para contrastar una célula con otra y escarbar en sus detalles mínimos.

12 de agosto 1998 , 12:00 a. m.

Y aunque Cecilia Vargas utilizó material de laboratorio clínico para inspirar su serie Micrografías, que inaugura mañana en la Galería Diners, de Bogotá, el resultado está lejos de ser una simple ilustración de tejidos animales y vegetales.

Cecilia Vargas llegó a la pintura luego de un largo periplo. De niña pintaba, pero por rebelarse a la tradición familiar (la arquitectura) se dedicó a leer. Profesores de literatura del colegio Helvetia y su tío Aurelio Caicedo la impulsaron a la lectura. Además, a mediados de los setenta estaba cerrada la facultad de Bellas artes de los Andes y la Universidad Nacional vivía en huelgas permanentes. Por eso decidió estudiar filosofía y letras. Se graduó en 1981 y luego, en Inglaterra, hizo el curso completo de Bellas Artes en el Chelsea School of Arts y luego un posgrado en el Royal College of Art. Esta combinación le ha permitido mirar con mucho rigor crítico su trabajo.

Ha expuesto en varias ocasiones, dos de ellas de manera individual en la galería Paton, de Londres. Esta es su primera exposición individual en Colombia.

La serie Micrografías nació en enero de este año, cuando un amigo suyo que trabaja en el Imperial College de Londres le comentó que allí se estaba fomentando un proyecto de ciencia y arte. Se me ocurrió ir donde una amiga que trabaja en un hospital de ojos. Ella me mostró imágenes de la retina y ese ilimitado banco de imágenes me cayó como anillo al dedo . El tema no era nuevo para ella, pues dos años antes había basado su serie Analogías en relaciones entre pintura y textiles, y pintura y ciencia. El proyecto con el Imperial College se pospuso pero ella siguió adelante. Consiguió libros de patología clínica y fotocopias láser a color de placas médicas, que le han servido de referente para madurar esta propuesta.

A propósito de sus nuevos cuadros, dice: Evocan esas imágenes microscópicas pero no las representan. Lo que hago es mirar la naturaleza desde otros ángulos. En este caso busco la dimensión cosmológica a partir de imágenes de microscopio .

Que Cecilia Vargas le dedique atención a la ciencia resulta un tanto curioso, pues en su época de estudiante de filosofía sospechaba de ella. Odiaba la arrogancia de la ciencia frente al humanismo. Claro está que la ciencia y el humanismo han cambiado mucho en los últimos 15 años y se han acercado, lo que abre unas perspectivas espectaculares .

A ella no le interesa describir ni ilustrar. Por eso escogió el arte abstracto. La abstracción pone a la gente a ver cosas inusuales, a escarbar recuerdos . Tampoco se siente a gusto dentro del arte conceptual. Yo no podría hacer arte conceptual, no me interesa. A mí me parece que todo es válido mientras sea bueno: pintura, escultura, fotografía, video. Pero, para mí, el error del arte conceptual viene desde Marcel Duchamp. Es un error de enfoque. Es creer que el arte refleja a los tiempos y que cada tiempo es uno. Según Duchamp. el siglo XX tecnológico y verbal reemplazó al XIX, un siglo esclavo del naturalismo. Eso es cierto pero no del todo. Nosotros persistimos en muchísimos tiempos. Somos herederos de una cantidad de siglos que tocan en la necesidad estética del individuo .

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.