METAMORFOSIS DE UN MILITAR

METAMORFOSIS DE UN MILITAR

No quería hablar del tema pero tocó. Sigo sin entender cómo el señor Harold Bedoya Pizarro se ha convertido de la noche a la mañana en el corifeo de la nueva Colombia, liderando las banderas antisamperistas con un lenguaje de demagogia fachista light por no decir superficial y ligero, según los eruditos en estos asuntos relativos a la generación X con la cual no me identifico.

25 de febrero 1998 , 12:00 a.m.

No me cabe en la cabeza que uno de los que más disfrutó del poder en un gobierno sea su más elocuente contradictor, no porque haya cambiado de parecer sino porque es desde afuera cuando denuncia todas las cosas oscuras que pasaron por sus ojos y no hizo nada siendo su obligación como guardián de la patria, es decir, fue cómplice de todo lo que ahora denuncia.

Es falto de seriedad y desagradable oir ese discurso fachista a finales del siglo XX, razones: Videla, Galtieri, Pinochet y todos los que creen que al pueblo se castiga y no se convence con la razón. El general Bedoya no es un hombre que conozca el Estado, la política, la administración, no nos digamos mentiras, y ahí está el error histórico que cometerían quienes piensan depositar su voto por este simpático candidato.

Es una metamorfosis total la que sufrió el ex comandante de las fuerzas militares de nuestro sufrido país; ahora deja el manto de la duda sobre el crimen de Alvaro Gómez, como si un proceso de esta naturaleza fuera un gancho para atraer votos y no algo serio que debe esclarecerse por las autoridades competentes. A la gente no se puede engañar de esta manera, con esta demagogia de guerra, o es que podemos soportar más sangre. Queremos la paz y ese es el único propósito. Creo que Harold Bedoya es un candidato que representa más peligro que beneficio y que sus intereses personales pueden pasar por encima de todos los colombianos.

Esperemos firmemente que nuestro país tenga una metamorfosis positiva para que nuestros hijos despierten de esta pesadilla. Y ese despertar lo quisiéramos empezar a sentir con las elecciones del próximo ocho de marzo, donde el gran propósito es que los colombianos contribuyamos a cambiarle la cara al Congreso de la República.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.