LAS TRINCHERAS FUERON COLCHONES

LAS TRINCHERAS FUERON COLCHONES

Aunque tres días después de los combates, el balance de víctimas heridos y desaparecidos aún es incierto, de acuerdo con las versiones recogidas entre fuentes militares se ha logrado establecer que hay 33 soldados, 4 oficiales del Ejército y un policía muertos.

07 de agosto 1998 , 12:00 a.m.

Así mismo se conoce de 25 militares, dos policías y un menor de 14 años de edad, civil, herido. Hay 16 militares desaparecidos y 8 guerrilleros dados de baja, según los reportes conocidos.

Llano 7 días logró contacto con el Tesorero municipal de Uribe, Henry Rengifo, quien le narró a este medio la experiencia vivida.

Al puesto de policía le echaron candela, está en el piso, los policías están en condiciones infrahumanas. Las instalaciones quedaron completamente destruidas, hay un policía muerto y dos heridos. Los militares tampoco tienen confirmación porque los combates más duros fueron en unas lomas a unos cinco minutos del pueblo y no han podido alcanzar esa área para verificar.

Un menor de edad herido Rengifo narró además que hay un niño de 14 años herido.

El menor, que cursaba grado séptimo en el Colegio Agropecuario Departamental Uribe Uribe, fue traído el miércoles en la tarde al Hospital Departamental de Villavicencio, donde fue necesario amputarle la pierna izquierda.

Sobre la forma como transcurrieron los combates que duraron 16 horas, Henry Rengifo, continuó relatando: Cuando comenzó el ataque nos echamos un par de colchones encima y nos metimos debajo de la cama a esperar que no nos fuera a caer una bomba en la casa.

Cogimos unos colchones, hicimos un arrume como de unos 10 colchones y los pusimos encima de la cama, nosotros nos metimos debajo de la cama y ahí nos protegimos, afortunadamente no nos pasó nada. Yo estaba con mi señora y la familia de ella, éramos cinco personas.

En las horas de la tarde nos unimos con otros vecinos, en unas viviendas se quedaron 30, 40 y hasta 50 personas, dependiendo del tamaño de la casa. Mi casa no sufrió daño, pero una casa vecina fue donde cayó la bomba, y quedó completamente destruida.

La gente en el momento en que empezó el combate se asustó mucho, después la curiosidad hizo que salieran a mirar la situación, pero muchos se la pasaron todo el día dentro de las casas.

Dos bombas hicieron blanco en el pueblo, una cayó en una casa donde hirió al muchacho y otra bomba cayó en el solar de otra casa, también civil, que quedó completamente destruida.

El colegio quedó destruido, la alcaldía también fue afectada una parte y algunas casas aledañas al puesto de policía están bastante averiadas porque el ataque fue muy fuerte.

Los combates fuertes fueron dentro del pueblo, en la loma que queda a unos cinco minutos, porque el puesto de policía queda en el centro del pueblo y la base militar está a un lado. Los combates fueron dentro del casco urbano , explicó el Tesorero local.

Los heridos del Ejército unos están en la base militar, otros están en el puesto de salud, y otros están siendo evacuados a Granada y Villavicencio. Los muertos no los han evacuado, los tienen en la cabecera de la pista, porque están sacando primero los heridos, el que está muerto, ya está muerto y tratan es de salvarle la vida a los que están heridos , manifestó Rengifo.

Según el Tesorero, en el pueblo hay unos 1.200 habitantes, pero a la fecha no quedan sino unos 100, la gente está saliendo como puede, y se prevé que sigan saliendo, porque se cree que va a haber más ataques.

Balance de los combates Según uno de los uniformados de la policía que logró salir ileso de los combates, el agente muerto respondía al nombre de William Suárez Quintero, mientras que los dos heridos son los patrulleros: Rosemberg Bernal Gaviria y Wilson González Monra, quienes recibieron atención en el puesto de salud de la localidad.

De otra parte, el subteniente del Ejército José Lever Lozano Pérez, adscrito al batallón 21 Vargas, de la Séptima Brigada, quien resultó herido en los combates y es atendido en la Clínica Meta de Villavicencio, relató que los guerrilleros los atacaron con fusiles, ametralladoras, bombas, granadas, morteros y hasta cilindros de gas.

Según el uniformado -quien presenta una herida de fusil en la mano izquierda y una con esquirla de granada en la cabeza-, los subversivos les llegaron a la base por todos los frentes y los acorralaron. Agregó que los guerrilleros ubicaron en la cabecera de la pista varios vehículos, camperos y camionetas, para llevarse sus heridos y muertos.

Un alto oficial de la Cuarta División del Ejército, con sede en Villavicencio, dijo que en la tarde del miércoles un helicóptero militar UHF artillado que realizaba operaciones en el área de los combates fue impactado por los guerrilleros, resultando heridos dos de los tripulantes: un teniente que pilotaba la aeronave y un suboficial que manejaba una de las ametralladora. El aparato se precipitó a tierra, pero la tripulación alcanzó a ser rescatada por otra aeronave.

La fuente dijo que durante miércoles y jueves, tras el ataque al pueblo, los combates continuaban en cercanías al pueblo y el Ejercito trataba de tomar el control de la zona con el apoyo de aviones y helicópteros de la Fuerza Aérea Colombiana. La fuente dijo que se combatía con un reducto de guerrilleros que se encuentra en las afueras del pueblo, que al parecer son de la retaguardia.

Ayer (jueves), en la cabecera de la pista aún permanecían 18 cadáveres de militares que no habían podido ser evacuados debido al mal tiempo reinante en la zona.

Militares asesinados Los cabos primero Javier Salina Valdés y José Marín de los Reyes, el cabo segundo Germán Chaverra Palacios, y los soldados Eurípides Bello Peña, Alcibiades De Los Ríos, Herley Duarte Rodríguez, Osmán Durán Martínez, Reynel Echavarría Castillo, David Estrada Ramírez, Eulogio Espinosa Cachay, Jesús Espinosa Cachay, Nilson Iván Fuentes Mesa, Maximiliano Gómez Coba, Benjamín Rueda, Julián Omayan Fernández, José Daniel de Dios, Ovidio Duque Gutiérrez, Ediberto Fernández Gutiérrez, José Alberto Galindo Coy, Jair Mendoza Torres, Joel Monquira Tumay, Luis Alberto Niebles Vita, Holman Ortiz Sánchez, Carlos Julio Ovejero Coba, John Jairo Pachón, David Pinto, José Ramos Lombana, Reynel Preciado Jiménez y Segundo Ruz Cotinchara; además del agente de policía William Suárez Quintero.

Los cadáveres de los militares serán trasladados a Granada para luego ser llevados a Quibdó (Chocó), Manizales (Caldas), Barranquilla (Atlántico) y a los municipios casanareños de Yopal, Aguazul, Támara, Orocué, Trinidad, Nunchía y Maní.

Militares heridos Los 32 militares que resultaron heridos en Uribe se encuentran fuera de peligro y fueron trasladados a los municipios de Granada y al dispensario médico de la Fuerza Aérea de Apiay. Falta evacuar dos agentes de la policía, quienes no revisten gravedad. Ellos son el subteniente Jorge Necker Lozano Pérez, el cabo primero Joan Rueda Rodríguez, los soldados Víctor Alfonso Alfaro, Jorge Enrique Alfonso Acosta, José Elkín Cepeda Maneo, Wilson Durán, Hipólito Fuentes Alfonso, Pedro González Cayoboa, Edgar Machado Mendivelso, Alfredo Machado Jara, Pedro Antonio Marrero Guzmán, Mauricio Andrés Parra, José Alexis Ramírez Durán y José Daniel Pérez Acevedo, Meyer Barrera León, José Alfredo Bermúdez Novoa, Wilson Cárdenas Pineda, Lisandro Cardozo Acosta, Ciro Chaparro Chaparro, Néstor Colina Albarracín, José Erminso Cruz Cruz, Ever Ubaldo Durán Pérez, Luis Estrada Lasprilla, Marco Fidel Ferreira Ochoa, Daniel Figueredo Mora, Jorge Galindo Palencia, Héctor Girón Ortíz, scar Guiza Africano, Wilson Ríos Castaño, José Sáenz Quiroga, Franco Vallejo Bastidas, Lenis Algarra Gachetá y Bernal Vargas.

Militares desaparecidos Se desconoce la suerte de siete militares que han sido declarados como desaparecidos y que al parecer fueron retenidos por los cuatro frentes de las Farc.

Ellos son: el subteniente Raymundo Malagón Castellanos, los soldados Miltón Chávez Tumay, Luis Eduardo Prada Prada, Oswaldo Pérez Rodríguez, Nilson Pedregón Mendivelso, Albeiro Rodríguez Gómez y Leonardo Rojas Ortiz.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.