A PURA BALA NOS DEFENDIMOS

A PURA BALA NOS DEFENDIMOS

Los tipos llegaron a pie y se distribuyeron por todo el pueblo, rodearon la base y todos los puntos donde se encontraba el ejército en la montaña. Eso inició a las cuatro y media de la mañana y terminó a las ocho de la noche, prácticamente lo más duro hasta esa hora, fueron casi 17 horas ahí .

07 de agosto 1998 , 12:00 a.m.

Desde ese momento nos quedamos ahí encerrados vigilando y pendientes de cualquier movimiento, hasta las 7 de la maña de hoy (miércoles) que pudimos salir.

Nosotros éramos 18 uniformados, de los cuales hay un muerto y 2 heridos que no se han podido evacuar, y las instalaciones quedaron totalmente destruidas, no tenemos nada, no tenemos donde dormir, todo está incinerado, las cosas de nosotros, las camas, nos quemaron la ropa, estamos con lo que tenemos puesto, todos embarrados.

Nosotros nos defendimos a pura bala no más, porque ellos nos lanzaban mucha gasolina, bombas, granadas. Tenían hasta una especie de motobomba con una manguera para lanzarnos gasolina. Nos disparaban también con fusiles, con M-60, armamento pesado, morteros, por eso quedó todo destruido.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.