SUBARRIENDO CAUSARÁ RUPTURA DE CONTRATO

SUBARRIENDO CAUSARÁ RUPTURA DE CONTRATO

Cuando un inmueble arrendado haya sido subarrendado o haya sido cedido parte del mismo por el inquilino, el dueño podrá dar por terminado el contrato de arrendamiento y exigir su restitución o celebrar un nuevo contrato con los ocupantes reales. Estas disposiciones están contempladas en el Decreto 1816 de este mes, mediante el cual el Gobierno Nacional reglamentó la Ley 56 de 1985 o Estatuto de Arrendamiento de Vivienda Urbana.

10 de agosto 1990 , 12:00 a. m.

El decreto busca aclarar las dudas que se han presentado en la aplicación de la Ley y crea nuevas disposiciones consideradas convenientes para el manejo de las relaciones entre propietarios e inquilinos, evitar los abusos que se presentan con mucha frecuencia en este ramo y facilitar el alquiler de inmuebles.

El decreto reglamentario establece nuevas normas y precisa los procedimientos para dar por terminado en forma unilateral el contrato de arrendamiento. En primer término establece que el arrendado puede liquidar el contrato durante las prórrogas, con el pago de una indemnización al arrendatario equivalente a tres meses el canon.

Para tal efecto deberá comunicar por correo certificado la decisión al inquilino con una anticipación de tres meses a la fecha señalada para la terminación del contrato y avisar que pagará la indemnización indicada.

La suma deberá ser consignada a favor del arrendatario y a órdenes de la superintendencia de Industria y Comercio.

Cumplidas estas condiciones, si el inquilino entrega el inmueble podrá recibir el pago de la indemnización. En caso contrario, el dueño del inmueble tendrá derecho a que se le devuelva la suma consignada y podrá iniciar un proceso de restitución de la vivienda por la vía judicial.

El inquilino o arrendatario igualmente puede dar por terminado el contrato antes de haberse vencido el tiempo estipulado en el mismo (generalmente un año), bien sea porque el dueño perturbe el distrute cabal del inmueble o por otro tipo de consideraciones.

Para que se pueda da terminación unilateral del contrato por parte del arrendatario este deberá dar aviso de la determinación a través de correo certificado con tres meses de anticipación y comunicar que se pagará una indemnización al propietario equivalente a tres meses del canon de arrendamiento.

El decreto, de otro lado, obliga a las personas naturales o jurídicas que se dedican a arrendar bienes raíces propios o de terceros, en Bogotá y Cundinamarca, a obtener su respectiva matrícula ante la Superintendencia de Industria y Comercio.

En las demás regiones del país, entre la s gobernaciones, intendencias y comisarías.

Estas personas o empresas deberán someterse a la inspección y vigilancia del Gobierno y están obligados a llevar registros, rendir informaciones y permitir visitas de la Superintendencia de Industria y Comercio, Delegada para Arrendamientos.

Para efectos del reajuste a que hace referencia la Ley 56 de 1985, y que corresponde al 90 por ciento del incremento del costo de vida del año inmediatamente anterior, en los contratos de arrendamiento verbales o escritos, en los que no se haya pactado dicho incremento, el arrendador podrá comunicar al inquilino el monto del incremento y la fecha a partir de la cual se hará efectivo, antes del vencimiento del término inicial del contrato o el de sus prórrogas.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.