SECRETARIO DE ESTADO DE E.U LLEGA A CHINA

SECRETARIO DE ESTADO DE E.U LLEGA A CHINA

El secretario de Estado norteamericano, Warren Christopher, comenzará mañana una visita oficial a Pekín, considerada como muy delicada y precedida por un nuevo intercambio de estocadas sobre los derechos humanos. En vistas de la visita de Christopher y de la reunión anual de la Asamblea del Pueblo (inaugurada ayer por el primer ministro Li Peng, quien invitó a una aceleración de las reformas económicas, pero al mismo tiempo instó a reforzar el ordenamiento socialista), días atrás varios opositores al régimen comunista que habían reanudado sus actividades fueron convocados por la policía y amonestados severamente.

11 de marzo 1994 , 12:00 a.m.

Entre estos figura Wei Jingsheng, el disidente chino más conocido, quien en una reunión con el asistente de Christopher, John Shuttock, titubeó en pronunciarse en pro de una renovación a China de la cláusula de nación más favorecida en el comercio -privilegio que caduca en junio- si no se constatan avances en el tema de los derechos humanos.

Christopher, informado sobre la interpelación policial a los disidentes, reaccionó diciendo que le resulta imposible expresar su profundo disgusto , por la actitud de las autoridades chinas.

El gobierno Clinton, para renovar la cláusula comercial, pidió un mejoramiento sustancial en el sector de los derechos humanos.

Pekín reaccionó rechazando la política norteamericana de relacionar el tema de los derechos humanos con cuestiones económicas y comerciales.

Estados Unidos, por medio del subsecretario de Comercio Jewffrey Garten, acaba de anunciar una nueva estrategia para conquistar el mercado de China , cuya economía fue definida como un elefante entre los tigres económicos emergentes de la región. Christopher, invitado por su colega Qian Qichen, con quien ya se reunió sin obtener grandes resultados en París el pasado 24 de enero, se entrevistará con los principales dirigentes chinos. Los analistas consideran que en general las dos potencias quieren acercarse, pero las distancias -no sólo geográficas- continúan siendo enormes, lo que lleva a definir como muy delicada la misión del secretario de Estado en China.

La misión de Christopher es la primera del responsable de la política exterior de un gobierno norteamericano desde noviembre de 1991. En aquella ocasión James Baker, jefe de la diplomacia norteamericana bajo la Administración Bush, tuvo que resignarse a un maratón de 18 horas de conversaciones para evitar el total fracaso de su visita.

Christopher llegará a Pekín procedente de Tokio donde no logró superar los profundos desacuerdos comerciales entre Japón y Estados Unidos. El déficit comercial de Estados Unidos con Japón fue de 59.300 millones de dólares el año pasado.

El secretario de Estado norteamericano tiene planeado concluir su visita a Japón hoy con un discurso ante un importante grupo empresarial, en que le planteará directamente al pueblo japonés la posición estadounidense.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.