DETRÁS DE UN GRAN HIJO... HAY UNA GRAN MAMÁ

DETRÁS DE UN GRAN HIJO... HAY UNA GRAN MAMÁ

Tienen la apariencia de esas matronas que siempre han cuidado sus clanes. Ellas directamente se han encargado de la crianza de sus hijos, han estado ligadas al hogar no sólo por obligaciones sociales, sino por los pronfundos afectos que para ellas encierra el haber tenido y criado hijos. Ahora ya tienen nietos y biznietos.

02 de marzo 1993 , 12:00 a.m.

Genoveva García, una dinámica cartagueña es la mamá del ministro de educación Carlos Holmes Trujillo García; Enriqueta Rengifo de Roux lo es de Gustavo Ignacio Roux, exministro de salud, y Sofía Cruz de Corrales de Fernando Corrales Cruz, gerente del Instituto Colombiano para la Reforma Agraria (Incora). De mal genio Persuadir a Enriqueta Rengifo para que hablara de su hijo Gustavo Ignacio fue tarea difícil. Algo se pudo rescatar de ella, porque desde que su hijo fue nombrado ministro de Salud como cuota de la Asociación Democrática M-l9 ella se negó rotundamente a hablar con periodistas.

Desde su nacimiento todo fue normal, excepto su carácter, era muy furioso. Se distinguió por ser llorón y comelón. Era bravo, pero con el tiempo se amansó, entonces se volvió receptivo y tolerante .

Entre sus pocas palabras, doña Enriqueta recuerda que el nacimiento de Gustavo Ignacio fue en la clínica de Nuestra Señora de Los Remedios, en donde también recibió su bautismo.

Fueron sus padrinos, la abuela paterna Blanca De Roux y Antonio Mercado.

Estudió en el colegio Berchmans. En el bachillerato ya demostraba su espíritu social, era buen amigo y compañero. Hasta llegó a ser jefe de la agrupación scout de la que participaba.

La familia De Roux Rengifo está compuesta por siete hijos: María Cecilia, Gustavo Ignacio, Francisco (jesuíta), Luis Javier, Lía, Carlos Vicente y Antonio.

Don Ignacio considera que su hijo les ha dado muchas satisfacciones, al igual que su familia. Buen estudiante y luego en su vida adulta ha sido un hombre trabajador y muy consagrado a su trabajo, interesado en los programas sociales . De pífano a Estefanio El recordará con nostalgia y cariño cuando le llamaban Estefanio . Era el nombre familiar impuesto por su padre. Pero su nombre de pila lo determinó su mamá: Carlos Holmes.

De bebé también recibió otros apelativos de su progenitor, especialmente cuando daba sus conciertos de llanto a la hora del almuerzo, entonces era el pífano de la casa.

Para Genoveva García no es difícil retroceder la historia 4l años. Carlos Holmes nació después de tres años de casado, cuando la situación económica lo permitió. Ella trabajaba como profesora en la escuela Lastenia Durán.

Cuando la situación política cambió ella fue relevada de su cargo y de maestra pasó a ser la secretaria de Jaime Gutiérrez Candela. Con ese sueldo y lavivienda que la abuela nos había dado pudimos subsistir, en ese momento llegó Junior, que es mi hijo mayor, una bendición de Dios .

Actual Mineducación y a partir de esta semana aspirante al Congreso con las listas de Ernesto Samper Pizano, nació en el hospital Sagrado Corazón de Jesús de Cartago (Valle), un 23 de septiembre de l95l. Desde pequeño Junior se caracterizó por su paciencia y heredó de su padre la buena oratoria. A los seis años escribió para él, el primer alegato que envió a Roma para que su papá lo leyera .

Cuando ingreso a la escuela primaria en el Liceo Cartago ya sabía leer y escribir.

El colegio Pío XII le dio la formación secundaria. En la primaria se destacó en las materias sociales, pero se rajaba en matemáticas. Siempre se le consideró buen estudiante.

Al igual que su padre, ha sido un perseguido en el campo sentimental. Sus primera conquistas, recuerda Doña Genoveva las hizo en el universidad, hasta cuando se casó por vez primera.

Aún, con el transcurrir de los años, los Trujillo García, ven en su madre a la autoridad. Una vez me pidió un permiso. Se lo concedí, pero le advertí que debía estar a las 12 de la noche en casa. Eran las 12:15 cuando llegó, le tocó entonces dormir en el garaje. No le abrí la puerta porque no cumplió con lo establecido, no respetó el horario .

Hoy, cuando José Renán y Carlos Holmes son hombres casados y con hijos, para ellos, todavía la escuchan, respetan y comparten con ella mucho de lo político. De pequeño era feito En temporada de vacaciones siempre le pedía una oportunidad de trabajo a su tío Kemer propietario de un almacén de cristalería.

Desde ese tiempo demostró ser un buen trabajador. Desde Infivalle y ahora en el Incora la eficiencia se ha hecho sentir.

El es el tercer hijo de Sofía Cruz y Jaime Corrales. Para mi siempre fue motivo de alegría el esperar mis hijos, nunca planificaba, para mi tener mis bebés era una felicidad. Tuve seis hijos, y después de 12 años vino Bernardo que es el pequeño de la casa. Cuando Fernando vino al mundo un 27 de marzo a las siete de la mañana. Esto hace 33 años, era feíto; él se compuso cuando era adolescente .

Cuentan que en su adolescencia empezó a ser asediado por las chicas y ahora tiene fama de play boy. Siempre ha gozado de una figura delgada, la que ha logrado como basquetbolista y waterpolista.

Durante su infancia se caracterizó por su paciencia, y su sentido de colaboración. Aunque no se descarta que era lloroncito a ratos, -según él porque protestaba-, indica Doña Sofía .

Como era el tercero, también le tocó ayudar a cuidar a sus hermanos, tarea que para él no era difícil. El me ayudaba a darle tetero a sus hermanitas y también a hacer tareas escolares .

Aunque Doña Sofía tiene su residencia en Popayán, la crianza de su hijos la hizo en Cali.

Corrales Cruz, descendiente de padre paisa y madre vallecaucana, inició su kinder en el colegio Champagnat. Según su madre siempre ocupó los primeros lugares en la academia, aunque el inglés era la lengua más difícil para él.

Como pocos se acuesta temprano y se levanta temprano. Es una costumbre que ha tenido que romper con el protocolo oficial. Desde pequeño el busca su camita a las nueve de la noche. Es muy casero .

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.