Secciones
Síguenos en:
SOLUCIONES NATURALES CONTRA EL CÁNCER

SOLUCIONES NATURALES CONTRA EL CÁNCER

Las frutas y hortalizas suscitan desde hace unos diez años un interés creciente por parte de los nutricionistas, que se interesan en su papel en la prevención de los cánceres, de las enfermedades cardiovasculares y de las enfermedades inflamatorias.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
10 de diciembre 2001 , 12:00 a. m.

Las frutas y hortalizas suscitan desde hace unos diez años un interés creciente por parte de los nutricionistas, que se interesan en su papel en la prevención de los cánceres, de las enfermedades cardiovasculares y de las enfermedades inflamatorias.

El papel cumplido por extractos de ajo y de romero en la prevención de fases precoces de cáncer fue demostrado por un equipo de científicos del Instituto Nacional francés de Investigaciones Agronómicas (Inra), a través de un estudio publicado la semana pasada.

Lo que viene a confirmar que el consumo de frutas y verduras en general, debido a su riqueza en microconstituyentes "reduce la incidencia de cáncer, en particular cuando la enfermedad se presenta en el aparato digestivo".

Los estudios realizados acerca de los hábitos alimenticios de gran número de personas fueron confirmados progresivamente por investigaciones científicas sobre los mecanismos biológicos implicados.

En una de las investigaciones en cuestión se demostró que extractos de romero, planta que contiene diversas moléculas del grupo de los polifenoles, impiden el comienzo del proceso de cancerogénesis.

Dichas moléculas actúan estimulando enzimas del organismo capaces de neutralizar la actividad de las substancias cancerígenas. Estas ya no pueden atacar el ADN de las células, el cual es el primer blanco en el proceso canceroso.

Estos trabajos podrían desembocar en la utilización de extracto de romero como antioxidante para los productos alimenticios en reemplazo de los compuestos sintéticos, señalan los científicos del Instituto Francés de Investigaciones Agroquímicas.

Por su parte, el ajo, al igual que otras liláceas hortícolas del género Allium, como la cebolla o la escalonia, contiene numerosos componentes sulfatados, entre los cuales el disulfuro de dialilo. Esta sustancia tiene propiedades anticancerígenas notables: previene el desarrollo de dos fases precoces de la cancerogénesis, la iniciación y la promoción, indica la información divulgada por el Inra.

En los dos casos --el ajo y el romero--, estas investigaciones concernieron la prevención del cáncer del hígado en las ratas, pero los mecanismos descritos dejan suponer que tienen un alcance mucho más general, incluyendo los efectos sobre otros tipos de cáncer y la posibilidad de extrapolación al hombre.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.