Secciones
Síguenos en:
PELIGROS DE LA DIVULGACIÓN

PELIGROS DE LA DIVULGACIÓN

La Superintendencia de Industria y Comercio, mediante circular enviada a los representantes legales y a las Juntas Directivas de las Cámaras de Comercio, ha ordenado que se haga amplia divulgación de todos los actos mercantiles y sus modificaciones, según lo requiere el Código de Comercio. Bien intencionada y justificable la orden de esta Superintendencia. El PERO surge, en este país especial, por el peligro que entraña esta amplia publicidad. Quede claro que cuando estimo publicidad peligrosa no me refiero a la habitual que hacen los medios de comunicación. Me refiero es a esta, la mayor divulgación de los actos mercantiles y, concretamente a los de constitución de sociedades y a sus aumentos de capital.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
20 de diciembre 2001 , 12:00 a. m.

La Superintendencia de Industria y Comercio, mediante circular enviada a los representantes legales y a las Juntas Directivas de las Cámaras de Comercio, ha ordenado que se haga amplia divulgación de todos los actos mercantiles y sus modificaciones, según lo requiere el Código de Comercio. Bien intencionada y justificable la orden de esta Superintendencia. El PERO surge, en este país especial, por el peligro que entraña esta amplia publicidad. Quede claro que cuando estimo publicidad peligrosa no me refiero a la habitual que hacen los medios de comunicación. Me refiero es a esta, la mayor divulgación de los actos mercantiles y, concretamente a los de constitución de sociedades y a sus aumentos de capital.

Varios ejecutivos me han expresado su preocupación. Muchos han sido incluidos en el repudiable listado de los obligados a pagar el impuesto o vacuna mensual a Tiro Fijo y a su secuaces. A un aumento de capital de las sociedades que representan, o en las cuales tienen un porcentaje importante de acciones, sigue la conocida y escalofriante llamada, o boleta, que notifica la vacuna y su monto -siempre exorbitante- , los pasos a seguir para hacer el pago y librarse así, temporalmente del asesinato o del secuestro.

Con una mayor difusión de estos actos mercantiles se facilitará la horrenda tarea de los bandidos que a la coca le agregan estos recaudos para mantener su maquinaria de terror y destrucción.

En Estados Unidos, en Alemania o Inglaterra y en casi todo el orbe, tener riqueza bien habida no es, en modo alguno, factor de peligro. A las compañías, grandes y pequeñas les encanta hacer públicos sus buenos resultados. Entre nosotros hay que darlos a conocer porque normas legales lo exigen y a sabiendas del enorme riesgo que se corre por el hecho de haber creado riqueza, producción y empleos. Ahora ese riesgo crecerá. Somos país único.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.