Secciones
Síguenos en:
APOCALIPSIS NOW

APOCALIPSIS NOW

Y que ninguno pueda comprar, o vender, sino aquel que tiene la marca, o nombre de la bestia , clara revelación para algunos, del rabioso monopolio ejercido por las grandes potencias. Y aunque no haya sido revelado que anatematizarían al presidente argentino de inepto, inútil, atorrante y boludo durante los recientes desmanes en ese país, haciéndolo responsable de la miseria que ha generado su política económica; se me antojan apocalípticos los últimos señalamientos financieros del FMI para aplastar a todo aquel que se niegue a sus preceptos.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
28 de diciembre 2001 , 12:00 a. m.

Y que ninguno pueda comprar, o vender, sino aquel que tiene la marca, o nombre de la bestia , clara revelación para algunos, del rabioso monopolio ejercido por las grandes potencias. Y aunque no haya sido revelado que anatematizarían al presidente argentino de inepto, inútil, atorrante y boludo durante los recientes desmanes en ese país, haciéndolo responsable de la miseria que ha generado su política económica; se me antojan apocalípticos los últimos señalamientos financieros del FMI para aplastar a todo aquel que se niegue a sus preceptos.

La revuelta debió provocar una goterera micción en los pantalones a De La Rúa, que ordenó la compra inmediata de ocho millones de dólares en alimentos que contuvieran la avanzada volcánica de una chusma hambrienta capaz de colgarlo de laspara hacerle expiar sus culpas.

No son diferentes las intenciones de los colombianos con sus dirigentes, que igual que los gauchos los consideran responsables de la peor crisis que haya vivido Colombia en toda su historia.

El nóbel en economía Joseph Stilitz, responsabilizó al FMI por las equivocadas políticas financieras que colapsaron la economía de ese país. No se a quien vamos a culpar nosotros, pero nuestro desempleo desde hace rato sobrepasó el 18 por ciento que ayer empujó a Argentina a un saqueo versánico que tiene pensando largo al resto del continente.

Lo ocurrido en Argentina es un serio campanazo, para estos gobiernos inoperantes, que sin un análisis adecuado han liberado un lefecerismo que contrario a lo que pregonan en sus campañas, arrasa inmisericordiamente cualquier posibilidad de supervivencia.

El pueblo no entiende de la desfronterización que encierra la globalización . Este solo entiende que su capacidad de compra se aleja cada día más por la carencia de recursos para hacerlo, consecuencia de un desempleo generador de miseria, que mantiene cifras sin precedentes en el país. Sin confundir provocación con realismo puedo advertir que si algo parecido a lo acaecido en la Argentina llegara a explotar aquí, de seguro estamos más preparados para aumentar la anarquía que para sofocarla.

Ejemplo de cordura y sensatez al respecto acaba de dar el alcalde de Paipa al decir que nada ganaba con interesarse en obras de cemento y ladrillo, cuando las necesidades más sentidas de su pueblo eran la salud, la educación, el desempleo y el hambre.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.