LA COCO MARTÍNEZ REGRESÓ A LA VIDA

LA COCO MARTÍNEZ REGRESÓ A LA VIDA

Terminaron 200 días de soledad y angustia para la ex congresista liberal María Cleofe Martínez de Meza, conocida cariñosamente como La Coco , secuestrada por la guerrilla a medidados del año pasado en Valledupar. La dirigente vallenata fue liberada a las once de la noche del miércoles y entregada a una comisión de amigos y familiares, encabezada por el sacerdote Pablo Salas Anteliz, cerca al corregimiento de Villa Germania, estribaciones de la Sierra Nevada de Santa Marta, en jurisdicción de Valledupar.

12 de marzo 1993 , 12:00 a.m.

Su padre, Aníbal Martínez, ex Contralor General de la Nación y ex alcalde de Valledupar, manifestó que no pagó dinero por la liberación.

Por su parte, La Coco atribuyó su secuestro, ocurrido el 22 de agosto del año pasado, a un acto político.

Dijo que solo después de tres meses de estar en cautiverio tuvo contactos con los jefes del Frente de Seis de Diciembre del Ejército de Liberación Nacional (Eln).

Con varios kilos de menos, demacrada, el cansancio y el trasnocho reflejados en su rostro, angustiada y preocupada, María Cleofe dialogó en las primeras horas del día con los periodistas, a quienes manifestó su deseo de que el Gobierno nacional retome la política del diálogo con la guerrilla como alternativa para lograr la paz en el país.

Sobre la época de su cautiverio dijo que periódicamente era cambiada de sitio. Llegó a contabilizar nueve refugios en la Sierra Nevada y en términos generales recibió buen trato y respeto.

Contó que sus pensamientos siempre estuvieron con la familia, y que especialmente extrañaba a su hijo, Ciro Raúl Meza Martínez, de 16 años, con quien sostuvo el primer contacto telefónico luego de quedar en libertad. El joven estudia en Bogotá.

María Cleofe sólo supo que sería devuelta a su familia en la mañana del miércoles, y luego de una travesía por cerros de la Sierra durante casi diez horas llegó al punto de encuentro con sus amigos.

Manifestó que dará un nuevo rumbo a su vida, porque vivió en carne propia la realidad de la otra Colombia (refiriéndose a la situación de los campesinos).

Como terapia para combatir la soledad y la tristeza escribía sus vivencias y leía literatura que le enviaba por su padre. Participó en jornadas de alfabetización a campesinos.

La liberada no pudo seguir contando la experiencia vivida y pidió disculpas para poder descansar.

La Coco fue secuestrada por cuatro hombres a la medianoche del 22 de agosto en su apartamento de Valledupar, junto con su amiga Maricel Hinojosa de Baute. En esos momentos departía con su esposo, Ciro Meza Reales, y varios amigos.

Cuarenta y cinco días después del secuestro, Maricel Hinojosa fue dejada en libertad frente a las instalaciones del Colegio Bilinge, al norte de Valledupar. Ese día se conoció que las dos amigas habían sido separadas semanas antes.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.