Secciones
Síguenos en:
CORREO DE LOS LECTORES

CORREO DE LOS LECTORES

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
18 de diciembre 2001 , 12:00 a. m.

.

Bomba de ignorancia:.

Saulo F. Guarín Cortés.

CC 17.302.404 de Villavicencio.

Si al empresario que cumple con todas las normas de planeación y las disposiciones constitucionales, se le aprueba la construcción de la estación de llenado de combustible frente a la UPTC de tunja, traerá, entre otros, los siguientes beneficios.

Sobre tasa de la gasolina para aumentar las arcas del municipio en aproximadamente 60millonjes de pesos mensuales, suma nada despreciable si se tiene en cuenta la situación econó0mica por la cual atraviesa la ciudad.

Generación de, aproximadamente, 3.0 empleos directos, los cuales, seguramente, se cubrirán con alumnos y egresados de dicha alma mater.

Embellecimiento del entorno de la Estación del Ferrocarril y por ende de la ciudad.

Quién le hace entender al Rector de la UPTC, al Presidente de Fendipetróleos y a su escritor de marras, que la gasolina es un combustible como los es el carbón, la madera, etc., y no un explosivo? .Ejercicio elemental de las ciencias naturales: Usted p7uede apagar un cigarrillo en gasolina y estalla, ni tampoco prende.

La U.N. de Bogotá tiene una Texaco en la carrera 30 con calle 43. Es un osario o un campo santo en la actualidad?.

La UPTC de Duitama tiene una Shell ubicada frente a la biblioteca. Cuántas estaciones de gasolina han visto estallar o incendiarse en los últimos año?. Ninguna, pero desde luego la de alto riesgo es la de Tunja, claro está para los propietarios de las otras estaciones. Sabemos que los estudiantes y futuros profesionales de la UPTC, no son como pretenden hacernos creer, incendiario, bandoleros y menos terroristas, sino, por el contrario, gente de bien y de progreso, que es lo que Tunja y Boyacá requiere.

%%.

Acuerdos incumplidos:.

Jaime Solórzano Sierra.

Sicopedagogo ICBA.

En Colombia siempre hemos vivido enfrascados en suscribir acuerdos, nombrar comités, juntas; hacer consensos y en apelar a un sin número de fórmulas institucionales que permitan resolver, bajo una engañosa legitimidad, nuestros graves problemas. Como si optando por todas esas triquiñuelas o el proponer grandes reformas tuviera la mágica virtud de cambiar la verdadera realidad nacional.

Lo único que tiene esas mágicas fórmulas de solución, es la virtud de descrestar al pueblo por su adornado formalismo, de disfrazar el mal gobierno y distraer las necesidades prioritarias de los colombianos. Sería ingenuo culpar solo a los Padres de la patria de la obsesiva fórmula de soluciones, porque esto es un vicio innato de los colombianos, que se manifiesta por igual en el culto a las autenticaciones a los recibos originales, a las actas, a las promesas de honor, a la virginidad y a otras tantas fanfarronerías que lo único que logran en la poca credibilidad del acontecer ciudadano. Lo triste es que tanta etiqueta y legalidad (aparentes) han conducido a sacrificar las reformas o contrarreformas. Con esto lo que se acrecienta es la inmensa desconfianza hacia el ser humano, al punto de tener que imponerle un orden supraterrenal de mandatos que enderezan su conducta.

Trátese del tan anhelado proceso de paz, del sistema de gobierno o del simple devenir social, la nuestra es una historia de acuerdos incumplidos, reformas amañadas y protocolos inútiles, que en lo único que han contribuido es en el incremento del desprecio por la norma a tomar compromisos a la ligera y a desconfiar, cada vez más, de los que se precian de ser los mandatarios o representantes legítimos de la sociedad colombiana.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.