Secciones
Síguenos en:
SEQUÍA ACORRALA GANADO DE ARAUCA

SEQUÍA ACORRALA GANADO DE ARAUCA

La situación es grave: cerca de 20.000 reses han muerto en el último año en el departamento de Arauca por la intensa sequía que afecta a la región. Así lo confirmó la sede del Instituto Colombiano Agropecuario (ICA) en esta capital. El jefe de la Unidad de Servicios Agropecuarios del ICA, Guillermo Onofre, dijo que la falta casi absoluta de agua en algunas zonas ha mermado en un dos por ciento el hato ganadero.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
12 de marzo 1993 , 12:00 a. m.

El 60 por ciento de las pérdidas, que afectan con mayor intensidad la ganadería de cría, se concentró en los últimos cuatro meses.

La zona más afectada por la sequía es el municipio de Arauca, donde solo quedan los lechos vacíos de las quebradas.

El jefe de Asistencia Técnica del Fondo de Fomento Agropecuario de Arauca, Omar Fonseca, dijo que los ganaderos de la zona sostienen sus hatos racionando el agua que pueden extraer de algunas lagunas artificiales construidas por los contratistas de carreteras.

De acuerdo con el funcionario, la grave situación también afecta a los municipios de Rondón y Cravo Norte, y parcialmente a los de Saravena, Tame, Fortul y Arauquita.

En la zona más castigada por el verano, pasta el 70 por ciento de la población ganadera del departamento, dado que en la región predomina la ganadería extensiva.

La falta de forraje por la sequía en las sabanas de Arauca originó la disminución de la producción de leche, dijeron las fuentes.

El problema afecta directamente al Fondo porque gran parte del ganado que ha muerto es el que respalda la deuda de los créditos de fomento, explicó Fonseca.

En un diagnóstico hecho por iniciativa de la administración local y que fue presentado la semana pasada a Planeación Nacional, se dice que, entre los meses de noviembre y abril, los valores de la evaporación son mayores que las precipitaciones pluviales, lo cual significa que el uso de los cultivos, pastos y bosques va agotando las aguas de saturación de los suelos y deprimiendo los niveles freáticos hasta acabar por completo con las reservas de agua infiltradas .

Advierte que puede llegarse así al agotamiento completo de la cobertura vegetal, lo cual puede originar frecuentes incendios en las sabanas y resultar perjudicial para los cultivos normales.

En este año, la mayoría de las fuentes se han secado y solo permanecen con más o menos caudal el río Ele y los que sirven de límite entre Casanare y Arauca. Entre las que se han secado están el Cabuyaro, el Agua Limón y, por completo, el estero de Lipa, que eran fuentes de abundante agua y atraviesan el departamento de norte a sur y de occidente a oriente.

Se dijo que por esta causa, los becerros se estan muriendo porque, en las ganaderías de cría, las vacas no producen suficiente leche para su sostenimiento.

De acuerdo con las informaciones de los funcionarios de las organizaciones que en Arauca tienen que ver con el problema, la sequía se ha hecho más intensa en los últimos dos años.

Hoy, el Fondo presentará una solicitud de crédito especial para destinarlo al manejo de aguas. Se contempla construir lagunas artificiales protegidas por árboles, para lo cual se utilizará el banco de maquinaria del departamento.

Según el ICA, la construcción de cada laguna cuesta 500.000 pesos.

La población ganadera de Arauca, que según el último censo es de 895.000 vacunos, 58.000 porcinos y 53.000 equinos, ha mermado también por problemas de orden público.

La sequía afecta a 193 fincas de Arauca, 120 de Cravo Norte y 124 de Rondón y, parcialmente, las del piedemonte llanero: 667 en Tame, 318 en Arauquita y 530 en Saravena y Fortul.

Por su parte, el secretario de Agricultura de Arauca, Luis Emilio López, confirmó que en este verano, en el área del municipio bajo su jurisdicción, han muerto más de 4.000 reses.

Para contrarrestar los efectos de la sequía, se están construyendo 60 pozos en 24 veredas de todo el municipio, para convertirlos en abrevaderos, dado que las fincas están situadas en sabanas comunales.

El informe elaborado para el Plan Quinquenal de Desarrollo de Arauca dice también que en el departamento no existe una entidad con capacidad operativa para afrontar y resolver el problema ocasionado por el manejo de los recursos hídricos, que, además, se ha visto agravado en los últimos 10 años por la deforestación de las cuencas.

La esperanza de los ganaderos y agricultores que ven amenazada su economía en invierno por las inclementes inundaciones y en verano por las desoladoras sequías la constituye la puesta en marcha de los proyectos de la Corporación Regional para la Investigación de la Orinoquia Mal Drenada, en la que participan el ICA y los departamentos de Arauca y Casanare.

Los alcaldes de los municipios afectados cuantificaron las pérdidas y los damnificados para buscar mecanismos de ayuda tanto departamental como nacional.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.