ADIÓS AL POETA CLANDESTINO

ADIÓS AL POETA CLANDESTINO

Después de ver publicado Poemas para un libro sin tiempo, el poeta cartagenero Gustavo Ibarra Merlano (1919) murió este miércoles en Bogotá a los 82 años.

28 de diciembre 2001 , 12:00 a.m.

Después de ver publicado Poemas para un libro sin tiempo, el poeta cartagenero Gustavo Ibarra Merlano (1919) murió este miércoles en Bogotá a los 82 años.

La semana pasada, sus hijos invitaron a escritores, poetas y amigos a participar en el lanzamiento de esta compilación de obras recientes del intelectual, que por sus problemas renales no pudo asistir a la velada.

Queríamos hacerle un homenaje. La idea ahora es difundir su obra , dice su hijo, Gabriel Ibarra Pardo. El poeta cartagenero, amante de la cultura y de las letras griegas, siempre se mantuvo al margen del reconocimiento y daba a conocer sus versos solo a sus más íntimos amigos. Para él los buenos poetas eran clandestinos.

Mi papá decía que los poemas deben ir a la tumba con su autor y que lo importante no es que los poetas pasen a la historia, sino que la historia pase por los poetas , cuenta Ibarra Pardo.

Inició sus labores literarias y su acercamiento a Gabriel García Márquez y Héctor Rojas Herazo en los periódicos cartageneros El Universal y El Fígaro. Según el poeta costeño Jorge García Usta era un escritor esencial de nuestra historia literaria y testigo excepcional del periodo formativo de García Márquez . Para su gran amigo, el maestro Rojas Herazo, era el representante más secreto y ardido de una de las más ardidas generaciones poéticas de Colombia (como escribió en el prólogo del libro Hojas de Tarja, de Ibarra Merlano).

Desde muy joven leía a Sófocles y le seducía enormemente la tragedia griega, la mitología y la filosofía griega. Solía decir: Pensamos como griegos, seguimos siendo aristotélicos . A los 60 años cumplió su viejo y gran sueño: visitar Grecia.

Su asomo en la literatura nacional se dio a finales de los 70 con el poemario Hojas de Tarja (1979). Después publicó Los Días Navegados (1983) y Ordalías (1995). Gabriel Ibarra Pardo dice que aún quedan varios libros por publicar. Entre ellos uno de versos: Las lunas del alacrán.

Era un poeta muy oculto, apenas lo estamos descubriendo , dice el escritor antioqueño Rogelio Echavarría, que lo incluyó en su libro Quién es quién en la poesía colombiana?.

Ibarra Merlano falleció el miércoles. Después de dos años de someterse a periódicas diálisis decidió que había llegado la hora de desconectarse y de alguna manera les hizo honor a los versos que sobre la vida y la muerte escribió:.

Aprender a vivir es duro oficio / Que se intenta y se intenta y no se aprende, / Lo mismo que el morir. Puro orificio / Que gira inane en torno al allende... .

FOTO/Tomada de Poemas para un libro sin tiempo.

Gustavo Ibarra Merlano murió a los 82 años. Era un apasionado por la mitología y la filosofía griegas.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.